28/09/2021, 15.24
AFGANISTÁN
Enviar a un amigo

Emergencia alimentaria, el gran desafío actual para Kabul

de Alessandra De Poli

Desde la capital afgana el relato de Fabrizio Cesaretti, subdirector local de la FAO. "La agricultura ya estaba en crisis por el segundo año consecutivo de sequía, una de cada tres personas en grave riesgo de hambre. La siembra de octubre y noviembre será decisiva. Con el fin de la guerra llegamos a zonas que antes eran inaccesibles, pero se han frenado todos los proyectos de adaptación al cambio climático, que aquí ya muestra gravemente sus efectos”.

 

Kabul (AsiaNews) - “Los datos de la FAO y del World Food Programme ya en abril de este año mostraron que 1 de cada 3 afganos se encuentra en una situación de crisis o de emergencia en términos de seguridad alimentaria. Por eso, hoy es más esencial que nunca impedir que el país caiga en la hambruna”. Desde Kabul, que acaba de volver a manos de los talibanes, describe el grave desafío humanitario de las últimas semanas Fabrizio Cesaretti, subdirector de la FAO y responsable de los programas de emergencia y resiliencia en Afganistán.

Se encuentra en la capital afgana desde marzo de 2019, pero estaba en Italia cuando los talibanes recuperaron Kabul. Volvió con el primer vuelo de las Naciones Unidas desde Islamabad, y habla con AsiaNews sobre los programas de emergencia que la FAO ha puesto en marcha para evitar que el nivel de inseguridad alimentaria siga aumentando.

“Los problemas existen desde hace décadas - explica Cesaretti -. El conflicto los ha agudizado con los desplazamientos de la población, tanto dentro como hacia afuera del país”. Entre 2018 y 2021 la crisis alimentaria se agravó debido a la sequía provocada por la Niña, la oscilación de las temperaturas del Océano Pacífico que afectan el clima de todo el planeta. "En Afganistán provoca una reducción de las precipitaciones durante el invierno. Entre 2017/18 hubo al menos 300 mil prófugos como consecuencia de la crisis alimentaria”, porque si los campos agrícolas no rinden, la gente vende el ganado que no puede alimentar y migra a las ciudades. La situación se repitió este año. “En la temporada 2020/21, la reducción de las precipitaciones alcanzó el 40-50% y hay provincias que ya no tienen agua en sus cuencas de riego, sobre todo en el oeste y sur del país”.

La FAO ofrece ayuda a la producción agrícola y se asegura de que las poblaciones rurales no pierdan los medios de producción. “Para hacer frente a la grave situación - explica el vicedirector de la FAO en Kabul - la población ya ha reducido el dinero destinado a la alimentación y al ganado. Estamos apoyando la campaña de producción de trigo, porque la siembra para la próxima temporada es entre octubre y noviembre. Distribuimos semillas mejoradas, fertilizantes y, a través de socios locales, brindamos asistencia técnica. Con un kit que cuesta 150 dólares en total, una familia obtiene una cosecha de trigo de casi 600 euros, suficiente para alimentarse durante un año y reducir la carga de ayuda alimentaria que hará falta en los próximos meses”.

Dos inviernos consecutivos tan secos son un síntoma de la gravedad del cambio climático. "No sólo aumenta la frecuencia y la intensidad, sino que en los períodos intermedios los recursos naturales ya no tienen tiempo de recuperarse". La FAO tenía una serie de programas de adaptación, pero en este momento están suspendidos porque todos los programas de desarrollo eran en asociación con el gobierno afgano.

Hasta que la situación política se estabilice, sigue diciendo, "hay una gran incertidumbre, a pesar de que los talibanes han expresado su voluntad de mantener la presencia de las ONG en el país. Paradójicamente, “desde que terminaron los combates, tenemos acceso a zonas rurales a las que antes no podíamos llegar, lo que para nosotros es sumamente importante. Se han reabierto muchas carreteras y por lo menos eso es una señal positiva. Podemos hacer evaluaciones más precisas y al no haber enfrentamientos, también han disminuido los riesgos de seguridad para los beneficiarios”.

No falta la valoración del factor cultural en la distribución de ayudas. En Afganistán hay tribus nómadas y otras seminómadas. “A los que migran, les proporcionamos ganado y cuidados básicos para los animales. A los que pasan períodos de sedentarismo también les entregamos semillas para cultivos forrajeros”. Las mujeres, que se dedican principalmente a la cría de aves de corral y al cultivo de hortalizas, se les ofrece otro tipo de ayuda. "Cuando las mujeres consiguen tener ingresos autogenerados, pueden tener más voz en las decisiones y pueden alimentar mejor a sus hijos, en un país donde el pan es la base de la dieta".

Pero en este momento el mayor problema es la falta de liquidez de dinero. “Desde hace unos meses los empleados públicos no cobran su sueldo y la gente no puede retirar más de 200 dólares por semana en moneda local. Las ONG asociadas a la FAO no pueden pagar a sus empleados y también se han bloqueado todas las transferencias de dinero. Ni siquiera podemos entregar el dinero a los beneficiarios”.

A largo plazo hará falta una solución más estructurada, pero por el momento los afganos recurren a la práctica de la hawala, un sistema islámico de transferencia de dinero y bienes de una persona a otra basado en la palabra de honor. “Se usaba en el pasado cuando el sistema bancario local tenía severas limitaciones y ahora veo que la población está comenzando a usarlo nuevamente”, comenta Cesaretti. Pero también señala la gran capacidad de resiliencia del pueblo afgano: “He viajado por todo el mundo desde 1995 y nunca me había sentido tan cómodo con un equipo internacional. Además de ser muy trabajadores, los afganos tienen una gran voluntad de resolver los problemas de su país”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Doha se encargará de representar a EEUU en Kabul
13/11/2021 12:26
Crisis humanitaria en Afganistán: ahora la gente muere de sarampión
18/11/2021 13:07
Kandahar: hallaron una fosa común con 21 cuerpos. La ONU pide una investigación
27/09/2022 14:08
Los talibanes buscan legitimidad. Las monarquías del Golfo son más cautelosas
15/02/2022 14:25
Kabul, mueren de hambre y de frío en los campos de desplazados
21/10/2021 14:59


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”