21/02/2022, 13.32
TIERRA SANTA
Enviar a un amigo

Iglesias de Tierra Santa, contra la ampliación de un parque al Monte de los Olivos

Detrás del proyecto que impulsa INPA estarían grupos nacionalistas y colonos, incluida la Fundación Ciudad de David. Su consecución garantizaría el control de una zona donde se levantan lugares de culto históricos, como la Basílica de Getsemaní. Para los líderes cristianos se trata de una "medida brutal" -que vulnera el "carácter sagrado" y el statu quo- fruto de "agendas políticas e ideológicas".

Jerusalén (AsiaNews) - Los jefes de las Iglesias cristianas de Tierra Santa expresan su "grave preocupación" y su "inequívoca objeción" contra el plan propuesto por la Israel Nature and Parks Authority (INPA) que afecta a la zona del Monte de los Olivos. El proyecto "número 101-0674788", que muchos expertos definen como una medida "sin precedentes", prevé la ampliación del Jerusalem Walls National Park (que data de la década del ‘70) para abarcar las tierras y propiedades cristianas de la zona oriental, en las que se encuentran algunos de los lugares de culto y santuarios más famosos. "El Monte de los Olivos es uno de los lugares más sagrados para los cristianos [...] y todos los años lo visitan millones de peregrinos", explica la nota firmada por el Custodio Francis Patton, el Patriarca Ortodoxo Griego Theophilos III y el Patriarca Armenio de Jerusalén, Nourhan Manougian. Nuestras Iglesias", recuerdan los líderes cristianos, "trabajan sin escatimar esfuerzos para preservar el carácter sagrado de la montaña y su accesibilidad”. 

En los últimos años, "varias entidades" intentaron "minimizar, cuando no borrar completamente" de la ciudad santa cualquier rastro no-judío, con el objetivo de cambiar "el statu quo de esta montaña sagrada". La colaboración entre las Iglesias logró que estas iniciativas fracasaran. Ahora deciden poner en marcha "un plan que pretende declarar vastas zonas de la montaña como parque natural". Si bien el proyecto fue presentado por INPA, en realidad “está siendo promovido  por entidades" cuyo único fin es "confiscar y nacionalizar uno de los lugares más sagrados [...] alterando su naturaleza", agregan los líderes cristianos. Se trata de una "medida brutal" que constituye "un ataque directo y premeditado contra los cristianos de Tierra Santa", y es fruto de una "agenda ideológica". 

Según el Times of Israel, el plan no privaría a los cristianos de sus propiedades, sino que otorgaría al gobierno israelí autoridad sobre la zona y las tierras de los palestinos, así como sobre los lugares de culto, incluida la basílica de Getsemaní. Además, tras el velo del organismo medioambiental estarían los grupos de colonos y las facciones nacionalistas que trabajan para reforzar la presencia judía en Jerusalén Este, como está ocurriendo en el barrio de Sheikh Jarrah, eje de una disputa. Esta expansión forma parte de una estrategia más amplia para rodear la ciudad vieja y asegurar el control a los habitantes judíos, lo que genera más fricciones entre Israel y los líderes de las Iglesias en un momento en que las relaciones ya son difíciles. Los líderes cristianos denunciaron recientemente que los ataques de los grupos judíos radicales cuentan con el visto bueno de las autoridades. 

Con la ampliación, el Monte de los Olivos y partes de los valles del Cedrón y Ben Hinnom quedarían incluidos en el parque (ver mapa).  En un principio, el ayuntamiento de Jerusalén planeaba debatir y aprobar el plan para el 10 de abril (Domingo de Ramos), pero la fecha se adelantó al 2 de marzo. Un vocero del INPA explica que la designación como parque natural permite impulsar proyectos de conservación y puesta en valor, gracias al apoyo de la Fundación Ciudad de David (Ir David Foundation) con iniciativas de limpieza y reforestación. La participación de esta controvertida fundación -y su agenda "nacionalista" en Jerusalén Oriental- constituye una de las principales preocupaciones. Para sus miembros, los ataques sólo pretenden "mantener la ciudad en un estado de abandono y miseria" para alimentar "la narrativa de que judíos y árabes no pueden beneficiarse de la soberanía de Israel sobre toda Jerusalén". Danny Seidemann, profundo conocedor de la ciudad santa y fundador del observatorio Terrestrial Jerusalem, responde que las verdaderas motivaciones "no tienen nada que ver con la conservación", sino que se basan en los proyectos expansionistas de los colonos "con un gobierno que ejecuta sus órdenes". 

Para concluir su llamamiento, los líderes cristianos recuerdan que INPA es una "autoridad importante" y que no debe utilizarse con segundas intenciones o para beneficiar intereses de parte. Por eso recurren al Ministerio de Protección del Medio Ambiente -del que depende el organismo- para pedirle que "retire" el plan y tome todas las medidas para que el INPA "funcione de acuerdo con su mandato y no para satisfacer agendas políticas o ideológicas" que nada tienen que ver "con su misión de promover y proteger la naturaleza".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”