07/04/2022, 12.27
RUSIA
Enviar a un amigo

Kadyrov y el ‘partido de la guerra’

de Vladimir Rozanskij

El líder de la república chechena es uno de los más activos protagonistas de la agresión militar de Moscú contra Ucrania.  Funciona como un eslabón entre los tonos de la yihad islámica y la "guerra santa" ortodoxa. La cortina de humo que levanta favorece a Moscú: encubre los crímenes de guerra y genera confusión respecto a las retiradas y las estrategias.

Moscú (AsiaNews) - El líder de la república rusa de Chechenia, Ramzan Kadyrov, es uno de los más activos protagonistas de la agresión militar rusa en Ucrania. Además de las acciones bélicas de sus feroces soldados chechenos, conocidos como "Kadyrovtsy", también es uno de los principales actores de la guerra de información. En varias oportunidades se ha dirigido al presidente Putin para pedir que no detenga las operaciones militares, prometiendo que pronto le acompañará en la limusina del triunfo en Kiev.

Ahora el líder checheno ha intervenido con una fuerte crítica al jefe de la misión diplomática para las conversaciones de paz, Vladimir Medinsky: aseguró que él y sus soldados no dejarán de luchar hasta la victoria final. Tras las conversaciones del 29 de marzo en Estambul, Medinsky había anunciado que Ucrania estaba dispuesta a aceptar las principales condiciones exigidas por Rusia, sobre la neutralidad del país y las misiones militares de control con los ejércitos de los garantes, incluida Rusia.

Por estas razones, el viceministro de Defensa ruso, Aleksandr Fomin, anunció la suspensión de las acciones en las zonas de Kiev y Chernihiv, con el fin de aumentar la confianza mutua. La noticia provocó reacciones entre los propagandistas rusos y más acérrimos defensores de la guerra, como el presentador de televisión Vladimir Solov'ev.  Fue inmediata la respuesta de Kadyrov: insistió en que "no vamos a ceder en nada, el señor Medinsky se equivoca y dice tonterías". Pero no se preocupen, sólo tenemos un comandante en jefe: el presidente, que mira 100 años por delante, y no va a dejar a medias lo que empezó, aunque intenten hacerles creer eso".

Ciertamente, no es la primera vez que Kadyrov se expresa libremente y en desacuerdo con los comunicados oficiales de Moscú. Pero debemos entender si se trata sólo de declaraciones a título personal y sin control, o si hay un verdadero partido de "halcones" belicistas detrás de ellas. Los Kadyrovtsy suelen utilizarse como un espantajo dentro y fuera del país, más allá de su eficacia real. Esto fue confirmado a Kavkaz.Realii por uno de los directores del Instituto Nacional Ucraniano de Investigación Estratégica, Valeryj Kravčenko: en Bucha y en otros lugares se habla de la inhumanidad de los chechenos para encubrir las fechorías de otras tropas regulares.

Kadyrov también funciona como un eslabón entre los tonos de la yihad islámica y la "guerra santa" ortodoxa. Hay que tener en cuenta que numerosos soldados desplegados en Ucrania proceden de territorios caucásicos y asiáticos, y muchos son de fe musulmana. Las críticas a Medinsky, y al propio ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, son, según Kravčenko, un mero juego de uno u otro bando: "Kadyrov nunca es espontáneo, siempre interviene siguiendo las instrucciones de sus técnicos de comunicación política... su agresividad sirve sobre todo para tranquilizar a la opinión pública de Rusia, dejando claro que los dirigentes no están dispuestos a sufrir el deshonor de la derrota".

La activista humanitaria de San Petersburgo, Daria Hejkinen, organizó una campaña de firmas para solicitar la destitución de Kadírov y fue detenida por ello. Está convencida de que las declaraciones del líder checheno son obra suya, "pero a Moscú no le importan, aunque contradigan las versiones oficiales; la confusión que crea les conviene, porque saben que pueden silenciarlo cuando quieran".

Otros expertos también consideran que Kadyrov está diciendo cosas sin sentido, ya que Rusia es incapaz de llevar a cabo el asalto a la capital ucraniana y a las zonas centro-occidentales hasta el final. El vocero del Kremlin, Dimitrij Peskov, desestimó la cuestión diciendo que "no son asuntos que competan a Kadyrov".

A Kadyrov no le importa cubrirse de sangre, aunque lo suyo sea más algo de la realidad virtual que sobre el terreno. La cortina de humo que levanta es útil para Moscú, tanto para encubrir los crímenes de guerra como para crear confusión respecto a las retiradas y las estrategias. En última instancia, lo suyo será vendido como un "triunfo anunciado" que -se espera- pronto ponga fin a la guerra y a las masacres.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La boda del campeón en el luto del pueblo checheno
25/05/2022 09:55
Chechenia, el punto neurálgico de Moscú
07/02/2022 11:38
Colombo se retira de la resolución de la ONU sobre reconciliación y respeto de los derechos humanos
21/02/2020 12:57
ONU: en Yemen, todas las partes cometieron crímenes internacionales
29/08/2018 11:15
El Tribunal internacional dispuesto a investigar los crímenes de guerra de los talibanes y soldados de EEUU en Afganistán
22/11/2017 11:41


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”