23/07/2022, 13.25
IRAK-TURQUÍA
Enviar a un amigo

Kurdistán, P. Samir: 'Somos rehenes de la guerra de Erdogan contra el PKK'

de Giorgio Bernardelli

Tras la masacre de Zakho, que costó la vida de nueve turistas, el testimonio de un párroco que vive en las montañas de la región donde se produjeron los ataques. “Cada semana hay gente que muere por estos bombardeos, yo también estuve en riesgo de que me mataran. Hay que detener a Ankara”.

2022 best replica watches site, aaa and swiss replica rolex online sale!

Milán (AsiaNews)- “Erdogan intenta que Ucrania y Rusia lleguen a un acuerdo de paz y después bombardea a nuestra gente aquí en Irak…”. Desde el Kurdistán iraquí llega un relato amargo del p. Samir Youssef, párroco de Enishke en la diócesis de Amadiya. Es un amigo de AsiaNews a quien ayudamos desde hace mucho tiempo para apoyar lo que su parroquia sigue haciendo por los refugiados cristianos que huyeron de Mosul hace ocho años bajo la amenaza de ISIS, gran número de los cuales siguen viviendo en estas montañas. Pero su parroquia también está muy cerca de la frontera de Irak con Turquía, donde se desarrolla desde hace meses la nueva ofensiva de la guerra de Erdogan contra las milicias kurdas del PKK, y a tan solo una hora en automóvil de Zakho, que este miércoles fue escenario de la masacre de turistas en el parque de un complejo vacacional. El ataque dejó un saldo de 9 muertos entre ellos tres niñas, una de las cuales tenía solo 11 meses.

“Son zonas muy hermosas, hay ríos y cascadas en estas montañas - dice el p. Samir-. Durante la pandemia el turismo estuvo paralizado, pero la situación había cambiado desde hace unos meses. Sobre todo en estos últimos días, con la fiesta del Eid, habían llegado miles de personas. Iraquíes que venían del sur, desde Bagdad y Basora, para escapar del calor que aquí también ha sido particularmente intenso en las últimas semanas. Y turistas árabes del Golfo. Ahora han vuelto a casa con 9 cadáveres y no queda nadie”.

La zona de la masacre nunca había sido atacada. “En los videos que se han publicado - continúa el p. Samir- se puede oir a algunos turistas que están viendo el humo que se eleva en las montañas y preguntan si es seguro quedarse allí, y los guías responden que solo hay peligro en las zonas altas, como siempre. Pero inmediatamente después llegan los disparos de artillería precisamente a ese lugar”. Las autoridades iraquíes hablan de proyectiles de 155 mm disparados por el ejército turco, Ankara lo niega y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido una "investigación exhaustiva". Pero mientras tanto en estos dos días ha continuado el tiroteo en las montañas sobre Zakho, a pesar de las víctimas civiles.

“Los turcos bombardean por todas partes en nuestras montañas -comenta el sacerdote caldeo-. Cada semana tenemos dos, tres, diez personas muertas. Eso también sucede en nuestro distrito de Amadiya. Las milicias del PKK se mueven por estas montañas en sus vehículos sin matrícula y bajan a las aldeas para abastecerse de alimentos. Y a los turcos no les importa la presencia de civiles cuando pueden atacarlos. Una vez estaba volviendo después de celebrar misa en un pueblo y unos milicianos armados del PKK me hicieron detener el coche. Me obligaron llevarlos para comprar comida. Durante esos diez minutos de viaje recé 40 o 50 Ave Marías; me temblaban las piernas, porque en el cielo siempre hay aviones y drones turcos buscándolos. Si nos hubieran visto, seguramente nos habrían bombardeado. Otra vez los atacaron en una estación de servicio por donde yo había pasado poco antes. Cuando volví, ni siquiera quedaba la carretera”.

La debilidad de las instituciones iraquíes -agravada hoy por la lucha de poder interna de los chiítas entre el movimiento Moqtada al Sadr y los proiraníes del ex primer ministro Nouri al Maliki- ciertamente no ayuda a afrontar el problema. “Hoy en Irak todos condenan a Turquía por el ataque - dice el p. Samir-. Pero, ¿qué se ha hecho hasta ahora? En la época de Saddam, Ankara no tenía nada que hacer aquí. Después, en 1991, llegó la segunda Guerra del Golfo y Estados Unidos, a cambio de la posibilidad de utilizar la base aérea de Incirlik, permitió al ejército turco que entrara en Kurdistán con sus propias bases. El resultado es la situación actual. Con los  problemas añadidos de la gestión del agua. Turquía ha construido cuatro enormes presas que están secando el Tigris y el Éufrates. No digo que tengamos nostalgia de Saddam -aclara el sacerdote iraquí- pero hay que detener a Ankara”.

A pesar de las mil dificultades, las actividades de la parroquia de Enishke continúan: "Seguimos teniendo muchos problemas con la electricidad que va y viene - explica el p. Samir-. Y aquí también sentimos las consecuencias de la guerra en Ucrania: los precios se han disparado. Distribuimos las ayudas que hemos podido comprar gracias a la suscripción de AsiaNews. En estas semanas estamos haciendo un campamento de verano con los niños y los catequistas en nuestro centro pastoral. Un signo de esperanza para el futuro”.

 

¿QUIERES AYUDAR A LOS CRISTIANOS QUE VIVEN EN LAS MONTAÑAS DE KURDISTÁN A TRAVÉS DE LA CAMPAÑA DE ASIANEW "ADOPTA UN CRISTIANO DE MOSUL"?

SIGUE LAS INSTRUCCIONES PARA DONAR EN ESTE ENLACE

 

DESCUBRE EN ESTA PÁGINA TODAS LAS CAMPAÑAS SOLIDARIAS DE ASIANEWS QUE ESTÁN ACTIVAS EN ESTE MOMENTO.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Bombardean a turistas en el Kurdistán: 9 muertos, entre ellos un niño de 1 año
21/07/2022 12:27
P. Samir: un doble virus -el Covid y las bombas turcas- vacía el Kurdistán
15/11/2021 13:38
PKK: Ankara ha utilizado armas químicas en Kurdistán 'por lo menos en 300 ataques'
06/11/2021 11:29
Kurdistán: los pueblos cristianos, víctima de los bombardeos turcos contra el PKK (VIDEO)
15/09/2020 13:02


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”