13/01/2017, 11.49
PAKISTAN
Enviar a un amigo

La Alta Corte de Lahore frena la mano del verdugo en el caso de un prisionero esquizofrénico

Khizar Hayat fue condenado en el año 2003 por haber asesinado a un colega policía. El tribunal espera la sentencia para otro recluso, también él enfermo de esquizofrenia, para el cual la Corte suprema suspendió la ejecución. Desde diciembre de 2014, ya son 427 las condenas efectuadas.  

Lahore (AsiaNews/Agencias) – La Alta Corte de Lahore suspendió la ejecución capital para un prisionero enfermo de esquizofrenia, que debía subir al patíbulo la semana próxima. Khizar Hayat, de 55 años y ex agente de policía, fue condenado en el año 2003 por haber asesinado a otro policía que era colega suyo. Ahora, el máximo tribunal de Punjab ha pedido al gobierno efectuar nuevos análisis sobre la salud del prisionero y disponer de los mismos antes del 30 de enero. Iqbal Bano, madre del ex agente, declaró: “Mi hijo necesita atención médica, no la ejecución”. La mujer hizo un llamado al presidente pakistaní Mamnoon Hussain para suplicarle que perdone a su hijo. Agrega que lo ha visitado en la cárcel y que el condenado “no presenta condiciones mentales estables”.

El grupo activista Justice Project Pakistan (JPP) refiere que la Corte ha decidido frenar la aplicación de la sentencia, a la espera de que la Corte suprema de Pakistán dé su veredicto sobre otro condenado a muerte, Imdad Ali. También en el caso de este último, afectado por esquizofrenia, el año pasado los jueces del tribunal supremo suspendieron la ejecución y nombraron a un grupo de expertos para evaluar su salud mental.

Según los activistas, en mayo de 2016, se declaró que Hayat estaba afectado por psicosis y manías depresivas. Desde que se emitió la sentencia que lo condenaba a la pena capital, en la cárcel él ha sido víctima de varios ataques por parte de compañeros de celda, y desde el 2012 se encuentra bajo régimen de aislamiento.

Wassam Waheed, vocero del grupo activista, sostiene que el caso de Hayat demuestra “la absoluta falta de salvaguarda en el caso de los presos que padecen enfermedades mentales. Hasta tanto la Corte suprema no defina las modalidades con las cuales deben tratarse estos casos frente a la ley, continuaremos llenando nuestros brazos de la muerte con gente como Imdad y Khizar”.

Pakistán ha firmado convenciones internacionales que prohíben las ejecuciones capitales en el caso de personas que sufren enfermedades mentales. En diciembre de 2014, las autoridades de Islamabad suspendieron la moratoria sobre las penas capitales para los delitos vinculados al terrorismo, después de haberse producido el ataque de los talibanes contra una escuela militar de Peshawar, que provocó la muerte de cerca de 150 personas, en su mayoría niños. Luego, en mayo de 2015, reintrodujo la ejecución para todos los delitos.

Datos del grupo Reprieve informan que, tras la cancelación de la moratoria que el país venía respetando desde hace siete años, se llevaron a cabo 427 condenas. Estos números convierten a Pakistán en el tercer país del mundo en lo que a ejecuciones capitales se refiere, después de Irán y China, de los cuales no se conocen datos oficiales. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Caritas de Karachi, operaciones de cataratas gratuitas para los pobres
11/03/2020 13:36
Países de la UE boicotean un foro económico en Teherán, por la ejecución de Ruhollah Zam
14/12/2020 10:40
Lahore, falleció Asma Jahangir ‘abanderada de los derechos humanos y la democracia”
12/02/2018 12:02
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”