24/09/2016, 14.25
PAKISTAN-INDIA
Enviar a un amigo

Lahore: cristianos y musulmanes por la paz en Cachemira, contra las escaramuzas de la India y de Pakistán

de Kamran Chaudhry

Activistas lanzan un pedido a los gobiernos de los dos países, para que pongan fin a la guerra verbal y resuelvan de modo “pacífico” la disputa. Obispo de Faisalabad: “Países vecinos sobre el plano cultural. La guerra no es la solución”.  Es necesario profundizar los derechos humanos y la justicia social, contrastando los “eslóganes beligerantes”.

Lahore (AsiaNews)- Activistas pro-derechos humanos, cristianos y musulmanes lanzan un pedido a los gobiernos de Delhi e Islamabab, para que pongan fin a las crecientes tensiones entre los dos países en la región de Cachemira y resuelvan la disputa de modo “pacífico” . IA Rehman, secretario general de la Comisión por los derechos humanos en Pakistán, subraya que “esta forma de locura debe terminar”; los ciudadanos de ambos países deben ejecer presión sobre sus respectivos gobiernos, para que detengan “esta escalada de violencia”.

El activista paquistaní intervino en una conferencia que lleva por título: “Democracia y derechos humanos en Pakistán: perspectivas y desafíos”, organizada por el Centro de educación para los derechos humanos (CHRE) en Lahore, Punjab. Los promotores distribuyeron entre los participantes bufandas blancas y cintas del mismo color para atarse en las muñecas, como signo de paz.

Una preocupación que también comparte la cúpula de la Iglesia local. Mons. Joseph Arshad, obispo de Faisalabad y presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia episcopal paquistaní, subraya a AsiaNews: “Elegimos la paz. Ambos países -agrega- son vecinos en el plano cultural, deben sentarse y hablar. Es necesario ocuparse de los derechos humanos de todos los habitantes de Cachemira. Ciertamente se trata de un tema sensible,  pero la guerra no es una solución”.

Entre la India y Pakistán hay períodos de distensión que se alternan con momentos de abierta hostilidad. Desde la época de su partición territorial, en 1947, el enfrentamiento verbal entre los dos países jamás se detuvo y tomó nuevo vigor el 18 de septiembre pasado, luego del asesinato de 18 soldados indios en un ataque contra la base militar de Uri, en Cachemira, la región del Himalaya disputada.    

Nueva Delhi atribuyó la responsabilidad del ataque -el más sangriento de los últimos 15 años- al grupo yihadista Jaish-e-Mohammed. La organización tiene base en Pakistán, nación que el ministro indio del Interior, Rajnath Singh definió como un “Estado terrorista”. La réplica del ministerio de Relaciones Exteriores fue inmediata, denunciando “el intento evidente” de Delhi por desviar la atención de las violaciones a los derechos humanos en la zona.

El ataque contra el ejército indio llegó al día siguiente de producirse imponentes manifestaciones públicas contra la muerte de Burhan Wani, uno de los líderes separatistas más conocidos, asesinado por las guardias de seguridad. En los enfrentamientos de los últimos dos meses murieron al menos 90 civiles, además de resultar heridas 13.000 personas.

Los participantes en la conferencia de esta mañana en Lahore han analizado el ataque del 18 de septiembre y los eventos que provocaron la escalada de la tensión entre los dos gobiernos. Samson Salamat, presidente cristiano de Chre, subraya que “las bufandas blancas reflejan nuestro deseo de paz”. Él agrega que el diálogo es la única solución” practicable para dirimir las contraposiciones “entre las dos potencias nucleares” que ponen en peligro “la vida de millones de personas”. La gente, concluye el activista, necesita “educación, salud y agua limpia”.

El pedido de detener la “guerra verbal” entre la India y Pakistán también es relanzado por otros expositores que estuvieron presentes en el convenio. Salman Abid, director regional de Strengthening Participatory Organization, define como “crítica” la percepción de Pakistán en lo referido a derechos humanos y democracia. Por eso, es necesario profundizar los temas de justicia social y “contrastar los eslóganes beligerantes” que no ayudan a la causa. Pedidos de paz entre la India y Pakistán son relanzados también en las redes sociales. El músico musulmán Taimar Rahman escribe: “No nos dejaremos manipular y arrastrar a una guerra con nuestros vecinos. Comparte si estás de acuerdo”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Islamabad desafía a Delhi: tras lanzar un misil balístico, tiene bajo su mira los puertos de Gujarat
29/08/2019 16:20
Cachemira, Modi reabre el diálogo con los líderes locales
23/06/2021 14:54
Islamabad, cristianos y musulmanes se oponen al aislamiento del Cachemira indio
07/08/2019 13:44
Arzobispo de Lahore: Cristianos cercanos a los musulmanes de Cachemira india
21/08/2019 12:51


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”