06/05/2021, 13.32
MYANMAR
Enviar a un amigo

Llamamiento a la ONU: Ni una bala más para la junta militar de Myanmar

de Francis Khoo Thwe

Cerca de 200 organizaciones internacionales piden al Consejo de Seguridad que imponga un embargo a la venta de armas. Oposición de China y Rusia, principales proveedores de la junta. Ucrania, Turquía, India, Serbia, Israel e Italia también venden armas a Myanmar. Corea del Sur suspendió sus ventas después del golpe. En los últimos meses mataron a 769 personas, incluyendo 50 niños menores de 6 años. Siguen las manifestaciones contra la junta en Rangún, Mandalay, Magway y Tabayin.

Rangún (AsiaNews) - "Ni una bala más para la junta": más de 200 organizaciones internacionales piden al Consejo de Seguridad de la ONU que imponga un embargo de armas al país. También piden que se tomen medidas inmediatas porque es urgente colaborar para que no siga aumentando el número de asesinados durante las protestas pacíficas de los opositores al golpe de Estado.

La declaración que se difundió anoche subraya que el ejército de la junta "ha mostrado un desprecio insensible por la vida humana" desde el primer día. Desde el 1 de febrero hasta hoy han muerto 769 personas, incluyendo 50 niños menores de 6 años. Además, fueron arrestados cerca de 4.000 activistas, periodistas, funcionarios y políticos, y varios cientos han desaparecido.

"En estas circunstancias -concluyen las organizaciones- ningún gobierno debería seguir vendiendo ni una bala más a la junta".

El Consejo de Seguridad de la ONU ya ha emitido varias declaraciones sobre el golpe de Estado en Myanmar, en las que pide el retorno a la democracia, la liberación de los presos políticos y el fin de la violencia, pero nunca ha podido tomar medidas debido a los vetos impuestos por China y Rusia, y el voto en contra de algunos otros Estados.

"El tiempo de las declaraciones ha pasado - dicen las organizaciones - y el Consejo de Seguridad debería llevar a un nuevo nivel su consenso sobre Myanmar para comenzar una acción inmediata y sustancial".

Diversos estudios muestran que China y Rusia se encuentran entre los mayores proveedores de armas a la junta militar de Myanmar. Moscú vende aviones y helicópteros de combate; Beijing vende aviones de combate, armas navales, vehículos blindados y drones de reconocimiento. Entre los proveedores de armas se encuentran Ucrania, Turquía, India, Serbia e Israel. Italia también ha sido acusada de vender proyectiles a la junta. Corea del Sur suministraba armas, pero después del golpe prohibió las ventas.

Mientras tanto, en todo el país hoy continuaron las manifestaciones contra la junta y a favor del nuevo gobierno de unidad nacional. Hay manifestaciones de estudiantes en Rangún y Mandalay (foto 1). En esta última ciudad, también hubo una demostración de la asociación de monjes budistas (foto 2). En Magway, en el centro del país, "un río humano", como lo llaman los lugareños, se manifestó contra "el jefe terrorista" general Min Aung Hlaing y el golpe militar (foto 3). En Tabayin (región de Sagaing), profesores, estudiantes y escolares marcharon rechazando la educación bajo el régimen militar, que tiende a ser un "lavado de cerebro". Los docentes quieren continuar el movimiento de desobediencia civil y mantener las escuelas cerradas (foto 4).

En varias ciudades las fuerzas de seguridad detuvieron a decenas de activistas en redadas nocturnas y matutinas.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Rangún: China visita a la junta militar mientras siguen los enfrentamientos con las milicias étnicas
01/09/2021 15:28
Los soldados de la Junta son ‘terroristas’
07/05/2021 14:49
Manifestaciones en Rangún y otras ciudades. La junta intenta aislar a Myanmar
05/05/2021 14:47
Poeta antigolpista muere tras ser detenido y probablemente torturado
10/05/2021 14:23