14/02/2022, 14.23
TURQUÍA - UCRANIA
Enviar a un amigo

Llamamiento del patriarca ecuménico Bartolomé en favor de la paz en Ucrania

de Nikos Tzoitis

En la homilía de la Misa, en la que estuvieron presentes diplomáticos ucranianos, invitó a seguir “el camino del diálogo” para hacer que prevalezca “la paz, la estabilidad, la justicia”. La fuerza sólo causa "guerra, violencia, dolor y muerte". Se unió al Papa Francisco al calificar de "locura" todo conflicto que se resuelve con las armas. La Iglesia también está comprometida en el camino de la paz.

 

Estambul (AsiaNews) – Un llamado a todas las partes involucradas a seguir el camino del diálogo, a fin de que en Ucrania prevalezca “la paz, la estabilidad y la justicia”. El patriarca ecuménico Bartolomé se refirió al actual conflicto en la homilía de la misa celebrada ayer en presencia de varias autoridades consulares en Estambul, entre ellas la representación ucraniana. "El uso de la fuerza no es la respuesta", subrayó Bartolomé, sólo puede provocar "guerra, violencia, dolor y muerte", e invitó a todos los líderes religiosos, políticos y hombres de buena voluntad a evitar declaraciones retóricas. Es necesario tomar medidas para evitar hechos graves que puedan afectar al pueblo ucraniano y no solo a él. Y como agregó el patriarca ecuménico, una guerra en Europa podría convertirse en una tercera guerra mundial. Luego recordó que en este momento de la vida eclesial, que según la tradición cristiana conduce a la fiesta de la Pascua, todos estamos llamados a orar con fervor y de corazón para salvaguardar la paz.

Su Toda Santidad subrayó que debemos oponernos firmemente a la posibilidad de "una nueva guerra en Europa, debido a la retórica exasperada y a la militarización de la frontera entre Rusia y Ucrania". “Pidamos paz, estabilidad y justicia duradera en la región. La paz -continuó- es una cuestión de elección y debe ser el objetivo de todas las fuerzas involucradas en este contexto geopolítico extremadamente complejo y sensible. Es deber de todos nosotros rezar y contribuir activamente a la resolución pacífica de los conflictos, respetando y protegiendo incondicionalmente los derechos humanos y la dignidad de la persona”.

“El conflicto entre las personas -explicó- puede ser inevitable en este mundo tumultuoso e inestable, pero debemos oponernos a él y a todo lo que se expresa en guerra y violencia”. El patriarca ecuménico afirmó que los antiguos griegos atribuian una gran importancia al bien de la paz y citó también a Benjamin Franklin, para el cual “jamás hubo una buena guerra o una mala paz”. Concluyo diciendo que la guerra solo puede parecer dulce a los que nunca la han vivido y experimentado.

“En efecto -continuó Bartolomé- si dejáramos nuestro corazón y nuestra mente libres para expresarse sin miedo ni pasiones, ciertamente no hablarían a favor de la guerra sino que alabarían inequívocamente la paz”. “Creemos firmemente que no hay otra forma de conservar y asegurar la paz que a través del diálogo, que elimina las condiciones que conducen a la violencia y a la guerra. La paz nace del respeto mutuo y la cooperación”.

En un clima de creciente incertidumbre sobre los asuntos humanos, siguió diciendo el patriarca ecuménico, la palabra de la Iglesia debe ser "un mensaje claro de reconciliación y paz, amor y justicia, fraternidad y solidaridad". Por lo tanto, “invitamos a todas las partes involucradas a seguir el camino de diálogo y el respeto del derecho internacional”, para poner fin al conflicto y permitir que todos los ucranianos vivan en armonía. Las armas no son la solución. Por el contrario, sólo pueden causar guerra y violencia, dolor y muerte.

Bartolomé recordó entonces las palabras pronunciadas recientemente por "nuestro amado hermano" el Papa Francisco: "No olvidemos que la guerra es una locura". Por eso, concluyó el patriarca de Constantinopla, la Iglesia del Señor y sus representantes, junto con todos los que están en el poder y las personas de buena voluntad, cada uno de nosotros, debemos invocar una solución pacífica a esta peligrosa escalada, que se cierne opresiva y amenazante sobre el pueblo ucraniano. El silencio y la indiferencia no son una opción. No hay paz sin vigilancia constante. Por tanto, concluyó, “estamos todos condenados a la paz y destinados a una lucha continua para imponerla y defenderla”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Constantinopla, a favor de la independencia de la Iglesia ortodoxa ucraniana. La ira de Moscú
08/09/2018 13:35
Bartolomé y Kirill buscan llegar a un acuerdo sobre la auto-cefalia ucraniana
05/09/2018 11:01
Bartolomé expresa los saludos de Pascua en ucraniano
30/04/2019 09:52
Bartolomé, contra las 'fake news' sobre la cuestión ucraniana
17/07/2019 17:54


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”