28/10/2022, 16.45
INDIAN MANDALA
Enviar a un amigo

Luchar contra la discriminación a golpe de chistes. Los comediantes dalits

de Alessandra De Poli

Manjeet Sarkar, Manaal Patil y Ankur Tangade son solo algunos de los comediantes de la casta de los "intocables" que denuncian el sistema injusto en el que crecieron a través del stand-up commedy. El público se ríe, pero a veces lo hace sintiéndose un poco culpable. En las grandes ciudades indias, la discriminación es más sutil. En el ascenso hacia el éxito, los dalits tienen menos puntos de apoyo que las castas superiores.

 

Milán (AsiaNews) - El sábado por la noche, en un pequeño bar de una gran ciudad india, el público recibe con un estruendoso aplauso a Manjeet Sarkar, comediante y dalit, la casta que en una época los hindúes de las clases superiores llamaban "intocables".

Apenas terminan los aplausos, dice el Christian Science Monitor, Manjeet comienza el espectáculo: "Si alguien no se ríe con mis chistes, lo toco". El público ríe divertido.

El programa continúa con el relato humorístico de las discriminaciones que sufren los dalits. Abolido oficialmente por el gobierno indio después de la independencia del país, el sistema de castas en realidad sigue impregnando la sociedad india.

Para Manjeet Sarkar, sin embargo, todo cambia en el escenario: "Puedo expresar mis pensamientos sin tener en cuenta si la multitud querrá lincharme o alguien vendrá a golpearme", cuenta. "Estar en el escenario me da una sensación de libertad e igualdad".

En las próximas semanas el humorista comenzará la primera gira india de su espectáculo, titulado “Intocables”, pero por ahora sólo hay un puñado de dalits que, gracias a su visibilidad en las redes sociales, denuncian a través del humor la injusticia del sistema de castas.

Manaal Patil tiene 25 años y nació en Hyderabad. Bromea sobre las plazas que reserva el gobierno para las castas inferiores, para ingresar a la Universidad o la administración pública: "Mi padre dice que los dalits tenemos un superpoder porque pertenecemos a las castas registradas. Si pides una pizza, tu ingreso a la universidad llegará antes que la pizza". De nuevo el público se ríe.

Cuando Manaal comenzó a actuar como comediante en vivo, en 2015, era el único dalit en el escenario. "La gente bromea sobre el tema de las plazas reservadas porque cree que la persona que las aprovecha es un incompetente", explica Manaal. “Mis amigos me hicieron sentir culpable por recurrir a la cuota de admisión a la universidad”. En ese momento se dio cuenta de que la clave para conquistar al público era la ironía sobre sí mismo.

De vez en cuando, la gente que asiste a las representaciones en la ciudad se acerca y confiesa que ha quedado impresionada por el relato de algún incidente. Por ejemplo, cuando Manjeet cuenta que una mujer lavó una canilla de agua pública con agua del Ganges después de que él había bebido. “En la mayoría de las ciudades el público es de las castas superiores. Cuando la gente se ríe de mis chistes se pregunta si debe reírse o sentirse culpable”, comenta Manjeet, que sólo tiene 24 años, más o menos la misma edad que Manaal.

La discriminación es menos evidente en las grandes ciudades, pero existe: “Una vez actué en Mumbai y el dueño del local me dijo que debería estar lavando los platos, cuando descubrió que era dalit -dice Manaal-, a pesar de que esa noche estaba haciendo bromas precisamente sobre el sistema de castas".

Los espectáculos de stand-up comedy se hicieron muy populares en la India después de 2010, sobre todo gracias a los videos que se subían a YouTube. Lo que inspiró a Manjeet fueron los comediantes negros de Estados Unidos, que "hablan sobre cómo su gente ha tenido que hacer frente a la opresión durante generaciones", cuenta. “Comprendí que la comedia es una forma de arte en la que se puede hablar de cosas que son tabú”.

Manaal creó un espectáculo, "Blue Material", que reunió a varios comediantes dalit. Su sueño es que se convierta en algo parecido a Def Comedy Jam, una serie de los años 90 que lanzó a muchos comediantes negros estadounidenses.

Pero también hay representantes de minorías dentro de las minorías. Ankur Tangade es mujer, dalit y queer: “Puedo burlarme de quien quiera”, explica bromeando. Pero al comienzo de su carrera no había considerado que podía hacer reír a la gente con bromas sobre su identidad y se limitaba a los argumentos típicos de las castas superiores. Ahora quiere “decirle a la gente que no nos pueden ignorar y que somos iguales. Cada uno habla de su propia vida, pero nadie habla de las minorías”.

En sus espectáculos muchas veces cuenta el episodio de una productora que solo elegía artistas brahmanes para los proyectos importantes, a pesar de trabajar también con muchos dalit. "La gente quiere ayudarse a sí misma", comenta Ankur. “Los dalits no tienen a nadie que les de una mano. Si eres dalit, tienes que abrirte camino por tu cuenta".

"INDIAN MANDALA" ES EL BOLETÍN DE ASIANEWS DEDICADO A LA INDIA

¿QUIERES RECIBIRLO TODOS LOS VIERNES EN TU CORREO? SUSCRÍBETE AL BOLETÍN EN ESTE ENLACE

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Elecciones 2019, Iglesia a los partidos: Puestos reservados a los dalit cristianos en los programas
01/03/2019 15:44
Lenin Raghuvanshi: ‘Las cuotas para las castas altas son el fracaso de la justicia social’
10/01/2019 16:18
Obispos indios de fiesta: Finalmente la Corte suprema escucha a los cristianos dalit
14/01/2020 16:35
Mumbai, doctora dalit muerta: no se suicidó, fue asesinada
30/05/2019 11:42
Mumbai, doctora se suicida: discriminada por las colegas porque era dalit
28/05/2019 15:46


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”