05/07/2017, 10.53
CHINA
Enviar a un amigo

Médicos extranjeros son invitados a China para tratar al ‘subversivo’ Liu Xiaobo, Premio Nobel por la paz

de Wang Zhicheng

Los expertos en Medicina provienen de los Estados Unidos y de Alemania. Se albergan esperanzas de que el disidente pueda ser llevado al exterior para su tratamiento. Carta abierta a los líderes del G20 para que ejerzan presión sobre Xi Jinping, quien estará presente en el encuentro de Hamburgo. Las personas que han visitado el hospital no pudieron ver al enfermo.  

Beijing (AsiaNews) – China ha invitado a médicos expertos provenientes de los Estados Unidos y de Alemania para que colaboren en el tratamiento brindado al disidente Liu Xiaobo, que padece un cáncer terminal.

Liu, de 61 años, fue condenado a 11 años de prisión por “subversión contra el poder del Estado”, a raíz de haber redactado la petición de la Carta ’08, que solicitaba reformas políticas, democracia y libertad religiosa para el país. Mientras se encontraba en prisión, en el año 2010 a Liu le fue conferido el Premio Nobel por la paz.

Sujeto al régimen de aislamiento durante largo tiempo, en mayo pasado le fue diagnosticado un cáncer en fase terminal y, por este motivo, a pesar de seguir siendo considerado un preso “subversivo” (que es como lo ha definido la prensa de Partido), fue internado en un hospital de Shenyang (Liaoning). Muchos amigos suyos acusan al gobierno de haber demorado intencionalmente el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Según una fuente cercana a la familia –citada por Reuters- el hecho de que se haya invitado a médicos de los EEUU y de Alemania puede dar a pensar que China esté evaluando trasladar a Liu a uno de estos dos países, pero las respectivas embajadas en Beijing no han expresado ningún comentario en ese sentido.

La idea de un posible traslado al exterior en el caso de Liu también fue sugerida por fuente locales de AsiaNews.

Hasta el momento, ante los reclamos efectuados por diplomáticos de los Estados Unidos y de la Unión Europea, el ministro de Relaciones Exteriores ha respondido que la enfermedad de Liu es “un asunto interno de China” y que los países extranjeros no debieran inmiscuirse en ello.

El próximo fin de semana, los días 7 y 8 de julio, el presidente Xi Jinping debiera dirigirse a Hamburgo para participar en una reunión del G20. Muchos grupos en defensa de los derechos humanos están preparando manifestaciones y peticiones.  

Un conjunto de grupos a favor de los derechos humanos hoy ha difundido una carta abierta pidiendo a los líderes del G20 que ejerzan presión sobre China para lograr la liberación incondicional de Liu Xiaobo, garantizándole libertad para viajar al exterior, al lugar donde él desee.

Según fuentes diplomáticas, China está nerviosa, temiendo que el problema de Liu Xiaobo pueda acarrear daños a la imagen de Xi, quien está tratando de presentarse a sí mismo y a su país como modelos de defensa del ambiente y de la lucha contra el cambio climático, así como de globalización y de libre comercio.

Ayer, Zeid Ra'ad al-Hussein, Alto comisario de la ONU para los derechos humanos también se reunió con representantes chinos, pidiendo clemencia y respeto para Liu.

Un hecho preocupante es que, en los últimos días, muchas personas han tratado de visitar a Liu en el hospital de Shenyang, pero el personal del hospital les ha dicho que Liu no se encontraba allí. Sin embargo, en las redes sociales hay fotos que retratan al enfermo junto a su esposa (v. foto), rodeado por algunos médicos.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Cristianos de Hong Kong rezan por Liu Xiaobo y su esposa. Cardenal Zen: Decir la verdad como él
08/07/2017 14:54
Liu Xiaobo: una antorcha que ilumina la civilización humana
17/07/2017 13:24
Bao Tong: Liu Xiaobo fue un gran patriota chino
26/07/2017 14:56
Activistas por los Derechos Humanos: Liu Xiaobo torturado. Beijing debe permitirle elegir dónde tratarse
29/06/2017 13:55
‘Ya es demasiado tarde’ para tratar a Liu Xiaobo, enfermo de un cáncer terminal
27/06/2017 10:31


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”