16/03/2021, 12.15
MYANMAR
Enviar a un amigo

Más muertos. La ONU llama a la solidaridad internacional con el pueblo y la democracia en Myanmar

de Francis Khoo Thwe

Según la prensa local, tres días atrás hubo 63 muertos, solo en Rangún. Llamamiento del secretario de la ONU, Antonio Guterres, a los "actores regionales". Daños en 32 fábricas chinas. Boicot a los teléfonos móviles de Huawei: permitieron a los militares utilizar tecnología de reconocimiento facial.

Rangún (AsiaNews) - Otras 20 personas murieron ayer tras una nueva jornada de protestas contra el golpe militar. Lo ha confirmado hoy la Asociación de Asistencia a Presos Políticos (Aapp), un grupo de vigilancia local preocupado porque "las víctimas están aumentando drásticamente". Según la Aapp, desde el 1 de febrero, fecha en que comenzó el golpe, han matado a más de 180 personas. Muchos de ellos son manifestantes que participaron en las marchas, pero otros son civiles que murieron solo por encontrarse en las inmediaciones o en la línea de fuego de las fuerzas de seguridad. En Rangún, dos mujeres murieron en sus casas por las balas que dispararon los soldados en las calles; un barrendero que estaba recogiendo basura fue derribado por un soldado y murió instantáneamente.

Según Myanmar Now, un periódico local, el pasado domingo 14 de marzo fue el día más violento hasta la fecha, con 63 muertos solo en Rangún. Ayer fallecieron muchas personas que resultaron heridas de gravedad en los incidentes del domingo..

Los países occidentales - en primer lugar Estados Unidos y Gran Bretaña - condenan la violencia de la junta. El secretario general de la ONU Antonio Guterres, a través de su portavoz Stephane Dujarric, pidió ayer a la comunidad internacional y a "los actores regionales que se unan solidariamente con el pueblo de Myanmar y sus aspiraciones democráticas".

Uno de los "actores regionales" es China, de quien la población sospecha que simpatiza con la junta. Esas sospechas se alimentan de un profundo sentimiento anti-chino, que se viene gestando desde hace tiempo por la invasión de productos y fábricas chinos en el país y por la situación de cuasi esclavitud que viven los birmanos que trabajan para las fábricas de ese país.

Hace tres días, varias fábricas de propiedad china fueron incendiadas en el barrio de Hlaing Tharyar. The Global Times, un periódico de Beijing cercano al gobierno, dijo que 32 fábricas chinas resultaron afectadas, con daños estimados en 37 millones de dólares. Dos empleados chinos resultaron heridos.

Beijing ha vetado repetidamente una condena del golpe por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, junto con Rusia, Vietnam e India. Pero también ha declarado que no aprecia la situación actual. Tras los incidentes de tres días atrás, la embajada de China en Myanmar pidió que se pusiera fin a "todos los actos de violencia", que los autores fueran castigados de acuerdo con la ley y que se garantizara la seguridad de las vidas y propiedades de las empresas y el personal chino en Myanmar".

Por toda respuesta, se difunden por las redes sociales las convocatorias para boicotear los productos chinos. Uno de los primeros productos afectados son los teléfonos móviles de Huawei. Los manifestantes afirman que ayudaron al ejército a aplicar la tecnología de reconocimiento facial que utiliza la junta para arrestar de noche a los líderes de las manifestaciones y a los miembros de la Liga por la Democracia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Rangún: China visita a la junta militar mientras siguen los enfrentamientos con las milicias étnicas
01/09/2021 15:28
Rangún, joven de 20 años asesinado, heridos y detenidos. Comienzan los juicios-purga de la Junta
20/03/2021 12:11
Continúan las manifestaciones en Myanmar. Violenta frustración de la Junta militar
31/03/2021 15:50
Mandalay, cuatro muertos. Los militares 'disparan contra cualquier sombra, incluso a los perros'
30/03/2021 13:19


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”