07/01/2016, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: entender si seguimos el espíritu de Dios, que conduce al servicio o seguimos a lo mundano, que conduce al egoísmo

"El servicio al prójimo, al hermano, a la hermana que tiene necesitad", "también, de un consejo", "estos son los signos de que vamos en el camino del buen espíritu, que estamos en el camino de la Palabra de Dios que se hizo carne". La mundanalidad es sólo "el espíritu que nos aleja del Espíritu de Dios que nos mantiene en el Señor."

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Entender lo que sucede en nuestros corazones, si nos gusta seguir "el espíritu de Dios, que me lleva al servicio de los demás, o el espíritu del mundo que gira en torno a mí, mis cierres, a mi egoísmo, a tantas otras cosas". "El servicio al prójimo, al hermano, a la hermana que tiene necesita", "también, un consejo", "estos son los signos de que vamos en el camino del buen espíritu, que estamos en el camino de la Palabra de Dios se hizo carne". El Papa Francisco lo dijo durante la misa de esta mañana en la Casa Santa Marta, siguiendo el ejemplo de la primera lectura, tomada de la primera carta del Apóstol San Juan, que exhorta a "permanecer en Dios".

"Permanecer en Dios - dijo - es un poco el aliento de la vida cristiana, y el estilo". Un cristiano, continuó, "es quien permanece en Dios" que "tiene el Espíritu Santo y es guiado por Él" Al mismo tiempo el apóstol advierte en contra de prestar "fe en todo espíritu". Por tanto, debemos poner a "prueba los espíritus, para probar si son de Dios. Y esta es la regla de la vida diaria que nos enseña Juan". Pero ¿qué significa "probar los espíritus"? ¿Pero qué quiere decir entonces “poner a prueba a los espíritus”? –  se preguntó –. Y añadió que no se trata de “fantasmas”. Sino que se trata de “probar”, ver “qué sucede en mi corazón”, cuál es la raíz “de lo que estoy sintiendo ahora, y de dónde viene. “Esto es poner a prueba –  dijo el Papa – para saber si lo que “siento viene de Dios” o viene de otro, “del anticristo”. La mundanalidad, volvió a recordar, es "el espíritu que nos aleja del Espíritu de Dios que nos hace permanecer en el Señor." Entonces, ¿cuál es el criterio para "hacer un buen discernimiento de lo que está sucediendo en mi alma?". El apóstol Juan da una sola: "Todo espíritu que reconoce a Jesucristo que vino en la carne, es de Dios, y todo espíritu que no reconoce a Jesús, no es de Dios”. "El criterio es la Encarnación. Yo puedo sentir tantas cosas dentro, incluso cosas buenas, ideas buenas. Pero si estas ideas buenas, estos sentimientos, no me conducen a Dios que se ha hecho carne, no me conducen al prójimo, al hermano, no son de Dios. Por esta razón, Juan comienza este pasaje de su Carta diciendo: ‘Este es el mandamiento de Dios: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos recíprocamente’"

Podemos, añadió, hacer "muchos planes pastorales", imaginar nuevos "métodos para acercarse a la gente", pero "si no hacemos el camino de Dios venido en la carne, del Hijo de Dios que se hizo hombre para caminar con nosotros, no vamos por el buen espíritu: es el anticristo, es lo mundano, es el espíritu del mundo". " “¡Cuánta gente encontramos en la vida que parece espiritual!: ‘Pero, ¡qué persona espiritual, ésta!’; pero no hables de hacer obras de misericordia. ¿Por qué? Porque las obras de misericordia son precisamente lo concreto de nuestra confesión, que el Hijo de Dios se ha hecho carne: visitar a los enfermos, dar de comer a quien no tiene comida, cuidar a los descartados… Obras de misericordia: ¿por qué? Porque cada hermano nuestro, que debemos amar, es carne de Cristo. Dios se ha hecho carne para identificarse con nosotros. Y con el que sufre, es Cristo quien lo sufre”.

"No dar fe a todo espíritu y estar atentos, poner a prueba a los espíritus para saber si provienen verdaderamente de Dios”. “El servicio al prójimo, al hermano, a la hermana que tiene necesidad”, que “tiene necesidad incluso de un consejo, que tiene necesidad de ser escuchado”, “estos son los signos de que vamos por el camino del buen espíritu, es decir, el camino del Verbo de Dios que se ha hecho carne”. “Pidamos al Señor hoy - concluyó - la gracia de conocer bien qué cosa sucede en nuestro corazón, qué cosa nos gusta hacer, es decir, lo que a mí me toca más: si el espíritu de Dios, que me lleva al servicio de los demás, o el espíritu del mundo que gira en torno a mí mismo, a mis cerrazones, a mis egoísmos, a tantas otras cosas… Pidamos la gracia de conocer qué cosa sucede en nuestro corazón”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: quien quiera ser el primero, que se haga servidor de todos. También en la Iglesia
25/02/2020 12:15
Papa: el amor al poder y el dinero, "tentación mundana" de la Iglesia
17/05/2016 14:20
Papa: ‘si somos fieles’, el amor sin límites y el servicio hacen crecer a la Iglesia
26/04/2018 12:08
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”