09/02/2022, 13.57
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la muerte debe ser acogida, no suministrada

En la audiencia general de hoy, el Santo Padre hizo una reflexión sobre el final de la vida "que la cultura del bienestar ha tratado de eliminar". No al encarnizamiento terapéutico, pero también al suicidio asistido. "Agradecidos a Benedicto XVI por el consejo que nos ha ofrecido frente a la puerta oscura de la muerte". La invitación a seguir orando para que se superen  las amenazas de guerra en Ucrania a través del diálogo.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - "La vida es un derecho, no la muerte, que debe ser acogida, no suministrada. Y este principio ético concierne a todos, no solo a los cristianos o a los creyentes”. El Papa Francisco volvió a hablar hoy sobre el final de la vida durante la audiencia general del miércoles que tuvo lugar en el Aula Pablo VI del Vaticano. Continuando con su ciclo de catequesis sobre san José, se refirió a otro aspecto de la devoción popular a esta gran figura: invocarlo como patrono de la buena muerte. “Una devoción -recordó- que nació del pensamiento de que José murió acompañado por la Virgen María y Jesús, antes de que ellos dejaran la casa de Nazaret”.

“Quizás -añadió el pontífice- alguno piensa que este lenguaje y este tema sean solo un legado de pasado, pero en realidad nuestra relación con la muerte no se refiere nunca al pasado, está siempre presente”. En este sentido, elogió las palabras del Papa emérito Benedicto XVI en la carta que se difundió ayer, cuando relata su actitud frente a la "puerta oscura de la muerte". "Qué hermoso consejo nos ha dado - comentó Francisco - agradecemos al Papa Benedicto por esta lucidez".

Precisamente la experiencia de la pandemia -por otra parte- ha vuelto a poner en evidencia de forma dramática la realidad de la muerte que “la llamada cultura del bienestar trata de eliminar". "Muchos hermanos y hermanas han perdido a personas queridas sin poder estar cerca de ellas, y esto ha hecho que la muerte sea aún más difícil de aceptar y procesar”. “Pero la fe cristiana -siguió diciendo Francisco- no es una forma de exorcizar el miedo a la muerte, sino que nos ayuda a afrontarla. Antes o después todos nos iremos por esa puerta. La verdadera luz que ilumina el misterio de la muerte viene de la resurrección de Cristo". Y "pensar en la muerte, iluminada por el misterio de Cristo, ayuda a mirar con ojos nuevos toda la vida”.

La muerte sigue siendo una realidad a la que debemos hacer frente y ante la cual también hay que tomar decisiones. “No he visto nunca -reflexionó el Papa- detrás de un coche fúnebre un camión de mudanzas.No tiene sentido acumular si un día moriremos. Lo que debemos acumular es la caridad, es la capacidad de compartir, la capacidad de no permanecer indiferentes ante las necesidades de los otros. O, ¿qué sentido tiene pelearse con un hermano o con una hermana, con un amigo, con un familiar, o con un hermano o hermana en la fe si después un día moriremos? ¿De qué sirve enfadarse, enfadarse con los otros? Delante de la muerte muchas cuestiones se redimensionan. Está bien morir reconciliados, ¡sin dejar rencores ni remordimientos!”.

De todo ello el Papa Francisco extrajo dos consideraciones sociales sobre el tema del final de la vida. "La primera: no podemos evitar la muerte, y precisamente por eso, después de haber hecho todo lo que humanamente es posible para cuidar a la persona enferma, resulta inmoral el encarnizamiento terapéutico. Esa frase del pueblo fiel de Dios, de la gente sencilla: “Déjalo morir en paz”, “ayúdalo a morir en paz”: ¡cuánta sabiduría!".

Pero también hay una segunda consideración que "tiene que ver con la calidad de la muerte misma, la calidad del dolor, del sufrimiento. De hecho, debemos estar agradecidos por toda la ayuda que la medicina se está esforzando por dar, para que, a través de los llamados “cuidados paliativos”, toda persona que se prepara para vivir el último tramo del camino de su vida pueda hacerlo de la forma más humana posible. Pero debemos estar atentos a no confundir esta ayuda con derivas inaceptables que llevan a matar. Debemos acompañar a la muerte, pero no provocar la muerte o ayudar cualquier forma de suicidio”.

En particular, el pontífice condenó la tentación de pensar en acelerar la muerte de los ancianos, tal vez incluso reduciendo los tratamientos farmacológicos. “Eso es inhumano -advirtió-, no es ayudarlos". "Los ancianos deben ser cuidados como un tesoro de la humanidad: son nuestra sabiduría. Incluso si no hablan, si están sin sentido, son el símbolo de la sabiduría humana". "Acariciar a un anciano tiene la misma esperanza que acariciar a un niño, porque el inicio de la vida y el final es un misterio siempre, un misterio que debe ser respetado, acompañado, cuidado, amado”.

En los saludos a los grupos de peregrinos, el Papa recordó la memoria de Nuestra Señora de Lourdes que se celebra el 11 de febrero, día en que la Iglesia también conmemora la Jornada Mundial del Enfermo: “Que a todos se les aseguren los cuidados sanitarios y el acompañamiento espiritual. Les deseo a cada uno poder imitar a la Santísima Virgen en la plena disponibilidad respecto de la voluntad divina. Que su ejemplo y su intercesión sean un estímulo para fortalecer vuestro testimonio evangélico”.

Por último, el Papa agradeció a todas las personas y comunidades que el 26 de enero pasado se unieron en la oración por la paz en Ucrania. “Sigamos suplicando al Dios de la paz para que las tensiones y las amenazas de guerra se superen a través de un diálogo serio, y para que las conversaciones en el “Formato de Normandía” también puedan contribuir a este propósito. No nos olvidemos: ¡la guerra es una locura!".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: la eutanasia siempre es ilícita, pero no así el ensañamiento terapéutico
16/11/2017 15:20
Kerala: Tribunal Superior en contra del aborto terapéutico si la vida de la madre no está en peligro
08/09/2021 14:29
Papa: la vida es sagrada y pertenece a Dios, no a la eutanasia y al suicidio asistido
03/01/2020 15:15
Iglesia católica india contra la eutanasia, tanto pasiva como activa
09/03/2018 22:06


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”