22/12/2021, 12.24
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: sin humildad, no veremos a Dios. Solo nos veremos a nosotros, como en un espejo

"Cada uno de nosotros debe acercarse al pesebre  -que se encuentra en su casa, en la iglesia o donde sea- y tratar de hacer un acto de adoración en su interior: 'Creo que tú eres Dios, que este niño es Dios. Por favor, dame la gracia de la humildad para poder entenderlo'". Europa abre su corazón a los inmigrantes. El encuentro con el Metropolitano de Volokolamsk, Hilarion Alfeyev.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Pedir la "gracia" de la humildad, sin la cual uno no ve a Dios, sino a uno mismo, como en un espejo. Y que cada uno de nosotros se acerque al pesebre y haga un acto de adoración a Dios. Durante la audiencia general, el Papa habló de este "ver" y también se dirigió a los que no son creyentes. "A todos aquellos que no tienen una inquietud religiosa, que no se plantean el problema de Dios, o que incluso luchan contra la religión, a todos aquellos que son llamados impropiamente ateos", continuó, “quisiera repetirles el mensaje del Concilio Vaticano II”. «La Iglesia afirma que el reconocimiento de Dios no se opone en modo alguno a la dignidad humana, ya que esta dignidad tiene en el mismo Dios su fundamento y perfección. [...] La Iglesia sabe perfectamente que su mensaje está de acuerdo con los deseos más profundos del corazón humano» (Gaudium et spes, 21)".

El pontífice habló frente a unas 5.000 personas reunidas en el Aula Pablo VI para la audiencia general, dedicada a la próxima Navidad. Francisco evocó "el acontecimiento del que la historia no puede prescindir" y recordó que "fue un ángel quien anunció el nacimiento de Jesús, y lo hizo a unos humildes pastores". Y fue una estrella la que indicó a los Magos el camino hacia Belén (cf. Mt 2,1.9-10). El ángel es un mensajero de Dios. La estrella nos recuerda que Dios creó la luz (Gn 1,3) y que el Niño será "la luz del mundo", como él mismo se autodefinirá (cf. Jn 8,12.46), la «luz verdadera... que ilumina a todo hombre» (Jn 1,9)". 

De nuevo: "los pastores personifican a los pobres de Israel, personas humildes que interiormente viven la conciencia de su propia carencia, y precisamente por eso confían en Dios más que los demás. Fueron los primeros en ver al Hijo de Dios hecho hombre, y este encuentro los cambió profundamente. El Evangelio señala que volvieron  «glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto» (Lc 2,20). Los Magos también están en torno al niño Jesús (cf. Mt 2,1-12). Los Evangelios no nos dicen que eran reyes, ni su número, ni sus nombres. Lo único que sabemos con certeza es que desde un país lejano de Oriente (se puede pensar en Persia, Babilonia o el sur de Arabia) partieron en busca del Rey de los judíos, al que identificaban en sus corazones con Dios, porque decían que querían adorarlo. Los Magos representan a los pueblos paganos, en particular a todos aquellos que a lo largo de los siglos han buscado a Dios y se han puesto en marcha para encontrarlo. También representan a los ricos y poderosos, pero sólo a aquellos que no son esclavos de la posesión, que no están "poseídos" por las cosas que creen poseer".

Luego, el Papa hizo una invitación: "Que cada uno de nosotros se acerque al pesebre -el que está en su casa, en la iglesia o donde sea- y trate de hacer un acto de adoración en su interior: 'Creo que tú eres Dios, que este niño es Dios. Por favor, dame la gracia de la humildad para poder entenderlo". "Debemos pedir la gracia de la humildad. - continuó-. Señor, que no sea altivo, que no sea autosuficiente, que no me crea el centro del universo. Hazme humilde, dame la gracia de la humildad: es el único camino, porque sin humildad jamás encontraremos a Dios, solo nos encontraremos a nosotros mismos". "Quien no sigue el camino de la humildad sólo mira un espejo, se mira a sí mismo, pidamos la gracia de romper el espejo". "Sólo la humildad es el camino que nos lleva a Dios y, al mismo tiempo, precisamente porque nos lleva a él, nos lleva también a lo esencial de la vida, a su sentido más verdadero, a la razón más confiable por la que merece la pena vivir. Sin humildad nos quedamos “afuera” de la comprensión de Dios y de nosotros mismos".

Al final de su discurso, Francisco dijo que "durante mi reciente viaje a Grecia pude tocar con mis manos, una vez más, la humanidad herida de los refugiados y los migrantes". "Veo que solo unos pocos países europeos están cargando con la mayor parte de las consecuencias del fenómeno migratorio en la zona del Mediterráneo. Sin embargo, ello requiere una responsabilidad compartida por parte de todos, de la que ningún país puede eximirse. Es un problema de la humanidad". A continuación, Francisco dio las gracias a las autoridades italianas por traer a un grupo de personas que conoció durante el viaje. "Algunos están aquí entre nosotros. Bienvenidos". "Nos haremos cargo de ellos como Iglesia en los próximos meses", dijo, "es una pequeña señal, un estímulo para otros países europeos, para que permitan a las autoridades eclesiales locales hacerse cargo de nuestros hermanos y hermanas que necesitan urgentemente ser reubicados, acompañados, protegidos e integrados".

 "Son numerosas las organizaciones católicas dispuestas a acogerlos y acompañarlos en una integración fructífera. "Todo lo que se necesita es abrir una puerta, la puerta del corazón".

Una vez más, esta mañana, antes de la audiencia general, Francisco se reunió con el Metropolitano de Volokolamsk, Hilarion Alfeyev, en el estudio del Aula Pablo VI. A este respecto, la Oficina de Prensa de la Santa Sede señaló que "durante la conversación, que se desarrolló en un espíritu de fraternidad, se abordaron algunos temas que son motivo de preocupación común y frente a los cuales existe un compromiso común de buscar respuestas humanas y espirituales concretas". Durante el encuentro, el Santo Padre agradeció los saludos por su 85º cumpleaños, que el Metropolitano Hilarión expresó y extendió en nombre del Patriarca Kirill. Por su parte, el Papa expresó sentimientos de afecto y cercanía a la Iglesia rusa y a su Patriarca Kirill, que recientemente cumplió 75 años, recordando con gratitud el camino de fraternidad que realizan juntos y la conversación mantenida en La Habana en 2016".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
En Kiev, se celebra el Concilio de unificación de la Iglesia ortodoxa auto-céfala (Video)
14/12/2018 11:52
Kostantin Sigov: Queremos la autocefalia ucraniana y el fin del uso político de la religión por parte de los rusos
22/10/2018 14:48
Más de 100 años después, el Patriarcado de Moscú recupera a los rusos europeos
30/09/2019 11:11


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”