14/04/2021, 12.34
JAPÓN-ASIA
Enviar a un amigo

Seúl, Taipéi y Beijing se oponen al plan de verter las aguas de Fukushima al mar

Los surcoreanos quieren presentar una demanda contra Tokio en un tribunal internacional. Los taiwaneses y los chinos exigen que se involucre a los países vecinos antes de tomar una decisión. China amenaza con respuestas. Para EE.UU. y el Organismo Internacional de la Energía Atómica, el plan japonés se ajusta a los estándares científicos.

Tokio (AsiaNews) –  Crece la protesta de Corea del Sur, Taiwán y China, frente al plan de Japón de verter al mar el agua radioactiva de la central nuclear de Fukushima, dañada por un tsunami hace 10 años.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, afirmó ayer que el millón de toneladas de líquidos que fueron utilizados para refrigerar los reactores nucleares que se fundieron  ya no suponen un peligro para la salud y la seguridad. Subrayó que la operación se llevará a cabo de forma que se proteja a la industria pesquera local, preocupada al ver su imagen perjudicada. Además de los pescadores, también se oponen a la iniciativa los grupos ecologistas y la Conferencia Episcopal Japonesa.

Seúl afirmó hoy que está dispuesto a demandar a Tokio ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar. La orden provino del presidente surcoreano Moon Jae-in, quien la transmitió al nuevo embajador japonés en Corea del Sur: una jugada "fuerte" desde el punto de vista diplomático, ya que se hizo durante la ceremonia de acreditación, en presencia de otros enviados extranjeros.

El gobierno surcoreano precisó que la iniciativa legal apunta a obtener una orden judicial para impedir que se vierta al Océano Pacífico el agua que se utilizó para enfriar los reactores nucleares. El gobierno de Suga explicó que el proceso de eliminación comenzará en dos años; las aguas liberadas serán diluidas mediante un sistema avanzado llamado Alps. Esto permite eliminar de los líquidos contaminados aquellos elementos más radioactivos, como el estroncio y el cesio, dejando sólo cantidades de tritio que no resulten nocivas. Sin embargo, las organizaciones medioambientales insisten en que existen métodos más innovadores.

Los intentos japoneses de aportar tranquilidad tampoco han convencido al gobierno taiwanés. Taipéi pide a Tokio que coopere con los países vecinos antes de tomar una decisión definitiva. El Consejo de Energía Atómica de la isla ha pedido a las autoridades japonesas que compartan información sobre el impacto que tendrá el vertido en el mar.

Por una vez, Taiwán y China están de acuerdo. Según Beijing, los japoneses son "irresponsables". Sin dar detalles, el gobierno chino amenazó con tomar medidas contra el proyecto de Tokio, ya que considera que pone en peligro la salud y la seguridad, no sólo de la población de la región, sino del mundo entero. Estudios de la Universidad Tecnológica de Nanjing afirman que el cesio liberado por el accidente de Fukushima ya ha contaminado el Mar de China Oriental. Al igual que Taipéi, las autoridades chinas se quejan por no haber sido consultadas por el ejecutivo japonés.

Cabe remarcar, sin embargo, que el gobierno de Suga ha recibido el apoyo de Estados Unidos y de la Agencia Internacional de Energía Atómica: ambos afirman que el plan para deshacerse del agua contaminada "tiene una sólida base científica y se ajusta a las prácticas y normas que sigue la industria atómica en todo el mundo."

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Japón decide verter al mar las aguas contaminadas de Fukushima
13/04/2021 11:23
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Arzobispo de Tokio: Después de Fukushima, ‘una nueva creación’ y relaciones humanas
11/03/2021 10:31
Obispos de Japón: una solemne misa en Sendai por las víctimas del terremoto y el tsunami
24/02/2014
Wang Yi: No al sistema anti-misiles THAAD
08/03/2017 10:23


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”