24/11/2015, 00.00
VIETNAM
Enviar a un amigo

Vietnam, la Iglesia celebra el aniversario de los 117 mártires

de Paul N. Hung
Hoy es Día de Conmemoración de San Andrés Dung y 116 compañeros mártires. Fueron asesinados en el siglo XIX. y fueron canonizados por Juan Pablo II en 1988. Vicario de Ciudad Ho Chi Minh: "Aprendamos de su ejemplo y aceptémonos unos a otros para eliminar la violencia en el mundo". Un grupo de fieles han visitado la casa de San Lê Văn Gẫm, decapitado en 1847 porque acompañaba por mar a obispos y sacerdotes.

Ho Chi Minh City (AsiaNews) - La Iglesia católica vietnamita está celebrando el día que conmemora el sacrificio de los 117 mártires canonizados por Juan Pablo II el 19 de junio de 1988. En la homilía de la misa de aniversario, el p. Dominique Đinh Ngọc LE, sacerdote vicario de la Arquidiócesis de Ciudad Ho Chi Minh, ha animado a los fieles a tomar el ejemplo de los santos mártires en sus vidas y en la relación con su vecino: "Tenemos que aceptarnos también abrazando las debilidades y fracasos de los otros. En el papel de padres, hijos, familias católicas de la parroquia, le invitamos a otros a vivir en armonía y amor, dando el ejemplo a las comunidades que nos rodean y eliminar la violencia".

De los 117 santos mártires vietnamitas (Andrea Dung y 116 acompañantes), 37 eran sacerdotes. Desde los primeros misioneros pusieron pie en Vietnam a principios del siglo XVI. La iglesia ha pasado por siglos de represión y persecución. En los últimos años muchos sacerdotes, religiosos y laicos han muerto por defender la fe.

Un grupo de fieles católicos hoy visitan la casa donde se recuerda el martirio de San Mateo Lê Văn Gẫm. El edificio está en el número 47b de Nguyen Trai Street, District 1 Ho Chi Minh City. Ubicado entre los edificios y tiendas, a las afueras de la casa hay una columna con una inscripción en latín: "Aquí, a causa de su fe en Cristo, el Venerable Mateo Lê Văn Gẫm fue decapitado el 11 de mayo 1847".

Antes de morir por la voluntad del rey, San Mateo Lê Văn Gẫm fue un fiel laico, que trabajó como un patrón en las aguas de la ciudad. En aquellos días, la Iglesia local le pidió que acompañara a los seminaristas y sacerdotes en sus viajes al extranjero. En 1846 viajó a Singapur para recibir un obispo, un sacerdote y tres seminaristas en la Iglesia local, que acababa de ser fundada. Mateo Lê Văn Gẫm fue detenido y torturado, pero él, dirigiéndose a los soldados, dijo: "Si me matan, lo acepto. Por qué soy católico desde que era un niño. Nunca abandonaré mi fe".

De los 117 mártires, unos 30 eran de la diócesis de Thai Binh. Durante la misa conmemorativa, el obispo de la diócesis, Mons. Peter Nguyễn Văn Đệ, instó a los fieles a dar gracias a Dios por el don de los mártires vietnamitas. El prelado pronunció los nombres de todos los santos, incluyendo su lugar de origen, indicando que es por su amor y sacrificio que la Iglesia vietnamita y la diócesis de Thai Binh son ricas y renovadas. Citando a Tertuliano, Mons. Nguyễn Văn Đệ dijo: "La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Condenaron a 14 años de cárcel al bloguero Hoang Duc Binh
06/02/2018 16:28
Gobierno contra el disenso: condenados otros cuatro activistas
05/02/2018 13:48
Ho Chi Minh City: 15 seminaristas a la “escuela de caridad” en las periferias más pobres
05/07/2016 12:34
Inicia el Jubileo de los mártires vietnamitas
20/06/2018 17:41
El Rosario en la parroquia de Lý Sơn, que fue fundada por los primeros fieles
06/10/2020 16:36


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”