14/05/2016, 13.52
ASIA CENTRAL – ASIA MERIDIONAL
Enviar a un amigo

Arranca el proyecto para la red eléctrica CASA-1000 entre Asia Central y Asia Meridional.

Tayikistán y Kirguistán abastecerán de electricidad a Afganistán y Pakistán. El costo del proyecto es de 1,2 millardos de dólares, y será completado para el 2018. Todos los países contrayentes obtendrán beneficios económicos, garantizando asimismo la estabilidad regional. El abastecimiento de corriente a Pakistán evitará las caídas de tensión durante el verano, que causan cientos de víctimas entre la población.

Dusambé (AsiaNews/Agencias) –  Tras 10 años de negociaciones, arrancó el proyecto CASA-1000 (Central Asia-South Asia) para el abastecimiento de energía eléctrica a Afganistán y Pakistán por parte de Tayikistán y Kirguistán.  La construcción de la nueva red eléctrica será completada para el año 2018 y ya es vista como uno de los más importantes acuerdos comerciales de los últimos tiempos entre los países del área. El entendimiento –por un valor de 1,2 millardos de dólares- no sólo representa una ventaja desde el punto de vista económico, sino que además servirá para mantener una estabilidad a nivel regional, para garantizar seguridad y prosperidad.

El acuerdo fue firmado el 12 de mayo pasado en Dusambé. En dicha ocasión, estuvieron presentes los líderes políticos de los cuatro países mencionados, que hablaron de un “acuerdo histórico”. Nawaz Sharif, premier pakistaní, declaró que el CASA-1000, junto a otros dos proyectos comerciales (el CPEC, con China y el TAPI con India y Turkmenistán), “está entre los mejores resultados (obtenidos) por mi gobierno”. Sooronbai Zheenbekov, primer ministro del Kirguistán, agregó que el proyecto “dará un potente impulso al fortalecimiento de la cooperación recíproca con Afganistán”.

El proyecto prevé la construcción de 1.222 km de red eléctrica entre Kirguistán y Tayikistán. La red producirá energía eléctrica limpia, que será distribuida en Afganistán (300 MW) y en Pakistán (1000 MW). La construcción está financiada por los Estados Unidos, Gran Bretaña y por las máximas instituciones financieras internacionales: el Banco Mundial, el European Investment Bank y el Islamic Development Bank.

La nueva red generará ventajas económicas para cada uno de los países, aumentando la ocupación en las repúblicas de Asia Central, garantizando entradas consistentes para Afganistán (desde allí será transportada la ración de electricidad con la que Pakistán será abastecida), y evitando que en Pakistán se interrumpa el suministro eléctrico en los meses estivales, cuando suele haber caídas de tensión que provocan graves consecuencias entre la población.  

El objetivo declarado por todos es garantizar la seguridad en el área a través del desarrollo del comercio, favoreciendo a la vez el contacto entre las poblaciones. Con este fin, el Banco Mundial destinó 40 millones de dólares para ser distribuidos en las zonas fronterizas. Por último, el premier pakistaní Sharif, dijo: “Confío en que pronto llegará el día en que Asia Meridional será integrada del todo con Asia Central a través de la energía y de las rutas comerciales, estimulando el desarrollo económico y social, y trayendo prosperidad a la región”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Vietnamitas en contra de las centrales nucleares chinas: nos ponen a todos en peligro
24/10/2016 13:39
Enfrentamientos entre Tayikistán y Kirguistán: una víctima y varios heridos
24/07/2019 14:01
Teherán y Damasco firman un acuerdo ‘millonario’ para las centrales eléctricas sirias
13/09/2017 10:43
Vientián: el dique que colapsó tenía en sus cimientos ‘tierra, en lugar de cemento'
29/05/2019 17:19
Disparos y bombardeos: la guerra afgana llega a la frontera con Tayikistán
28/08/2018 15:01