20/07/2019, 11.18
IRAK
Enviar a un amigo

Arzobispo de Bassora: la reapertura de la iglesia de la Virgen María ‘signo de esperanza’

Iniciada en el año 1907 e inaugurada en 1930, el edificio está construido en estilo gótico proyectada por arquitectos italianos. En la guerra entre Irán e Irak fue transformada en campo de refugiados para familias pobres. Adentro fueron bautizados 3877 niños. Después de la restauración reabre como “santuario” al cual “todos pueden acceder”.

 

Bassora (AsiaNews) - El lugar de culto “reabrió sólo como santuario” para permitir a los fieles poder “rezar a la Virgen María”. Un lugar “abierto a todos” y al cual “todos pueden acceder”, sin distinción i prohibiciones de base étnica o confesional. Es lo que cuenta a AsiaNews, Mons. Alnaufali Habib Jajou, arzobispo caldeo de Bassora, en el sur de Irak, comentando la reapertura de la iglesia de la Virgen María después de decenios de clausura y abandono. “Este es un signo de esperanza - agrega el prelado - para la población local”. 

En los días pasados volvieron a sonar las campanas de la iglesia, por decenios en desuso y en estado de ruina. La fecha del inicio de los trabajos de construcción se remonta al año 1907, mientras que la inauguración oficial es de 1930. El edificio de la iglesia fue proyectado en estilo gótico por arquitectos italianos.

Según el cliente, ella debería haber sido la catedral de Bassora (al-Qishla) y reemplazar a la pequeña iglesia ya existente. El lugar de culto asumió la forma de una cruz romana y estaba hermanada con una iglesia de la ciudad eterna.

Para Bassora es un lugar de culto importante, explica Mons. Habib Jajou, e “desde 1954 a 1971 fue utilizada también como cuartel general del obispo”. Sin embargo, la guerra entre Irak e Irán en los años 80 llevó a la clausura de la iglesia (en 1981), que “fue convertida en un campo de refugiados dedicado en especial modo a las familias pobres”, gracias también a la colaboración de una asociación de caridad caldea.

En los años, las religiosas han dirigido la escuela de Al- Fayhaa, construida en el área adyacente a la catedral dentro de la cual fueron bautizados, durante esos años, 3877 niños. Al finalizar los trabajos de restructuración, subvencionados también por el Banco central iraquí, la iglesia fue reabierta oficialmente al culto en junio pasado y en pocas semanas se convirtió en un punto de referencia para la oración y el recogimiento de los fieles de la ciudad.

Un modo, subrayan los cristianos locales, para reportar a la memoria los numerosos recuerdos que custodia en un su interior.

Bassora es el centro más importante del sur de Irak y fue teatro en el reciente pasado de graves violencias, que habían llevado a la Iglesia a suspender todas las actividades extra-pastorales. Una situación de criticidad que caracterizó la historia reciente de todo el país y determinado una drástica disminución de la población cristiana, pasada de 1,5 millones pre-invasión de los EEUU de 2003 a los 300 mil actuales. “La situación hoy- concluye el arzobispo- no es tan negativa. Como los cristianos debieron afrontar los mismos desafíos del resto de la población”. Y la visita del Papa, programa para el año próximo, podría ser una ulterior ocasión de renacimiento.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Card Sako: las tensiones entre EEUU e Irán ponen en riesgo la visita del Papa a Irak
18/07/2019 15:38
Arzobispo de Bassora: la visita del Papa, ocasión de renacimiento para los cristianos y para IraK
17/07/2019 11:23
Mons. Moussa tomó posesión como nuevo arzobispo de Mosul
26/01/2019 13:07