19/04/2016, 15.21
MYANMAR
Enviar a un amigo

Aung San Suu Kye: Unión federal para alcanzar la paz con los grupos étnicos

En un mensaje dirigido a la población en ocasión del Fin de Año, la líder democrática propone una modificación de la Constitución, pero para esto es necesario el apoyo de una parte de los militares, que por ahora se muestran fríos frente a la propuesta.

Yangon (AsiaNews/Agencias)- La Constitución de Myanmar “debe ser una Carta que saque a la luz una unión democrática federal y genuina”. Con estas palabras Aung San Suu Kye, consejera de Estado y líder de la Liga nacional para la democracia (NLD), dirigió un mensaje televisivo a la población birmana, en ocasión de las fiestas de Fin de Año, pronunciándose a favor de una enmienda de la actual Constitución (proclamada por los militares en 2008) en grado de involucrar en la unidad nacional también a los grupos étnicos que desde hace decenios combaten al gobierno central.

“Nuestras políticas y nuestros principios- dijo la “Señora”- están orientados a asegurar la reconciliación nacional, la paz interna, el respeto de la ley y a enmendar la Constitución para mantener el sistema de la democracia dinámico y bien enraizado. A través de conferencias sobre la paz, continuaremos construyendo una unión federal, tan deseada por nuestros compatriotas”.

Myanmar está compuesto por más de 135 etnias, que siempre tuvieron problemas para convivir pacíficamente, en particular con el gobierno central, y su composición mayormente birmana. En el pasado, la junta militar aplicó una mano dura contra los más rebeldes, entre los cuales figuran los Kachin, en el homónimo Estado al Norte del país, así como recientemente con los rebeldes Kokang del Estado Shan. Para evitar el recrudecimiento de los conflictos, los militares mismos habían iniciado coloquios de paz y habían llegado a firmar un cese del fuego nacional con ocho grupos étnicos minoritarios armados en octubre de 2015. Pero la firma del acuerdo no llevó a una paz duradera, y el ejército continúa combatiéndolos en diversas zonas.

La paz interna es la prioridad para el nuevo gobierno democrático de la NDL, en el poder desde el 1° de abril. Según muchos analistas, de hecho, sin garantías de seguridad, la economía no logrará atraer inversiones extranjeras, tan necesarias para su recuperación. Pero para emendar la Constitución, lo democráticos necesitan del 75% de los votos, más uno. Esto significa que la premio Nobel de la paz debe convencer al menos a una parte de los militares (que tienen garantizado el 25% de los escaños en el Parlamento, así como los ministerios del Interior, Defensa y Fronteras) de apoyar la reforma.

Ya en los meses pasados, la líder democrática- ahora también ministro de Relaciones Exteriores y de la Oficina del presidente- había iniciado -sin éxito- tratativas con la junta para obtener una modificación de la Carta, de modo que le permitiese competir para el cargo de presidente. Tras el rechazo de los militares, la “Señora” indicó como su candidato a su fidelísimo, Htin Kyaw. Las primeras semanas de gobierno de la NDL han ido enfriando las relaciones entre las dos partes.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Yangon, enfrentamientos entre la policía y los estudiantes contra el no de los militares a San suu Kyi
01/07/2015
El ejército birmano quiere mantener el poder de veto sobre las reformas constitucionales
23/10/2014
Madaya, el gobierno restituye a los agricultores 120 hectáreas de tierra confiscada
13/07/2017 14:56
Luego de la visita de Aung San Suu Kyi, Bangkok despide a migrantes birmanos
27/06/2016 17:00
Htin Kyaw, hombre fiel de Aung San Suu Kye y “civil” es el nuevo presidente de Myanmar
15/03/2016 09:46