09/03/2016, 13.13
TAILANDIA
Enviar a un amigo

Bangkok: la Junta militar elabora una lista negra de 6.000 “personas influyentes”

Altos funcionarios y oficiales de gobierno están acusados de corrupción. Según los críticos, se trata de medida orientada a asestar un golpe a los opositores. Académico tailandés: “Es un signo de nerviosismo, los militares ven enemigos en todas partes”. 

Bangkok (AsiaNews) – La junta militar ha compilado una lista de 6.000 nombres de “personas influyentes”, acusadas de corrupción, de actuar en connivencia con la mafia y de ejercer  actividades ilegales. Los nombres fueron indicados por los servicios de inteligencia nacional, que hace meses vienen trabajando en una línea anti-corrupción, de acuerdo a lo requerido por el gobierno de  Prayut Chan o-cha. Esta medida, sin embargo, ha generado la perplejidad de los críticos, que consideran éste como el enésimo intento de los militares por fortalecer su poder, ignorando la crisis económica y la sequía, que está golpeando a numerosas zonas del país.

La “lista negra” de proscripción contiene nombres (que aún no han sido difundidos) de altos funcionarios, oficiales de gobierno y de las fuerzas de seguridad. El general Prawit Wongsuwon dijo a la prensa local que cada uno de ellos está sospechado de tener conexiones con asociaciones delictivas, aunque no especificó de qué clase de crímenes se trataría. Asimismo, agregó que se “apretarán las clavijas” contra estas personas en los próximos días.

La junta militar controla Tailandia desde mayo de 2014, cuando tomó el poder con un “golpe blanco”, que logró interrumpir años de enfrentamientos entre las “camisas rojas” –que apoyan al ex premier Thaksin Shinawatra, popular en la zona rural y entre las clases más débiles- y las “camisas amarillas”, representantes de la clase urbana y del establishment. Una de las primeras medidas de los militares fue la presentación de una nueva Constitución, que apuntaba a quitar poder a los partidos.  El proyecto de la Carta Magna fue rechazado en septiembre de 2015, e hizo que se pospusieran las nuevas elecciones democráticas, que ahora están previstas para el 2017.

La junta, liderada por el primer ministro Prayut Chan o-cha, declaró que la lucha contra la corrupción es el punto principal de su programa; sin embargo, en reiteradas oportunidades ésta ha sido acusada de connivencia con los criminales. Por este motivo, los críticos del gobierno temen que los 6.000 nombres sean en realidad adversarios políticos. El general   Prawit respondió asegurando que “el apriete de clavijas no está concentrado en un grupo político en particular”.

En dos años de gobierno, los militares han hecho mermar de manera drástica la libertad de expresión, encarcelando a decenas de disidentes políticos, basándose para ello en leyes de lesa majestad  que han probado ser las más restrictivas del mundo.

Paul Chambers, académico tailandés experto en política, cree que la última purga encarada por el gobierno revela “una mentalidad de asedio”. “La economía se está derrumbando –explicó- y la sequía está golpeando al noreste; hay tantas dificultades, que ellos [los militares] se sienten atacados de todos lados”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Rey tailandés firma la nueva Constitución, favorable a los militares
07/04/2017 15:36
Referéndum en Tailandia: fue aprobada la Constitución y habrá elecciones en el 2017
08/08/2016 10:00
​Tailandia, los militares designan nuevos funcionarios para la escritura de la Constitución
13/10/2015
La junta militar tranquiliza a los tailandeses: pronto tendremos un nuevo rey
20/10/2016 13:47
Bomba en Bangkok. “Improbable” la pista internacional. Aumentan las sospechas sobre la junta militar
20/08/2015