04/04/2018, 15.28
VIETNAM
Enviar a un amigo

Beijing impone la veda de pesca en el Mar de la China meridional: Hanói protesta

de Viet Hung

La medida regirá desde el primero de mayo hasta el 16 de agosto de 2018. El gobierno vietnamita se opone a la decisión unilateral de la contraparte china. Los pescadores temen por la suerte de la industria pesquera de Hanói. En los últimos seis meses, sus barcos pesqueros sufrieron las agresiones e intimidaciones de la Marina china.  

Hanói (AsiaNews) – La prohibición de la pesca, que Beijing ha impuesto en las aguas disputadas del Mar de la China meridional agudiza las tensiones diplomáticas entre los dos países, y arriesga poner de rodillas a la industria pesquera vietnamita. El 8 de febrero pasado, las autoridades chinas anunciaron la medida unilateral en el sitio web del Ministerio de Agricultura, afirmando que la misma comenzará a regir a partir del primero de mayo, extendiéndose hasta el 16 de agosto de 2018.  

El área sujeta a la veda abarca la zona comprendida entre los 12 grados de latitud Norte y el mar de las provincias meridionales de Fujian y Guangdong. En éste área se incluyen: el Golfo de Tonkín, situado entre Vietnam y China; las islas Paracelso, disputadas entre Hanói, Beijing y Taiwán; las islas Spratly, que constituyen el centro de un recurso contencioso entre Vietnam, China, Malasia, Filipinas y Brunéi; Scarborough Shoal, una formación de arrecifes y rocas reivindicada por Manila, Beijing y Taipéi. Aprovechándose de algunas ambigüedades del Derecho Internacional, Beijing reclama una `porción importante de mar (casi el 85% de los territorios). Para asegurarse el control de las rutas marítimas que atraviesan estas aguas (que representan más de un tercio del mercado global), el gobierno chino ha llevado adelante la construcción de una serie de islas artificiales, con bases militares y faros de navegación.  

En respuesta a la disposición anunciada por el gobierno chino, el 22 de marzo de 2018, Lê Thị Thu Hằng, vocera del Ministerio de Asuntos exteriores de Hanói, declaró que “Vietnam objeta y rechaza decididamente la medida unilateral china”. Asimismo, la vocera afirmó que “el país tiene suficiente sustento legal y pruebas históricas para afirmar su soberanía sobre las islas Paracelso y Spratly, así como derechos legales sobre las aguas de Vietnam, que han sido determinados por la Convención de las Naciones Unidas sobre Derecho marítimo (UNCLOS), de 1982”. Lê Thị Thu Hằng ha reafirmado que “las acciones emprendidas por China no son conducentes al mantenimiento de un clima pacífico, de estabilidad y cooperación entre los países del Mar de China meridional, [y tampoco colaboran para] un desarrollo positivo de las relaciones entre Vietnam y China”, en tanto las dos naciones llevan adelante negociaciones para establecer el Código de Conducta en el Mar Oriental (COC).  

Nguyễn Văn Hiệp, un pescador de la comuna de Phước Tỉnh, distrito de Long Điền, declara ante los medios locales: “Todos los años, China prohíbe la pesca en el Mar Oriental, es algo absolutamente irracional. Beijing no tiene derecho a emitir una veda sobre el espacio aéreo o sobre las aguas de Vietnam. Obviamente, hemos reaccionado ante semejantes acciones. Este es el trabajo con el que nos ganamos el sustento para vivir. Seguimos pescando es nuestros mares. No tenemos ninguna intención de obedecer a esta medida irracional”. Cao Xuân Tiều, presidente de la Asociación Pesquera Vietnamita de Bà Rịa (provincia de Vũng Tầu), afirma que “hace 29 años que China impone la veda de la pesca en el Mar Oriental y en el Mar de China meridional”. “Esta medida –prosigue el pescador- rige desde mayo a agosto, todos los años. Con esto se viola la soberanía del Vietnam. La Asociación ha suscripto un petitorio contra la disposición, pero en Beijing nadie nos escucha”.

En los últimos seis meses, numerosos barcos pesqueros vietnamitas han sufrido las agresiones y las intimidaciones de las Tầu Lạ [“embarcaciones desconocidas”, nombre con el que designan a las naves de la Marina china- ndr]. El último episodio sucedió el 23 de marzo pasado, cuando algunos pescadores de Quảng Trị estaban pescando en las aguas del distrito de Cồn Cỏ. Durante el operativo, se presentaron buques chinos que cortaron sus redes de pesca. Pocos días antes de esto, a unas 25 millas de la isla de Cồn Cỏ, tres “pesqueros” chinos agredieron la barca de Nguyễn Công Thành, un pescador de 46 años de edad proveniente de Cửa Việt Town, en el distrito de Linh. Según las estadísticas de la Asociación Pesquera Vietnamita, en el año 2009 el país se jactaba de tener una flota de aproximadamente 130.000 barcos pesqueros. La misma empleaba a un millón de personas y cubría la demanda de pescado del 95% de la población. A causa de la contaminación ambiental y de las maniobras agresivas de la Marina china, la flota se redujo y actualmente cuenta con 110.950 unidades, dejando a cientos miles de pescadores sin trabajo.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Militares chinos atacan a pesqueros de Hanoi. Completada la base de Beijing en el Mar del Sur de China
16/06/2015
Mar de la China meridional, Marina de los EEUU: ‘Hay siete bases nuevas construidas por Beijing’
15/02/2018 10:14
Mar de China meridional: Beijing ‘retiró los misiles’… quizás, sólo los haya escondido
07/06/2018 16:09
Naves militares chinas atacan a pescadores vietnamitas
01/09/2017 19:42
Mar Chino meridional, nuevo curso para Manila y Beijing. Washington observa
08/11/2017 14:20