09/05/2017, 16.32
BANGLADESH
Enviar a un amigo

Card. D’Rozario: la Iglesia es como una pequeña lámpara, pero da luz a todo Bangladesh

El primer purpurado del país habla de extremismo, tareas de la Iglesia católica, ámbitos de desarrollo. Las violencias fundamentales “han motivaciones politicas y no provienen de la gente común”. El Papa Francisco reconoció “los valores, la cultura y las tradiciones, que son nuestros tesoros”. Prontos a recibir al peregrino Francisco”.

Roma (AsiaNews)- En Bangladesh “existe un profunda armonía” testimoniada por el hecho que “celebramos misas para musulmanes e hindúes”; la Iglesia católica es “la sal de la nación, es estimada y querida”. “Somos una pequeña lámpara, que da luz a todo Bangladesh” y todos reconocen “el valor de nuestra contribución para el desarrollo del país”. Al mismo tiempo “asistimos a una difusión de ideas fundamentalistas, pero que “no provienen de la base, de la gente común, sino que son dictadas por motivaciones políticas y ciertamente financiadas desde el extranjero”. Es cuanto afirma a AsiaNews el Card. Patrick D´Rozario, arzobispo de Dacca y primer cardenal de Bangladesh, en estos días en Roma.

El purpurado habla de la emoción, pero también por el fuerte shock, desde cuando supo que el Papa Francisco lo había nombrado cardenal, de los desafíos de la Iglesia católica local y de la importancia del diálogo interreligioso en el país de mayoría islámica. Sobre todo, él desea subrayar “la profunda humildad de la población”. “La propia púrpura es un reconocimiento a las tradiciones, a la cultura y a la armonía propias de este país, un verdadero y propio tesoro para nosotros y ahora también para toda la humanidad”. Según el cardenal, el “mérito” de su nombramiento va al pueblo de Bangladesh, a sus tradiciones a la cultura y al “hecho de ser una pequeña grey”. “Es también una llamada a testimoniar siempre más el cristianismo dentro de la mayoría islámica e hindú”. Él saca inspiración “de la mirada de las personas, porque aquella mirada es la mirada misma del Señor”.

El cardenal narra que cuando recibí la noticia de “mi nombramiento cardenalicio estaba consternado, no me lo esperaba. Todos venían a congratularse conmigo, pero yo estaba en estado de shock. Lo único que sabía era que debía aceptar la voluntad de Dios, sin entender bien qué implicase esto para mí. Reflexioné toda la noche y comprendí que esta elección reflejaba el amor que el Santo Padre nutre por Bangladesh, un país pobre y con una pequeña grey, de unos 600 mil cristianos, de los cuales 350 mil católicos”.  

Según el Card. D´Rozario, “diciendo que Bangladesh es un país pobre no entiendo decir pobre desde un punto de vista material, sino más bien en el espíritu. Las personas poseen valores evangélicos de base. Este es el sentido bíblico de pobre. El pueblo es religiosos, feliz, se alegra de pequeñas cosas, es valiente, tiene fe, ama. Este lucha, pero al mismo tiempo tiene enormes capacidades de recuperación. Las personas son sabias, saben adaptarse a los cambios sociales, ambientales y climáticos”. Todas estas características, continúa, “son valores, son tesoros, valorizados por el hecho que Bangladesh, agrega, refleja “la voluntad del Papa Francisco de ir hasta las periferias del mundo y reportar e integrar sus espiritualidad hasta el centro de la Iglesia”.

Pero frente a esta gran heredad cultural, a un pueblo que en su mayoría vive en sintonía con las comunidades religiosas, él admite la presencia de franjas extremistas  “a menudo financiadas desde el extranjero, como Arabia Saudita que está construyendo mezquitas (donados unos 10,8 millardos de euros para la construcción de 560 mezquitas y centros religiosos, Ndr), pero sobre todo con ligámenes con el partido político de oposición BNP (Bangladesh Nationalist Party). Ellos quieren proyectar al extremo la imagen de un país en lucha, desunido, donde no reina la democracia”. “Pero, no está equivocado recibir fondos de otros países-declara- a todos debería ser reconocido este derecho, también a la Iglesia. El problema es cómo son utilizados estos fondos y dinero”.

El purpurado usa una metáfora para representar las violencias extremistas: “Son como los molinillos que se forman en la superficie del agua de un río. El fondo está calmo, mientras que arriba todo se mueve. En Bangladesh es lo mismo: en la base de la sociedad las personas viven en modo pacífico; pero luego hay grupos motivados políticamente que crean desórdenes y disturbio”. Cuando fue creado en 1971, el país fue “fundado sobre cuatro pilares: nacionalismo, democracia, laicidad, socialismo”. Pero luego hubo un gobierno militar por 20 años, con el ejército que ha glorificado e integrado en la administración pública a los autores de crímenes políticos durante la fase de independencia”.

Ahora en el país reina la democracia, “pero por demasiado tiempo no se cultivaron las semillas de los cuatro pilares. Por demasiado tiempo no se vivió en base a aquellos principios y ahora los grupos militantes están tratando de conquistar el poder”. Todo aquello que está sucediendo, quiere subrayar, “tiene razones políticas”. Luego reporta que el día siguiente después de la masacre de Dacca del 1 de julio pasado, fue la misma Premier Sheik Hasina quien convocó a los líderes religiosos y decirnos que ninguno debe ser asesinado en nombre de la religión”. Las motivaciones políticas de las violencias “son evidentes en el hecho que la semana después fue atacada la fiesta musulmana de Eid al-Fitr en Skolakia. El objetivo era el imán liberal que guiaba la oración, que estaba juntando firmas para una fetua de condena del extremismo. Yo también adherí a la iniciativa”.

En lo que se refiere a la contribución de la Iglesia católica al desarrollo del país, para el Card. D´Rozario “los católicos son como la sal para la nación, como una pequeña lámpara pero que da luz”. En particular, en los sectores claves de la educación, salud, socorro caritativo y bienestar de la población, diálogo interreligioso. En los que se refiere a la educación, evidencia. “Nuestro trabajo, las escuelas, la calidad de la educación que damos son muy apreciados y reconocidos por todos como los mejores. Con más de mil escuelas, garantizamos la formación a todos, cristianos y no, hasta en las áreas más remotas del país. A través de la educación, tenemos un impacto positivo en toda la sociedad”. Además cada parroquia-unas 150 en todo el territorio- tiene un dispensario médico, donde se ofrecen curaciones en modo gratuito, remedios y educación sanitaria. En el aspecto de los socorros durante las inundaciones, incendios y monzones, la parte del león fue desarrollada “por Caritas, cuyo valor es reconocido en todo el mundo. En nuestro país, el brazo social de la Iglesia lleva adelante más de 90 proyectos y casi el 80% del personal no es católico”.

Respecto al aspecto del diálogo, el Card. D´Rozario divide el trabajo en cuatro campos. “El diálogo de la vida, o sea cómo vivir con sus propios vecinos; el diálogo en acción, o sea cómo podemos trabajar juntos; el diálogo de la persuasión, basado en encuentros que realizamos cada año durante el período de la Cuaresma para reflexionar sobre varios aspectos de las diferentes religiones. A estos encuentros participan ulemas y gurúes hindúes, porque el diálogo interreligioso está incardinado en profundidad en la sociedad. La cuarta área del diálogo es rezar y ayunar juntos, reflexionando sobre cómo la Palabra de Dios puede tener impacto en nuestra vida y puede ser aplicada”. Él cita un aspecto del todo original: “En nuestras liturgias, nosotros rezamos por los otros líderes religiosos. Y son los mismos musulmanes y las autoridades del gobierno que cuando nos encuentran, nos piden rezar por ellos”.

Por último en lo se refiere el deseo del Papa Francisco de visitar Bangladesh, el cardenal afirma: “Nosotros estamos listos para recibirlo como líder espiritual, peregrino, ejemplo para todas las personas; como opción por los pobres, como portador de una mensaje para ellos; como confirmación de la fe de nuestra pequeña grey. Él daría un gran aliento y coraje en el profesar al cristianismo”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Card. D’Rozario: La Iglesia ‘una pequeña grey, primera líder en Bangladés’
28/05/2018 16:24
Card. Patrick D’Rozario: Mi púrpura es un don “para Bangladesh”
10/10/2016 10:43
Teknaf, vuelca una embarcación y 12 Rohinyás mueren ahogados
17/10/2017 10:10
Card. D’Rozario: El Papa Francisco será: ‘peregrino que va al alma del pueblo’ de Bangladesh
05/10/2017 19:34