10/09/2015, 00.00
MYANMAR
Enviar a un amigo

Cardenal Bo: Poligamia y conversión, "leyes negras" que amenazan el futuro de Myanmar

de Francis Khoo Thwe
Para el arzobispo de Yangon las normas deseados por la franja extremista budista, en clave anti-musulmana, destruye el ideal de la unidad del país. El verdadero peligro es la "religión de la pobreza", que afecta al 30% (en algunas zonas el 70%) de la población. Relanza el compromiso común para el futuro y dar esperanza a Birmania.

Yangon (AsiaNews) - Las normas que rigen la poligamia y las conversiones, fuertemente deseadas por la franja extremista budista birmana para golpear la minoría musulmana (y otras), son una amenaza y destruye la esperanza de un Myanmar unido, democrático y moderno. Lo señala el cardenal Charles Bo, Arzobispo de Yangon, en un mensaje al pueblo y los gobernantes de Myanmar, en un momento clave en el país a menos de dos meses antes de las elecciones generales.

.En agosto, el cardenal en un llamado enviado a AsiaNews, "mientras miles de hombres y mujeres luchan contra las inundaciones históricas", el Parlamento bajo la presión de una élite religiosa ha aprobado (y el presidente Thein Sein firmado) cuatro “leyes negras". Normas, añade, que "no fueron diseñados por los representantes elegidos por el pueblo de Myanmar", sino una "franja extraparlamentaria" que fomenta el odio, la división y representa un peligro para la democracia. Esfuerzos similares en otras partes del mundo, como en Pakistán con las leyes sobre la blasfemia, han tenido "consecuencias desastrosas" para el pueblo.

En los últimos días los dirigentes políticos e institucionales de Myanmar han adoptado una serie de decisiones que, según activistas y expertos, afectan a los derechos y tradiciones de la minoría musulmana (5% del total). Además del rechazo de los candidatos, está la promulgación de un conjunto de reglas - la último estos días, que prohíbe la poligamia - fuertemente deseado por franja extremista budista que ha lanzado una larga campaña contra los seguidores del Islam en el país.

La norma es una de las cuatro leyes promovidas en los últimos meses por el Comité para la Protección de la nacionalidad y la religión (Ma Ba Tha, un grupo budista), contenido en el paquete "Leyes en defensa de la raza y la religión". Previamente habían obtenido luz verde  las normas sobre conversiones, que prevé una "aprobación" de las autoridades para cambiar de religión. El gobierno birmano niega que las reglas hayan sido escritas específicamente para la comunidad musulmana, que representa alrededor del 5% del total en Myanmar.

Interviniendo en la controversia, el cardenal  Bo enfáticamente habla de una nación "una vez más" en una "encrucijada, desgarrada entre la esperanza y la desesperación", después de vivir más de "cincuenta años de opresión política". "Myanmar - dice el prelado - no puede volver de nuevo a la senda del conflicto permanente. Cincuenta años de agonía son suficientes. Necesitamos la paz. Necesitamos reconciliación. Necesitamos una identidad compartida y de confianza, como ciudadanos de una nación que alimenta la esperanza".

Según el arzobispo de Yangon estas nuevas leyes "parecen haber hecho sonar el toque de difuntos" de estas esperanzas de cambio, de renacimiento, de unidad y de democracia. Por esto en un momento de "desafío" insta a la población a "estar en guardia contra estos elementos", cuyo trabajo parece ser la de "institucionalizar las ideologías extremistas". El futuro está encerrado advierte, "en la unidad en la diversidad", porque "juntos ganamos", mientras que las divisiones son fuente de un "futuro siniestro".

Recuerda las enseñanzas centenarias del budismo y Buda que promueven la paz, la misericordia, la compasión, en las que "no hay lugar para el odio". "Todos los esfuerzos para distorsionar la imagen prístina del budismo y su mensaje de amor universal - dice el cardenal Bo - debe ser combatido por todos los habitantes de nuestra nación. Los relatos de odio en nombre de la religión son un insulto a las enseñanzas del Gran Maestro". Estas cuatro leyes, reafirma el cardenal, "son el resultado de este profundo odio" y por esto el legislador "debe revisarlos" para evitar el peligro "de otras décadas de conflicto por venir".

Por último, el cardenal. Bo individualiza el verdadero desafío del país, su gente, los líderes religiosos y la clase política debe dar una respuesta concreta. El mayor peligro, advierte, no son las conversiones religiosas, sino "la pobreza… que es la religión común de la mayoría de la gente. 30% de nuestra población vive en la pobreza - recuerda - un hecho que en el Stati Rakhine [donde viven los Rohingya] y Chin alcanza picos del 70%". "Como nación – concluye el prelado - se requiere una verdadera conversión para este 30% de la población obligada a soportar una religión opresiva llamada pobreza".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Elecciones en Myanmar: se abre la campaña electoral, videomensaje de Aung San Suu Kyi
08/09/2015
Htin Kyaw, hombre fiel de Aung San Suu Kye y “civil” es el nuevo presidente de Myanmar
15/03/2016 09:46
Myanmar: vía libre al nuevo Parlamento, el primer paso hacia la democracia
01/02/2016 10:34
Aung San Suu kyi se encuentra con los vértices del país: Son necesarias elecciones libres y democracia
10/04/2015
Myanmar, el país celebra la victoria de la NLD, pero los estudiantes permanecen bajo custodia
12/11/2015