17/10/2016, 10.28
IRAK
Enviar a un amigo

Comienza la ofensiva para reconquistar Mosul

En un discurso dirigido a la nación, el premier al-Abadi afirma que ha llegado “la hora de la victoria” contra Daesh.  Una vez liberada la ciudad, solamente podrán ingresar a ella las fuerzas del gobierno y la policía. Al menos 25.000 soldados participan de la operación. El peligro de un nuevo conflicto confesional. Las Naciones Unidas manifiestan su “extrema preocupación” por la suerte de los 1,5 millones de habitantes. 

 Bagdad (AsiaNews/Agencias) – Hoy se emprende una imponente operación militar orientada a reconquistar Mosul, en el norte del país, que desde el verano de 2014 se ha convertido en un bastión del Estado islámico (EI). El anuncio dado en las últimas horas por el Primer Ministro iraquí  Haider al-Abadi, confirma el inicio de un ataque intenso y prolongado que, en los últimos días, devino una  fuente de tensión con Turquía. En el terreno están presentes tropas Pershmerga kurdas, soldados del ejército iraquí y fuerzas aliadas; una formación variopinta, sostenida por la coalición internacional liderada por los estadounidenses, que combate desde hace tiempo en Irak.

Las Naciones Unidas ya han manifestado su “extrema preocupación” por la seguridad de cerca de 1,5 millones de personas que viven en el área.

Mosul, que es la segunda ciudad más importante del país y está localizada a aproximadamente 360 km al noroeste de Bagdad, es el centro más destacado controlado por los milicianos de Daesh [acrónimo árabe para Estado islámico, ndr] en el país árabe.

Según expertos, el hecho de perder dicha zona implicaría una verdadera derrota para los yihadistas en Irak, que, no obstante, podrían replegarse hacia la vecina Siria –donde controlan Raqqa y otras zonas- y continuar así su guerra.

En un discurso transmitido por el canal de TV estatal en las primeras horas del día de hoy, el premier al-Abadi subrayó que “ha llegado la hora de la victoria” y que “la operación para liberar Mosul ha comenzado”. Hoy, agregó el Primer Ministro, “declaro el inicio de las operaciones heroicas destinadas a liberarnos de Daesh”.

“Inshallah – concluyó el jefe de gobierno – nos encontraremos en Mosul para celebrar la liberación y vuestro rescate del EI, de modo que se pueda volver a vivir unidos, como antes. Todas las religiones, unidas y juntas, podremos derrotar a Daesh, para reconstruir la amada ciudad de Mosul”. Rodeado por el estado mayor del ejército, el líder del Ejecutivo subrayó –reclamando las polémicas surgidas días atrás, en particular con Ankara- que sólo las fuerzas del gobierno y la policía iraquí podrán ingresar a Mosul.

La metrópoli del norte es mayoritariamente sunita, y en los últimos años ha registrado diversos episodios de violencia confesional, incluso contra los cristianos, que han llorado la muerte de un obispo, de sacerdotes y fieles.

Analistas y expertos en política destacan que el hecho de emprender una toma de Mosul –quizás anticipadamente- busca evitar el peligro de transformar la batalla en un nuevo –y sangriento- conflicto confesional. Un peligro que se vio agudizado por las injerencias externas, tal como lo testimonian las palabras pronunciadas la semana pasada por el presidente turco Erdogan, que quiere entregar la ciudad a los musulmanes sunitas y a los turcomanos.

Mosul ha revestido un rol estratégico en el avance del Estado islámico. Fue aquí que el líder Abu Bakr al-Baghdadi declaró el “Califato”, que comprende una vasta porción de territorio –en su mayor parte, desértico- en el norte y oeste de Irak, y en el sector oriental de Siria.

Hace meses que el gobierno iraquí y las fuerzas de la coalición estudian una ofensiva para la reconquista de la ciudad y de la parte de la gobernación de Nínive que está bajo el control de los yihadistas. Los expertos advierten que la ofensiva podría prolongarse durante semanas, sino meses.

Miles de fuerzas leales al gobierno se han reunido en la base de Qayyarah, una pequeña ciudad estratégica ubicada a 60 km al sur de Mosul, que fue reconquistada en agosto, para emprender la ofensiva. En los últimos días, las fuerzas armadas han arrojado miles de volantes sobre la ciudad,  advirtiendo a la población civil que el inicio de las operaciones militares es “inminente”.

La batalla por la reconquista de Mosul será quizás la operación militar más compleja que el ejército iraquí deba afrontar en el terreno. Bagdad ha destinado más de 25.000 soldados, incluyendo fuerzas paramilitares que abarcan tribales sunitas y milicias chiíes. Éstos deberán vencer la resistencia de 9.000 yihadistas –a pesar de que algunas fuentes hablan de sólo 3.000 combatientes- que se han quedado controlando la ciudad.

En la recuperación de Mosul participan: el ejército iraquí, sostenido a nivel militar e inteligencia por las fuerzas estadounidenses presentes en el país; la policía iraquí; las fuerzas paramilitares populares (chiíes), que responden el Primer Ministro y tendrían el apoyo de Irán; expertos en anti-terrorismo, siempre a la vanguardia en la lucha contra Daesh; las tropas de la coalición internacional. A éstos se suman las milicias Pershmerga kurdas, que debieran responder a Bagdad pero que, en realidad, operan de manera autónoma contra los yihadistas y las tropas turcas, presentes en el territorio iraquí pese que el gobierno central y el premier al-Abadi se manifestaron en contra de ello.

Antes de la guerra, en Mosul vivían unos 2 millones de habitantes, mientras que hoy quedan cerca de 1,5 millones. Y es justamente la suerte de los civiles lo que más captura la atención de las Naciones Unidas,  cuyo subsecretario para Asuntos humanitarios y emergencias, Stephen O’Brien pide por la protección y la seguridad de los habitantes. “Estoy sumamente preocupado por la seguridad de los 1,5 millones de habitantes de Mosul –declaró el alto diplomático- puesto que ellos podrían sufrir las consecuencias de la operación”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Patriarca caldeo: Que con la liberación de Mosul, los iraquíes encuentren paz y unidad
19/10/2016 12:04
Ejército y Peshmerga avanzan rumbo a Mosul. La ONU teme que los civiles sean usados como escudos humanos
18/10/2016 12:41
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Qaraqosh, la primera misa en la catedral devastada por el Estado islámico
31/10/2016 10:51