18/01/2017, 14.31
CHINA
Enviar a un amigo

Continúa el dramático sufrimiento físico y mental de Li Chunfu, abogado que defiende los derechos humanos

de Wang Qiaoling

Graves daños físicos han sido reportados a raíz de las torturas. “¡Dime! ¡Qué es lo que me estás escondiendo!”: los inquietantes gritos de Li recuerdan los interrogatorios que padeció. 

Beijing (AsiaNews/China Change) - Li Chunfu, un abogado que defiende los derechos humanos, fue liberado de la custodia de las fuerzas de seguridad chinas el pasado 12 de enero,y su familia y sobre todo su cuñada, Wang Qiaoling, han aportado al mundo exterior datos actualizados acerca de su estado. Sus notas dan clara cuenta de que, a causa de las torturas padecidas por Li, él es un hombre devastado, que sufre desde el punto de vista físico y mental. Los editores de la revista “Cina Change” piden a las Naciones Unidas que investiguen el tratamiento que Li Chunfu recibió durante su custodia, y exigen el acceso inmediato al asesoramiento legal para Li Heping y Wang Quanzhang, así como para Jiang Tianyong, que se encuentra detenido de manera secreta desde el 21 de noviembre de 2016. Las condiciones de todas estas personas siembran gran preocupación en vista del estado de Li Chunfu. Damos cuenta de la situación actual de Li Chunfu, a través de la información brindada por su cuñada, Wang Qiaoling.

 

Estos últimos días estuve en la casa de Chunfu (李春富), preocupada, pensando que habría tenido otro episodio y que esto podría hacerle mal a su mujer. Anoche seguimos lo indicado por el médico, e invitamos a Chunfu a sentarse con nosotros en el diván, para hablar de su tratamiento. Mientras estuvo detenido, Chunfu sufrió graves daños en sus vértebras cervicales y en su columna, y su cuello quedó un poco desviado. De no haberlo notado el médico, no nos habríamos percatado de ello.

Apenas nos sentamos en el diván y terminamos de hablar sobre el tratamiento médico, de repente, Chunfu comenzó a chillar: “¡Dime! ¡Qué es lo que me están escondiendo!”(*) Me quedé sin palabras. Miré el rostro de Chunfu trastornado y con una expresión siniestra, y sus ojos llenos de un brillo inquietante.

Finalmente pude entender lo que mi cuñada refiere acerca de sus arrebatos. Ansiosa, imité sus gritos: “¡Dime! ¡Qué es lo que me estás escondiendo!”. El doctor sugirió que los miembros de la familia repitieran lo que el paciente dijera. Me sentía muy insegura, pero tenía los ojos fijos en él: “¡Dime! ¡Qué es lo que me estás escondiendo!”(*) La maldad en los ojos de Chunfu comenzó a disiparse lentamente.

La mujer de Chunfu, Bi Liping (毕丽萍), sentada a nuestro lado, estaba llorando. "Chunfu, cuando te vi en la comisará inmediatamente sospeché que tenías problemas físicos. Habría podido darme la vuelta e irme, y no llevarte a cada. Pero te traje de nuevo, y esto demuestra que nosotros no queremos hacerte mal. ¿Por qué no confías más en nosotros? Tu cuñada y Yang Bo (杨波, sobrino de los hermanos Li) han dejado sus ocupaciones para estar con nosotros, sólo de esta forma he podido ayudarte con el tratamiento. Debes creer en nosotros”. Chunfu aún tenía esa mirada cruel en sus ojos y comenzó a mirarme fijamente. Me sentía tan abrumada. Rugí una vez más: “¡Dime! ¡Qué es lo que me estás escondiendo!”(*) La mirada amenazadora de Chunfu desapareció de nuevo, lentamente.

Le dijimos que fuera a lavarse la cara y los dientes, para poder acostarnos y dormir, pero él estaba ausente y confundido, y preguntó: “¿Por qué debo lavarme los dientes?”. Cuando terminó de lavárselos, le preguntó nuevamente a su mujer: “¿Cuál es mi cepillo de dientes?”.

Antes de quedarse dormido, llamó a Bi Liping a su habitación dos veces, para preguntar: “¿Estás segura de que no me estás escondiendo algo?”.

Los Chunfu pasaron toda la noche con el sueño agitado. Pensaba una y otra vez: ¿por qué a Heping y a Quanzhang no les permitieron el acceso a un abogado?  Xie Yang (谢 阳) y Wu Gan (吴 淦) ahora pueden ver a abogados. ¿Y por qué Heping y Quanzhang están como Chunfu? Di vueltas durante toda la noche, y sólo logré cerrar los ojos para dormir un poco, semiconsciente, por la mañana. Cuando volví a ver a Chunfu, que me miraba con aquella expresión atormentada y feroz fija en su rostro, finalmente entendí a qué se refería mi cuñada cuando hablaba de sus episodios, y por qué no logra dormir y ahora se despierta constantemente con miedo.

Familiares de los abogados del 709,

Wang Qiaoling (王峭岭, esposa de Li Heping)

Li Wenzu (李文足, esposa de Wang Quanzhang)

Bi Liping (esposa de  Li Chunfu)

16 de enero de 2017

 

Post data del Abogado Chen Jiangang: Li Chunfu está en un estado de paranoia, terror y alarma. Siempre tiene miedo. Miedo a que algo salga mal, miedo a que alguien pueda llevárselo. Cuando ve a unos de sus viejos amigos se siente un poco mejor, pero incluso cuando habla con un amigo, aún sigue plagado de sospechas, presentimientos y terror. Por ejemplo, cuando fuimos  comer juntos, alguien le pidió que ordenara la comida. Y él respondió: “¿Qué quieren decir? ¿Qué está por suceder algo?" Ante la pregunta de si quería comer ravioles o spaghetti, respondió reiteradamente preguntado qué significaba aquella pregunta y “¿por qué me están pidiendo a mí que elija?”. 

* Nota: Varios abogados y activistas que defienden los derechos humanos han informado que “¡Dime! ¡Qué es lo que me estás escondiendo!” es aquello que los investigadores suelen gritar durante los interrogatorios. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Drogado y esquizofrénico: los efectos de la prisión y de la tortura en Li Chunfu, abogado que lucha por los derechos humanos
16/01/2017 14:25
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
En la cárcel, Wang Quanzhang, abogado por los derechos humanos, es forzado a consumir medicamentos
20/07/2018 12:12
Abogados de derechos humanos torturados para extraerles sus "confesiones"
25/01/2017 11:31
Disturbios mentales y físicos para el abogado Li Chunfu después de 18 meses de prisión
14/01/2017 12:17