16/01/2017, 14.25
CHINA
Enviar a un amigo

Drogado y esquizofrénico: los efectos de la prisión y de la tortura en Li Chunfu, abogado que lucha por los derechos humanos

de Wang Zhicheng

En prisión, cada día era obligado a tomar medicamentos “contra la hipertensión” (problema que jamás tuvo). Vivió largos períodos encerrado en una estrecha jaula de hierro. El testimonio de la cuñada Wang Qiaoling y el agradecimiento de su esposa, Bi Liping: “Alcémonos, denunciemos los crímenes de la policía de Tianjin. ¡Expongámoslos a la luz del sol!”. La revista “China Change”  solicita una investigación internacional sobre los abusos perpetrados contra los abogados que defienden los derechos humanos (muchos de ellos, cristianos).

Beijing (AsiaNews) - Li Chunfu -un abogado que defiende los derechos humanos, y que fue arrestado durante el llamado “incidente del 709” y liberado el 12 de enero pasado a la espera del juicio- tras 18 meses de prisión, presenta signos de esquizofrenia. Es lo que han establecido los médicos del hospital Huilongguan, donde fue internado el 14 de enero pasado. Mientras estuvo  en prisión, fue sometido a terribles torturas y tratado como un caso psiquiátrico, y fue obligado a consumir psicofármacos que le arruinaron la mente. Por varios períodos, fue obligado a vivir en una jaula de metal de un metro por dos.

Li Chunfu, de 45 años, es el hermano menor de Li Heping, abogado cristiano que también fue arrestado junto a otros 300 defensores de los derechos humanos. Los editores de la revista “China Change” piden insistentemente a la comunidad internacional que se emprenda una investigación sobre los abusos que padecen todos estos abogados. Mientras tanto, la esposa de Li Heping, Wang Qiaoling, que está luchando por la liberación de su marido, también sigue de cerca la situación de su cuñado y lleva una crónica de cuanto sucede. A continuación, transcribimos el relato de la visita de Li Chunfu al hospital de Beijing, realizada el 14 de enero pasado (que fue publicada en el día de ayer por “China Change”).

 

 

Ayer, en el cuarto piso del hospital Huilongguan de Beijing, sentada en la sala exterior del consultorio médico, Bi Liping, la mujer del abogado defensor de los derechos humanos Li Chunfu, recibió una llamada telefónica del oficial Yang, de a comisaría de la localidad de Jiaowang, en el distrito de Tongzhou.

Mi cuñada siempre está tranquila, y jamás alza la voz, pero esta vez se puso a rugir al teléfono. “Oficial Yang, en estos 18 meses he tratado de cooperar con ustedes. Ustedes me dijeron que no difundiera noticias, que no trabajara con mi cuñada y yo seguí todo lo que me dijeron. ¡Pero ahora miren lo que le ha sucedido a Chunfu! ¡Su mente está destruida! ¿Qué le han hecho ustedes? ¿Qué le han hecho? ¡No es posible!”.

Sentado en la sala de espera, los ojos de Chunfu quedaban fijos en cualquier cosa que se moviera a su alrededor y tenía problemas para comunicarse con la gente. Llegado un momento, dirigiéndose a algunos abogados amigos, con nosotros estalló: “Luego de seis meses de prisión domiciliaria [el término oficial para ‘detención secreta’ – ndr] me había vuelto loco. Continuaba gritando y chillando”.

Sentí escalofríos al oír estas palabras saliendo de la boca de Chunfu. No le hice más preguntas acerca de ello. Sólo fijé en él mi mirada, sin tener el coraje para pensar o hablar.  Él prosiguió: “El 5 de enero me sacaron del centro de detención. No siguieron ningún procedimiento. ¡Un montón de gente arriesga perder el trabajo! Hicieron de todo contra mí. Pero yo no hice nada ilegal; todo lo que hice fue, una vez, instalarme con un cartel frente a la oficina de Seguridad pública del Nordeste, reclamando por el derecho a ver a mi cliente. Querían que yo firmase una confesión, pero no lo hice a ningún precio. ¡Sabía que, de hacerlo, ellos lo filmarían sin estar yo a sabiendas de ello, y que mi hermano Li Heping y otros abogados se verían afectados! Tras una breve pausa, agregó: “No le digan esto a nadie. Son tantas las personas que se verán afectadas”. Estas fueron las palabras exactas de Chunfu, y yo estoy segura de que todos entienden qué significan.

Más tarde, hacia la noche, Liping [v. foto 1, junto a su hijo y al marido, recién liberado] pudo ver que los nervios de Chunfu se habían calmado un poco, y tomándolo de la mano, le preguntó con suavidad: “¿No has tomado los medicamentos en estos días?”

Chunfu vaciló un instante y luego respondió: “Me daban medicamentos todos los días. En estos últimos días no los tenía. Es insoportable…”.

Chunfu no tenía hipertensión, y ayer, en el hospital, los doctores dijeron que su presión sanguínea era normal. Pero en el centro penitenciario el doctor lo obligaba a tomar medicamentos todos los días, aduciendo que eran para la presión. El tratamiento contra “la hipertensión” comenzó desde el primerísimo día de su arresto.

Liping y yo ya no podíamos más – las lágrimas corrían.  

Esta mañana sacamos a Chunfu para dar un paseo. Aterrorizado, preguntó: “¿La policía va a llevarse a toda nuestra familia?”

 

Firmado: Miembros de las familias de los abogados del 709

Wang Qiaoling (王峭岭, esposa de Li Heping [李和平], hermano de Li Chunfu); 
Li Wenzu (李文足, esposa de Wang Quanzhang [王全璋])
; Bi Liping (esposa de Li Chunfu)

15 de enero de 2017

 

 

Post data: Un mensaje de gratitud de parte de Bi Liping

¡Quiero agradecer a todos nuestros amigos! También quiero decir a todos los familiares de los abogados que defienden los derechos humanos del 709: no sean gentiles y silenciosos como yo, de otro modo terminaréis en la misma situación que estoy yo ahora. Alcémonos, denunciemos los crímenes de la policía de Tianjin. ¡Expongámoslos a la luz del sol! Doy las gracias a todos por su cercanía. El interés y el amor de ustedes nos han dado la energía para perseverar en todo esto.  

Bi Liping, esposa de Li Chunfu, abogado del 709

15 de enero de 2017

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Continúa el dramático sufrimiento físico y mental de Li Chunfu, abogado que defiende los derechos humanos
18/01/2017 14:31
Abogados de derechos humanos torturados para extraerles sus "confesiones"
25/01/2017 11:31
Disturbios mentales y físicos para el abogado Li Chunfu después de 18 meses de prisión
14/01/2017 12:17
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00