11/06/2016, 14.02
RUSIA - ORTODOXOS
Enviar a un amigo

Crece el número de Iglesias que tienen intención de no participar en el Concilio pan-ortodoxo

de Marta Allevato

Después de Bulgaria, Antioquía y Georgia, el Patriarcado de Serbia también se expresa a favor de posponer la cita en Creta. En tanto, Moscú no envía a su representante para el trabajo  preparatorio del documento final del Concilio, y el 13 de junio decidirá su posición oficial.

Moscú (AsiaNews) - La reunión extraordinaria del Sínodo del Patriarcado de Moscú, para decidir la participación de la Iglesia ortodoxa rusa en el Concilio pan-ortodoxo de Creta, se llevará a cabo el lunes 13 de junio. Lo dio a conocer el Patriarcado mismo en su sitio de Internet,  en tanto crece el número de Iglesias locales que declaran su defección a la cita esperada.

El 9 de junio, el Patriarcado de Serbia envió una carta al Patriarca ecuménico Bartolomé I –responsable de la coordinación para los preparativos del Concilio- declarando “ver obstáculos” para su participación, y proponiendo considerar la cita fijada (16-26 de junio) como una reunión de “consulta” pan-ortodoxa, en vista del verdadero y auténtico Concilio, a ser celebrado luego de haber enmendado “al máximo”  los documentos en torno a los cuales se concentran los malhumores de diversas Iglesias.

Antes de los serbios, Bulgaria y el Patriarcado de Antioquía ya habían anunciado su ausencia en Creta. A éstas, se sumó luego la Iglesia georgiana, particularmente en contra de uno de los documentos que el Concilio debiera promulgar: el que se refiere a las relaciones entre ortodoxos y las demás confesiones cristianas. Los detractores del texto critican la posición “ecuménica” contenida en el mismo, e insisten en que católicos y protestantes sean definidos como herejes y no como “Iglesias”. La Iglesia ortodoxa rusa en el Exterior (ROCA) señaló las “graves carencias” de los documentos, en tanto también fueron propuestas enmiendas  por los monjes del monte Athos.

A la luz de esta fragmentación, algunos días atrás, el Sínodo del Patriarcado de Moscú  había pedido que se convocara, antes del 10 de junio, a una reunión “pan-ortodoxa, preconciliar, extraordinaria”, orientada a examinar las enmiendas elaboradas por las Iglesias nacionales sobre los documentos cuestionados, y la eventual necesidad de posponerlo. La idea, sin embargo, fue rechazada por Constantinopla, que desde el inicio trató de limitar lo más posible la discusión de los textos, que son fruto de extenuantes trabajos concluidos en enero pasado, con la reunión de 14 jefes de las Iglesias auto-céfalas ortodoxas en Chambésy, Suiza.

A la espera de la reunión del Sínodo del Patriarcado de Moscú, el presidente del departamento sinodal para las Relaciones externas, el metropolita Hilarion (Alfeyev) decidió no partir rumbo a Creta, donde el 9 de junio estaba previsto emprender un trabajo para la preparación de documentos finales del Concilio. “Dado que un cierto número de Iglesias no considera oportuno mandar a sus representantes a participar en la escritura del mensaje del Concilio pan-ortodoxo, hasta tanto no se resuelvan las cuestiones fundamentales que se refieren a la posibilidad misma de celebrar el Concilio, la Iglesia rusa ha incluso considerado prematuro enviar a su representante”, explicó una fuente a la agencia Ria Novosti el 10 de junio.

La misma fuente refirió Moscú ha recibido, el 9 de junio, la negativa oficial de Constantinopla a su propuesta de celebrar una reunión pan-ortodoxa extraordinaria, y que ahora “serán atentamente estudiadas las posiciones de las demás Iglesias, y serán escuchadas las opiniones expresadas”. En el mensaje del Patriarcado ecuménico a Moscú, concluye la fuente, se explica que Constantinopla está en conocimiento de los problemas planteados por la Iglesia rusa, que está tratando de resolverlos y que está convencida de que todas las Iglesias participarán finalmente del Concilio.

El Concilio Pan-ortodoxo no se convoca desde hace más de 1000 años, y los preparativos para su desarrollo han requerido más de 50 años. Los participantes debieran promulgar seis documentos, entre otros temas, sobre: las relaciones de la Iglesia ortodoxa con el resto del mundo cristiano; el ayuno y su observancia; el sacramento del matrimonio; la misión de la Iglesia en el mundo contemporáneo; la guía espiritual de la diáspora, y la auto-cefalia y la modalidad para proclamarla. El Patriarca ruso Kirill, respondiendo algunos meses atrás a los detractores del evento de Creta, ya hubo de subrayar oficialmente que no se tratará de un Concilio “ecuménico”, porque en la agenda del mismo no se prevé la resolución de cuestiones doctrinales, y porque no se introducirán innovaciones en la vida litúrgica de la Iglesia ni su estructura canónica.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Poroshenko: sólo el Patriarca Bartolomé puede ayudar a la Iglesia de Ucrania a unirse
30/07/2016 13:00
Continúa el trabajo del Sínodo Pan-ortodoxo
24/06/2016 15:57
Iglesia ortodoxa rusa: la colaboración entre ortodoxos y católicos hoy es más importante que nunca
03/10/2016 13:43
Concilio Pan-ortodoxo, reunión de urgencia del Sínodo patriarcal de Moscú para decidir su participación
08/06/2016 10:46
Divisiones y contrastes entre las iglesias ponen en riesgo el Sínodo pan-ortodoxo de Creta
08/06/2016 13:06