23/09/2018, 18.21
VATICANO-LITUANIA
Enviar a un amigo

El Papa en los Países bálticos: visita y oración en los monumentos a las víctimas de la ocupación y del gueto judío

El Papa Francisco se detuvo en silencio en el lugar, y llevó una ofrenda de flores y una lámpara dorada al museo que recuerda a las personas torturadas y ajusticiadas por la KGB.  “El afán prepotente de los que pretendían controlarlo todo”. La oración, para que no seamos sordos “al grito de todos los que hoy siguen clamando al cielo”.

Vilna (AsiaNews) – El último gesto del Papa Francisco en Lituania fue en la tarde de hoy, y consistió en una visita y oración a dos monumentos: al del gueto judío, destruido hace 75 años por los nazis, y al de las víctimas de la ocupación y las luchas por la libertad. El pontífice también visitó el Museo de las víctimas del genocidio. Este último es un edificio que alguna vez fue usado como tribunal y cuyo destino luego fue ser prisión y lugar de tortura durante el régimen comunista, hasta ser abandonado por la KGB en 1991. Se calcula que cuando menos mil personas fueron ajusticiadas en ese lugar. Pero cientos de miles de lituanos fueron deportados a otros lugares, como Siberia.  

Mientras regresaba en automóvil proveniente de Kaunas, Francisco se detuvo en silencio delante del monumento del gueto judío, y colocó allí una corona de flores. Luego, al llegar al Museo acompañado por el arzobispo de Vilna, Mons. Gintaras Grušas, el pontífice donó y encendió una lámpara dorada, que llevó de regalo, y recorrió las celdas y las cámaras de tortura, deteniéndose aquí y allá en silencio y en oración. Luego salió del lugar, para dirigirse al monumento de las víctimas de la ocupación y de las luchas por la libertad. Allí, frente a miles de personas, pronunció esta plegaria:  

 

«Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» (Mt 27,47).

Tu grito, Señor, no deja de resonar, y hace eco en estas paredes que recuerdan los padecimientos vividos por tantos hijos de este pueblo. Lituanos y provenientes de diferentes naciones han sufrido en su carne el afán prepotente de quienes pretendían controlarlo todo. En tu grito, Señor, encuentra eco el grito del inocente que se une a tu voz y se eleva hacia el cielo. Es el Viernes Santo del dolor y de la amargura, de la desolación y de la impotencia, de la crueldad y del sinsentido que vivió este pueblo lituano ante la ambición desenfrenada que endurece y ciega el corazón.

En este lugar de la memoria, te imploramos Señor que tu grito nos mantenga despiertos. Que tu grito, Señor, nos libre de la enfermedad espiritual a la que como pueblo estamos siempre tentados: olvidarnos de nuestros padres, de lo que se vivió y padeció.

Que en tu grito y en las vidas de nuestros mayores, que tanto sufrieron, encontremos la valentía para comprometernos decididamente con el presente y con el futuro; que aquel grito sea estímulo para no acomodarnos a las modas de turno, a los slogans simplificadores, y a todo intento de reducir y privar a cualquier persona de la dignidad con la que tú la has revestido.

Señor, que Lituania sea faro de esperanza. Sea tierra de la memoria operosa que renueve compromisos contra toda injusticia. Que promueva intentos creativos en la defensa de los derechos de todas las personas, especialmente de los más indefensos y vulnerables. Y que sea maestra en cómo reconciliar y armonizar la diversidad.

Señor, no permitas que seamos sordos al grito de todos los que hoy siguen clamando al cielo.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El Papa en los Países Bálticos: con el Evangelio de Cristo, tornar realidad la globalización de la solidaridad
23/09/2018 12:34
El Papa en los Países Bálticos, Kaunas: Queremos entregar la vida en el servicio y en la alegría
23/09/2018 12:00
El Papa en los Países Bálticos: cerca del tabernáculo, del Señor y de la gente
23/09/2018 17:51
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18