22/10/2019, 11.01
RUSIA-GRECIA
Enviar a un amigo

El Patriarcado de Moscú penaliza a los obispos griegos filo-ucranianos

de Vladimir Rozanskij

Directiva a los fieles, indicando asistir exclusivamente a aquellas iglesias en las que no se menciona al metropolitano de Kiev. El “chantaje eucarístico” también impacta en el turismo y en las peregrinaciones. Según Kirill, el conflicto entre la Iglesia griega y la Iglesia rusa es provocado por “aquellos que pretenden difundir en el mundo la ideología anticristiana”, y no quieren que la Iglesia ortodoxa brinde “sus dones espirituales” al mundo .

Moscú (AsiaNews) - El Patriarcado de Moscú ha invitado a sus fieles que viajan a Grecia a participar en la liturgia y en la comunión eucarística exclusivamente en aquellas iglesias en las que no se nombre al metropolitano Epifanio de Kiev. Al tomar la palabra en el canal televisivo Rusia 24, el metropolita Hilario (Alfeev) dijo estar a disposición, con el departamento patriarcal de asuntos exteriores bajo su guía, para señalar a quien lo desee, cuáles son las iglesias a las que pueden dirigirse, y a cuáles está prohibido ir: “Si van a Grecia de vacaciones no hay problema, pero si quieren asistir a las iglesias griegas, primero consulten con nosotros”.  

El 19 de octubre, en una liturgia en Salónica, el patriarca de Constantinopla, Bartolomé  (Archontonis), con-celebró con el líder de la Iglesia helénica, Ieronymos (Liapis), arzobispo de Atenas, y juntos conmemoraron a quien encabeza la nueva Iglesia ucraniana, Epifanio (Dumenko). Por ahora, ninguno de los otros obispos griegos ha mencionado al metropolitano de Kiev durante la liturgia (solo en las liturgias más solemnes se nombran todos los jerarcas en comunión), pero el Patriarcado de Moscú ha prometido mantener bajo control la situación, para distinguir a los obispos “fieles” de aquellos que serán sancionados. Dicha definición acarreará consecuencias, no solo devocionales: las agencias de viaje rusas ya se están organizando para excluir de sus propuestas los destinos turísticos en las zonas prohibidas, sometidas a lo que ya se ha dado en llamar el “chantaje eucarístico”. Cabe remarcar que no solo nos referimos a los grandes flujos de turistas, sino también a decenas de miles de peregrinos, que viajan para visitar los santuarios griegos.

Hace algunos días, al participar en el XIII Congreso del “Concilio Ruso Mundial” -la  organización patriótica que él mismo fundó en los años Noventa -, el patriarca de Moscú, Kirill (Gundjaev), se descargó contra “los conspiradores que quieren separar al mundo griego de Rusia; tenemos información clara que da cuenta de que todo lo que está sucediendo en la Ortodoxia mundial en la actualidad no es algo causal, sino la realización de un plan muy concreto”. Según el patriarca, este plan pretende impedir a los rusos “compartir con el mundo sus dones espirituales, los cuales no son del agrado de aquellos que buscan difundir en el mundo la ideología anticristiana”.

Por otro lado, Rusia no tiene ninguna intención de ceder a semejantes proyectos “del Maligno”, e incluso más, en el Concilio Ruso se adoptaron medidas concretas para reforzar la unidad y el desarrollo futuro del pueblo ruso en la patria y en el mundo. El plan prevé incrementar la población rusa de 145 a 160 millones para el año 2050, obteniendo amplios créditos para las madres que tengan hijos (que debieran aumentar de 0,7 a 3 hijos por mujer). Además, el proyecto prevé conceder la ciudadanía rusa a todos los rusos del mundo, comenzando por Ucrania y Bielorrusia, y a “todos aquellos que se sienten rusos” en cualquier parte del mundo.  

Es por ello que la Iglesia rusa también busca afirmar su rol universal, compitiendo con el Patriarcado de Constantinopla, dividiendo a los ortodoxos en “nuestros” y “ellos”. En la reunión extraordinaria del Sínodo de Obispos rusos del 17-18 de octubre (v. foto 1), se analizaron todas las intervenciones de los obispos griegos durante el Sínodo de Atenas del 12 de octubre, subrayando que algunos de ellos defendieron las tesis rusas que sostienen que Ucrania lleva más de tres siglos bajo la jurisdicción rusa. Además, los rusos ponen de relieve las posiciones ampliamente filo-rusas de la iglesia de Chipre, guiada por el arzobispo  Chrysostomos (Tala), histórico amigo de Kirill. Los rusos tienen en Chipre una de sus principales sedes de capitales “off-shore”. La guerra por el control de la Ortodoxia mundial quizás esté solamente en sus inicios.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La Iglesia ortodoxa griega reconoce a la Iglesia ucraniana
14/10/2019 10:04
La Chiesa ortodoxa griega frena sObre la autocefalia ucraniana. Filarete la combate
13/06/2019 11:45
Konstantin Sigov: La Iglesia en Kiev, caridad local y cristianismo mundial
22/12/2018 12:12
Bartolomé expresa los saludos de Pascua en ucraniano
30/04/2019 09:52
El cisma de Filareto, en medio del cisma de Ucrania
26/06/2019 14:09