14/02/2015, 00.00
HONG KONG - CHINA - VATICANO
Enviar a un amigo

El card. Zen y los católicos protestan contra Beijing sobre la suerte de mons. Cosme Shi Enxiang

de Victoria Ma
El gobierno chino no dice si el obispo Shi de Yixian está vivo o muerto, Rosas blancas y claveles para honrar a los obispos muertos en las cárceles y para aquellos que aún están vivos. Las autoridades chinas violan su propia Constitución. Pedida la liberación de mons. Si Zhimin, desde hace 17 años desaparecido en manos de la policía..

Hong Kong (AsiaNews)- El gobierno chino debe decir la verdad sobre la situación de mons. Cosme Shi Enxiang de Yixian (Hebei)- que algunos dan por muerto en cárcel- y la suerte de otros religiosos desaparecidos en manos de la policía. Es cuánto han pedido hoy, el card. Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, con una protesta delante del China Liaison Office de Hong Kong, la oficina de representación de China en el territorio.

Junto al card. Zen, todavía convaleciente después de una larga influencia, en la demostración han participado miembros de la Comisión Justicia y Paz de la diócesis.

Los manifestantes han recordado a los diversos obispos muertos en prisión, y en los últimos 20 años: Mons. Giuseppe fan Xueyan de Baoding (Hebei); mons. Giovanni Han Dingxiang de Yongnian (Hebei), mons. Gao Kexian de Yantai y Zhoucon (Shandong).

 Lllevaban ramos de flores para recordar a ellos y a los sacerdotes aún en prisión, el frupo ha gritado eslogan, intercalados por momentos de oración y cantos religiosos. Ellos ofrecieron rosas blancas por los obispos muertos (en la cultura china el blanco es el color del luto-ndr), y claveles eran para los obispos y sacerdotes desaparecidos en manos de la policía y se espera aún vivos.

En una declaración distribuida por los manifestantes, se afirma que en las semanas pasadas surgieron noticias referidas a la muerte en cárcel de mons. Cosme Shi Enxiang, "secretamente encarcelado hace 14 años y sin ningún proceso".

La declaración hace notar que según algunas fuentes, mons. Shi habría muerto hace unos 2 años atrás, algunas fuentes eclesiales dicen que el gobierno chino prohibió toda información al respecto y rechaza dar cualquier indicación sobre el lugar y la situación de mons. Shi, rindiendo imposible saber si el obispo de Yonxian esté vivo p muerto.

Mons. Shi, nacido en 1922, estuvo encarcelado por más de 50 años. El 13 de abril de 2001, un Viernes Santo, fue arrestado en Beijing en la casa de su sobrina. Desde entonces no se sabe nada de él y nadie sabe si está vivo o muerto.

La declaración de Justicia y Paz afirma: "La forzada desaparición de mons. Shi es una terrible violación a los derechos humanos. El silencio actual sobre su suerte, si esté vivo o muerto, en relación con los familiares es un acto al máximo de inhumanidad.

Los manifestantes piden con fuerza que el gobierno chino diga públicamente la verdad sobre los hechos sobre mons. Shi.Y si está muerto, que las autoridades entreguen el cuerpo o las cenizas a la familia para los funerales.

También exigen la verdad sobre la suerte de otro obispo desaparecido en manos de la policía, mons. Giacomo Su Zhimin de Baoding (Hebei). En el pasado él fue encarcelado muchas veces por su fidelidad a la Iglesia católica. Desde su último arresto, en octubre de 1997 de él no se sabe nada.

Hace algunas semanas los familiares de mons. Su han tratado de presentar una petición a Yu Zhengsheng, un miembro del Comité permanente del politburó que estuvo de visita en Baoding, pero fueron arrestados y tenidos en aislamiento en un hotel por 3 días. "Fue-afirma la declaración- una seria de violación del art. 37 de la Constitución china sobre la libertad civil".

Los católicos recuerdan que los dos pastores desaparecidos y sus largos sufrimientos en defensa de la libertad y de la fe católica, honrándolos con devoción. Al mismo tiempo han criticado al gobierno chino por sus métodos de forzadas desapariciones y han pedido el pleno respeto por los derechos a la libertad religiosa a todos los ciudadanos.

Los manifestantes exigen la inmediata liberación de mons. Su y de todos los sacerdotes encarcelados o en campos de trabajo, junto a la finalización del control policial sobre sus acciones.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Beijing esconde el cadáver de mons. Cosme Shi Enxiang: demasiado "peligroso"
09/02/2015
Justicia y Paz: Liberen a Mons. Agustín Cui Tai, obispo de Xuanhua
30/05/2018 13:57
Justicia y Paz: Empeora la situación de los católicos en China, el gobierno cambia marcha
09/04/2015
El editor Gui Minhai fue ‘raptado’ una vez más por la policía, frente a dos diplomáticos suecos
23/01/2018 10:01
El artículo del Card. Tong, sobre el diálogo China-Santa Sede, que despierta alegría y confusión
09/02/2017 16:10