01 Julio 2016
AsiaNews.it Twitter AsiaNews.it Facebook
Areas geogràficas




  • > Africa
  • > Asia Central
  • > Asia del Norte
  • > Asia del Sur
  • > Europe
  • > Nord America
  • > Noroeste Asiático
  • > Oriente Medio
  • > Sud America
  • > Sudeste Asiático
  • > Asia del Este

  • mediazioni e arbitrati, risoluzione alternativa delle controversie e servizi di mediazione e arbitrato


    » 09/07/2014, 00.00

    ISLAM

    El sueño imposible del Califato Islámico

    Samir Khalil Samir

    La retórica de Abu Bakr al-Baghdadi es un fracaso. Ningún musulmán quiere vivir en un califato. El mismo "califa" es rechazado por todos. Pero tiene razón en señalar la decadencia del mundo islámico, de los cuales los primeros responsables son los propios musulmanes. Israel y la teoría de la "conspiración". Restaurar el Islam en la sociedad a través de un diálogo abierto, basado en los valores universales y comunes. De lo contrario probabilidades de terminar también con el Islam.

    Beirut (AsiaNews) - El anuncio de la inauguración del Califato Islámico de parte de Abu Bakr al Bagdadi (en la foto), revela un sentimiento de desesperanza. Su proclamación tiene una fuerte impronta ideológica, pero para marcar el comienzo de esta nueva era del califato en todo el mundo, tuvo que cambiar de zona, no en Siria, donde era probable que sea eliminado por el ejército de Bashar Assad Isis, sino en Irak, en la parte de los débiles sunitas, donde el gobierno no tenía un ejército fuerte. Y ellos dejaron de hacer esta afirmación presuntuosa.

    El hecho mismo de redefinir no más "Isis" que tenia presente las palabras "Irak y Siria", sino simplemente "Estado islámico", como algo del mundo, es ridículo desde el punto de vista práctico. Al mismo tiempo, revela la dimensión ideológica del proyecto: se trata de es restaurar el califato de Bagdad, considerado como el período más brillante del Islam.

    Pero la mayoría de los musulmanes no sueñan  más con el califato, ni un imperio sin fronteras. Todo el mundo trata de vivir en una nación, tanto es así que incluso los kurdos han estado trabajando durante años para dar a luz a su nación.

    1. El fin del Califato y el nacimiento de los "Hermanos Musulmanes"

    El fin del Califato cita a Mustafa Kemal Ataturk, el fundador de la Turquía moderna. Él depuso el 1 de noviembre de 1922, al sultán Mehmet VI, y 18 días después fue elegido califa Abdülmecid Efendi, por un corto tiempo. Ataturk fundó la República 29 de octubre 1923 y después de ser elegido presidente, él proclamó la abolición definitiva del califato islámico el 03 de marzo 1924.

    Esta decisión simbólica fue un shock para todo el mundo islámico. Especialmente tras las decisiones adoptadas por Ataturk, especialmente la secularización del Estado y la des-islamización de la sociedad: la igualdad de los sexos; prohibición del uso del velo islámico en los lugares públicos; prohibición del fez y el turbante; prohibición de la barba en los funcionarios públicos; adopción del alfabeto latino en lugar del árabe; del calendario gregoriano en lugar del año de la Hégira; del domingo como un día festivo; del sistema métrico, etc.

    Desde entonces, muchos grupos han tratado de revivir el califato. En 1928, de un proyecto liderado por el Imam Hassan al-Banna azharita Rashid Rida, nacieron los "Hermanos Musulmanes", sólo para remediar la falta del califato. Después de varias discusiones e investigaciones llevadas a cabo por ellos para establecer un nuevo califato en Egipto o en Arabia, ellos mismos dijeron que "ya no es posible tener un califato" y han cambiado de rumbo: hay que islamizar los distintos países y gobiernos, la introducción de la sharia como nuestra constitución Esto se hizo especialmente en Arabia Saudita, que no tiene constitución, pero si la sharia. En otros países, la legislación fue promulgada "inspirada" en la sharia. Hoy en día, se sabe que la mayoría de los países musulmanes, especialmente los países desarrollados, no va en esta dirección y no aplican la sharia como un ideal.

    2. ¿Quién es Abu Bakr al-Baghdadi

    Al igual que todos los terroristas musulmanes, el nuevo "Califa" trae un "nombre de guerra". No se llama Abu Bakr al-Baghdadi. Su nombre es en realidad Ibrahim Awad Ibrahim Ali al-Badri al-Samarrai, que nació en Samarra en 1971. Su nombre completo está lleno de guerra:. Abu Bakr al-Baghdadi al-Husseini al-Qurashi.

    Este nombre, para cualquier musulmán educado, es ya un programa. Abu Bakr es el nombre (o más precisamente el kunyah) del primer califa, es decir, el primer sucesor de Mahoma. Al-Baghdadi evoca al más famoso califato islámico de la época, el abasí, cuya capital era Bagdad (750-1258). Al-Husseini se refiere a Hussein, hijo de Ali y Fátima, hija de Muhammad, las figuras más veneradas en el Islam chiíta. Por último, al-Qurashi, se refiere a la tribu de Mahoma, originalmente de Quraysh. Según un hadiz del califa legítimo debe ser un descendiente de Mahoma. Los últimos dos nombres (dos nisbah) significan que él es el califa legítimo de la excelencia, que satisface tanto a los sunitas como a los chiitas.

    3. Califato, el sueño del mundo musulmán en el caos

    El califato es un sueño, y se refiere al Califato de Bagdad, el abasí. No es casualidad que Abu Bakr al-Baghdadi sea de Irak. Para llevar a cabo sus proyectos en los que ha intentado antes con al-Qaida, pero tuvo que romper con él. Los otros grupos fundamentalistas se han separado de él y luchan en Siria. De hecho, casi todos los gobiernos han decidido luchar contra ella: Argelia, Túnez, Egipto, Siria, Irak... Lo apoyan los países petroleros restantes - Qatar y otros - no porque compartan la idea del califato, sino para crear desvíos, distracciones en mundo árabe.

    En cualquier caso, el califato ya no responde a lo que los musulmanes árabes buscan. En Egipto, incluidos los Hermanos Musulmanes - la mayoría de las cuales no son terroristas, incluso si pueden ser eliminados por el nuevo gobierno de Al Sissi - lo han repudiado.

    Quién conoce al Baghdadi, dice que no tiene talento para dirigir un gran movimiento y no es capaz de llevarse bien con nadie. Con el poco apoyo que recibe, es muy posible que su ambicioso plan para conquistar el mundo terminará en nada. La única cosa que el Ejército Islámico (Ei) posee es la fuerza: sus militantes no serían nada sin las armas que los países petroleros y Occidente les han dado. Pero estos ejércitos no pueden resistir a un verdadero ejército. El Ei aparece como el ganador porque tenía buena táctica para atacar a las regiones más débiles y más fáciles de someter debilitada por los últimos tres años de guerra y terrorismo. También soñaba con Libia, pero nadie los siguió.

    4. La decadencia del mundo árabe

    En cualquier caso, la proclamación del califato muestra en qué dirección se está moviendo en el mundo islámico. De la lectura de la proclama de al-Baghdadi, emergen tres afirmaciones: primero, "Queremos restaurar la grandeza del Islam"; En segundo lugar, "el Occidente ha reducido el mundo islámico a la nada, matando a la gente, por lo que las viudas..."; en tercer lugar, "recuperar nuestro liderazgo por la fuerza".

    Este es el discurso mítico típico de los fundamentalistas: primero estuvimos muy bien, luego nos han debilitado, ahora tomamos de nuevo el poder por la fuerza.

    Así es como en la filípica de su proclamación, Abu Bakr representa la decadencia de mundo islámico.

      "La Ummah islámica busca vuestra jihad con esperanza. Vuestros hermanos en muchas partes del mundo son infligidos de las peores formas de tortura. Su honor es violado y su sangre es derramada. Los Presos gimen y gritan por ayuda. Huérfanos y viudas lamentan su suerte. Las mujeres que han perdido a sus bebés lloran. Las Mezquitas son profanadas y los santuarios son violados. Los derechos de los musulmanes que son secuestradas por la fuerza en China, India, Palestina, Somalia, la Península Arábiga, el Cáucaso, en Sham (Levante), Egipto, Irak, Indonesia, Afganistán, Filipinas, Irán, Pakistán, Túnez, Libia, Argelia y Marruecos, tanto en el Este como en el Oeste... ".

    Él comenzó con una observación muy aceptable: el declive del mundo árabe e islámico, reconocido por intelectuales y personas de todos los ámbitos de la vida. Para detectarlo, basta comparar cualquier país de los países musulmanes con los de la economía occidental, la política, los derechos humanos, la justicia, la vida social, la atención a los débiles y los pobres, realmente estamos en un período de decadencia. Incluso cuando tenemos miles de millones y somos más ricos que cualquier persona (pensar en el petróleo árabe), el nivel educativo es muy bajo y ¡la contribución a la civilización mundial es nulo!

    Frente a esta debacle, nace el sueño. Este sueño de renacimiento no encuentra apoyo en los países musulmanes ricos, los países petroleros, desinteresado de cualquier desarrollo humano integral. Reflexionando sobre esto, el mundo árabe debe reconocer esto: tenemos dinero, pero están en manos de una minoría; contamos con los números, con cientos de millones de personas, pero solos vamos a la guerra.

    5. La reconstrucción de una cultura de apertura

    De hecho, la única manera de recuperar nuestra dignidad es reconstruir culturalmente al hombre árabe y musulmán, repensando las leyes, aplicando los derechos humanos, fortaleciéndolos, yendo en la dirección de una cultura abierta, que simpatice con todo el mundo. En su lugar vemos la difusión de una cultura de la división, que es un paso atrás.

    Fijémonos en el Califato Abasí y preguntemonos: ¿de dónde venía su grandeza? Venía de la unión de todas las partes del antiguo imperio musulmán. Desde el punto de vista cultural, en lugar de los árabes, han contribuido los iraníes, afganos, Balkh, cristianos de habla siríaca... Era una visión abierta que dio espacio a todos, dando prioridad al mundo árabe islámico.

    La cultura actual se basa en los derechos humanos de las personas y la solidaridad entre los pueblos. ¿Y qué hacemos? Tratamos de justificar y traerlos a todos a una forma de vida que se remonta a un período pasado (siglo VII), típico de una región y del beduino del desierto: esto no puede ser una solución para el siglo XXI.

    6. El error ideológico del Islam

    El error del mundo islámico es a nivel ideológico. Esto conduce a guerras ideológicas: culturales, religiosas, históricas, pero nunca sobre la base de las necesidades reales de las personas.

    El pueblo árabe pide soluciones a las necesidades básicas; la igualdad entre hombres y mujeres; entre musulmanes y no musulmanes; ricos y pobres (¡los pobres en el mundo árabe nunca tienen voz!).

    En lugar de tomar lo mejor de la civilización moderna y de asimilarlo, buscamos la solución volviendo atrás.

    En la causa de este error ideológico, también hay una responsabilidad de Occidente: tiene que mejorar las relaciones con el mundo árabe. Entre nosotros, Occidente se ve como un lugar inmoral, sin valores. Es en parte cierto. El Occidente es visto como el líder del mundo, pero en práctica su dominio es todavía con las armas, con la ley del más fuerte. Teniendo en cuenta estos elementos, el mundo musulmán rechaza el proyecto occidental, demasiado "humano", y pone su esperanza en un "plan divino" que es la sharia.

    De hecho, la ley islámica no tiene nada de "divino": es la sedimentación de las reglas tribales beduinas de los siglos IX y X, y no tienen nada que ver con el Corán, que es del siglo VII, o con el Profeta Muhammad.

    Por desgracia, aunque esta idea es compartida por la mayoría de la población, los líderes políticos, especialmente los más ricos, siguen manteniendo viva la idea de la sharia como algo "sagrado", la defensa de la cultura beduina y el desierto, siendo sus descendientes de aquella época. Pero no son y nunca serán un modelo para el mundo musulmán.

    7. Israel, el Islam y la teoría de la "conspiración"

    La crisis en el mundo islámico se ha visto agravada con el establecimiento del Estado de Israel, una creación injusta porque nació en el territorio de otro Estado que no era en absoluto culpable del Holocausto. La derrota de 1948 y luego en 1967 mostró el grado en que el mundo árabe (y el mundo islámico) estaba atrasado, y despertó todas las revoluciones árabes y la animosidad en contra de Occidente, así como el odio a Israel (y para algunos en contra de judíos y cristianos).

    Pero de esta creación, siendo ahora un hecho histórico, no se puede volver atrás. Para entrar en la perspectiva de una mayor cooperación internacional, tenemos que trabajar para una solución a la cuestión palestino-israelí. Esto supone, tanto para los israelíes y los palestinos, la decisión de buscar una solución justa, aunque no perfecta, porque ambos han recibido agravios y causado heridas.

    A la vista de esta situación político-militar, muchos de nosotros vemos la mano de Israel (y los EE.UU.) en todo lo que sucede en el Medio Oriente. Incluso en la creación de IE para sospechar su intención de dividir el mundo árabe y barajar las cartas en la región.

    Estoy en contra de la teoría de la "conspiración" porque nos debilita más, nos hace irresponsable de nuestra desgracia. Y si esta teoría es cierta, entonces somos los árabes los estúpidos: ¿quién  hace las guerras intestinas, en la región, en el mundo árabe? Somos nosotros. E incluso si nos dejamos engañar tan fácilmente, nuestra responsabilidad se mantendría.

    Que esta situación de división del mundo árabe e islámico da fuerza a los que son enemigos del mundo árabe, es evidente. Pero favorecer la división y la guerra es una mala política, ya que elimina la paz para todos, incluso para Israel. Israel continuará expropiando territorios a los palestinos, pero llegará hasta el punto en que deberá tener en el mismo Estado, israelíes y palestinos, asumiendo así en su interior los elementos en lucha. La única vía es la colaboración.

    Los partidarios de la teoría de la "conspiración" acusan a los Estados Unidos y algunos países europeos de haber facilitado este genocidio dentro del mundo islámico. Una vez más, la culpa es nuestra. El problema ha nacido de nosotros en Siria porque el gobierno de Damasco, así como es dictatorial, es un gobierno de la minoría alauita. Un problema político y social interno a Siria, se ha convertido en una guerra religiosa entre sunitas y chiítas, ¡una guerra que se remonta al siglo VII!

    Aunque la solución propuesta por Abu Bakr al-Baghdadi es del siglo VII, cuando Mahoma se puso a combatir todas las tribus árabes que no creían en Dios (y su misión), organizando más de sesenta redadas (= Ghazwa) en diez años (622 a 632) de acuerdo con la biografía más antigua del Profeta del Islam, al-Maghazi Kitab ("Libro de los envíos"), por al-Waqidi.

    Conclusión: La reconstrucción de la sociedad árabe con valores comunes

    Si realmente deseamos reconstruir la sociedad árabe, se requieren algunas opciones básicas:

    1. Nosotros los Árabes, debemos aprender a vivir juntos, sobre la base de valores compartidos, sin ir a la guerra a causa de las diferencias religiosas. Y en segundo lugar, tenemos que pensar en la solidaridad de los países y la región. No es posible que habiendo árabes superricos hayan personas que luchan por sobrevivir; estas diferencias alientan las guerras.

    2. A otro nivel, también colaborar en toda la región, sobre todo con Israel, para la paz con los palestinos. Cada paso hacia la paz en este sentido, también puede facilitar las relaciones con Occidente.

    3. Otra urgencia es que los países árabes preparen constituciones inspiradas en la justicia, la igualdad, los derechos humanos, la paz, sin hacer ninguna distinción entre los sexos o religiones.

    4. Por último, la sociedad necesita ser limpiada de la corrupción. Nuestros países se están ahogando en la corrupción. En Egipto, por ejemplo, muchas personas no van al hospital porque saben que todos los servicios, incluso el más simple, puede ser otorgado solamente si usted paga un pequeño soborno. Para una cirugía, una píldora cotidiana, una inyección se tiene que pagar, de lo contrario ¡no te curamos!

    Este movimiento del califato incumple cualquiera de estos 4 principios. Así que no tendrá éxito, de hecho refuerza la discriminación sobre la base de normas establecidas desde hace más de 1000 años. La gran mayoría de los musulmanes quieren vivir de acuerdo a los valores reales y actuales; ¡sólo los salafistas quieren volver a la Edad Media!

    La solución es entrar en una visión de colaboración internacional inter-árabe, para construir una nueva civilización, la incorporación de los elementos positivos de la modernidad y los valores contenidos en la tradición islámica. Fuera de esto, el mundo árabe sólo retrocederá, y - lo que es peor - que lo va a hacer en nombre de la religión, es decir, del Islam. Es hora de salvar el Islam, luchando contra el fanatismo religioso.

     

     

    enviar a un amigo Versión para imprimir











    31/03/2015 MEDIO ORIENTE - ISLAM
    Padre Samir: La coalición militar árabe, la posible fuerza de paz para garantizar el pluralismo
    Por primera vez en la historia, una docena de países árabes han decidido poner en marcha una fuerza militar conjunta para combatir el terrorismo. La idea en sí mismo buena, en la práctica se está deslizando en una lucha sectaria entre suníes y chiíes. Pero podría luchar contra el Estado islámico, garantizar el retorno de los cristianos a Irak y a Siria, para impulsar la paz entre Israel y Palestina.

    17/09/2014 ONU - MEDIO ORIENTE
    Patriarca de Bagdad; En la crisis iraquí, esencial la intervención de los Estados árabes
    Los Patriarcas y obispos de las Iglesias de Medio oriente denuncian en la Onu, los sufrimientos de los cristianos, víctimas de violencias del Estado islámico. Una "situación dramática", que pide la intervención de la comunidad internacional. Es necesario derrotar a los islamistas y restablecer la "coexistencia pacífica". La intervención íntegra de Mar Sako a AsiaNews.


    16/09/2014 IRAK - MEDIO ORIENTE
    En la Conferencia de París "lamentable" la ausencia de Irán
    Francia inicia a hacer vuelos de reconocimiento en Irak; los ataques Usa se desplazan hacia el sudeste de Bagdad. Silencio sobre los bombardeos en Siria para hacer desaparecer a los milicianos del Estado islámico. Rusia contribuirá con un profundo análisis de la situación.

    08/08/2014 LÍBANO - ORIENTE MEDIO
    Los límites del nuevo Medio Oriente, dibujados con la sangre de los cristianos
    La difícil situación de los cristianos iraquíes en la reunión de los patriarcas orientales católicos y ortodoxos en el norte de Líbano. Los tentáculos del pulpo yihadista se extienden incluso al Líbano. La batalla por Arsal símbolo de rebelión contra el partido islamista. Preocupación por la escasa capacidad del ejército de Beirut para rechazar la amenaza y el estancamiento político en la elección del Presidente de la República.

    12/06/2014 IRAK
    Continúa la avanzada de los militantes islámicos: después de Mosul, Tikrit, Samarra y Bagdad 

    Los extremistas del estado islámico de Irak y del Levante (Isis) han tomado como rehenes a 49 turcos, entre los cuales al cónsul de Mosul. Temores por en descenso en la producción del crudo. Los Peshmerga defienden Kirkuk; Moqtada al Sadr prepara a sus milicianos shiís para combatir al Isis. También los EEUU e Irán ofrecen ayudas a Irak para combatir al terrorismo.



    Noticias destacadas

    CHINA - VATICANO
    Mons. Ma Daqin, el Vaticano y la “lógica falaz” de la Asociación patriótica

    Gu Feng

    Un sacerdote de China central retoma el “cambio de posición” del obispo de Shanghái y lo compara con Juan el Bautista, confinado a prisión luego de haber acusado a Herodes. La “lógica falaz” de la Asociación patriótica y del gobierno está orientada a eliminar la religión en el país. El Vaticano corre el riesgo de contradecirse si llega a asumir compromisos con la Asociación patriótica, siendo que el Papa Benedicto XVI definió a ésta como “incompatible” con la doctrina católica en la “Carta a los católicos de China”, la cual el Papa Francisco no sólo no desmintió, sino que la ratificó.


    CHINA - VATICANO
    El “cambio de opinión” de Mons. Ma Daqin, una cruz por el bien de Sanghái

    p. Pietro dalla Cina

    El obispo auxiliar de Shanghái está preocupado por el bienestar de su diócesis y tiene la intención de cargar él solo el yugo de las declaraciones que efectuara cuatro años atrás. Las precisiones que dio el P. Lombardi acerca del rol de la Santa Sede disipan cualquier duda: la Carta de Benedicto XVI a la Iglesia de China sigue siendo válida, y por lo tanto, la posición de la Asociación Patriótica no es aceptada por el Vaticano. El comentario de un sacerdote chino, traducción a cargo de AsiaNews.


    AsiaNews IS ALSO A MONTHLY!

    AsiaNews monthly magazine (in Italian) is free.
     

    SUBSCRIBE NOW

    News feed

    Canale RSScanale RSS 

    Add to Google









     

    IRAN 2016 Banner

    Books
    by Fabrizio Meroni
    pp. 288
    by Gerolamo Fazzini, 7 euro
    pp. 128
    by Paolo Nicelli
    pp. 136
    by Piero Gheddo
    pp. 504
    by Claire Ly
    pp. 160
    by Piero Gheddo
    pp. 320
    by Gianni Criveller
    pp. 132

    2003 © All rights reserved - AsiaNews C.F. e P.Iva: 00889190153 - GLACOM®