23/05/2019, 16.25
INDIA
Enviar a un amigo

Elecciones indias 2019: Narendra Modi obtiene una gran victoria y gobernará solo

La coalición National Democratic Alliance obtuvo al menos 343 escaños, de los cuales 302 fueron alcanzados por el partido del premier; con 272 es suficiente para obtener una mayoría.  El Congress, eN “estado de shock”. Los analistas critican la incapacidad de los grupos opositores a la hora de crear alternativas creíbles. Una confirmación de que “el populismo está en alza”.

Nueva Delhi (AsiaNews) – El partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP), y sobre todo su líder, Narendra Modi, han obtenido una gran victoria en las elecciones indias del 2019. En un diálogo con AsiaNews, Mons. Peter Machado, arzobispo de Bangalore, afirma: “Le deseo todo lo mejor al BJP. Sin lugar a dudas, la Iglesia católica cooperará con el gobierno en cualquier programa vinculado a la educación, la salud y los servicios sociales. Esperamos que el gobierno nos garantice la libertad de practicar nuestra religión y que nos permita asistir a los pobres, tribales, dalit, mujeres y niños”.

El conteo de votos se inició esta mañana a las 8 (hora local) y todavía prosigue. Si bien quedan unos pocos escaños por asignar, una cosa es segura: Modi será premier por segunda vez y gobernará solo por cinco años más. En su perfil de Twitter, él se felicitó con algunos de sus aliados a nivel estatal. Luego reclamó la victoria, afirmando: “Juntos, crecemos. Juntos, prosperamos. Juntos, construiremos una India fuerte e inclusiva. ¡La India triunfa una vez más!”

Al premier le han llegado las congratulaciones de varios líderes mundiales, entre ellas, las del presidente chino, Xi Jinping. En una declaración oficial, el dirigente de Beijing reafirma “la importancia del desarrollo de las relaciones entre la India y China y el deseo de trabajar con el primer ministro Narendra Modi para que la estrecha colaboración estratégica entre los dos países conduzca a nuevas cimas de desarrollo”.

Según los últimos datos difundidos por la Comisión Electoral india, la National Democratic Alliance (NDA) guiada por el BJP ha obtenido 343 escaños en la Lok Sabha (la Cámara baja del Parlamento), de los cuales 302 son exclusivamente del partido de Modi. Para poder gobernar el Parlamento de manera autónoma, al partido en singular o a la coalición le bastaba con obtener 272 bancas.

Por su parte, el Indian National Congress, principal partido de la oposición, liderado por la dinastía Nehru-Gandhi, habría ganado 50 escaños. Formando una coalición con otros partidos, ha logrado hacerse de un total de 87 bancas. Por ahora, el presidente Rahul Gandhi no ha reconocido la derrota. Sin embargo, el vocero de la agrupación acaba de declarar ante la BBC que los resultados fueron “como una paliza. No nos esperábamos esta derrota. No somos buenos comunicadores de nuestras promesas electorales”.

Una impresionante victoria que ya se esperaba desde hacía varios días, cuando las primeras encuestas en boca de urna revelaron que la gran mayoría de los electores se inclinaba por el partido nacionalista hindú. Para los expertos, la confirmación del premier saliente se ha visto dictada fundamentalmente por la incapacidad de la oposición de representar una alternativa creíble en el gobierno del país. Sobre los comicios también ha pesado la disputa con Pakistán por el territorio de Cachemira, luego del atentado del 14 de febrero pasado, perpetrado contra militares indios.  Durante toda la campaña electoral, Modi recrudeció el tono, haciendo temer por una nueva guerra entre los dos países. Hoy, los analistas admiten que mantener alta la tensión y presentarse como “el hombre fuerte, que garantiza la seguridad” ha sido una estrategia vencedora.

En diálogo con AsiaNews, Lenin Raghuvanshi, un activista en favor de los dalits y director ejecutivo del Peoples’ Vigilance Committee on Human Rights (PVCHR) de Varanasi, comenta que la reelección del premier, que ha sido acusado de discriminación de las minorías religiosas, “es la confirmación de que el populismo está en alza”.

Para AC Michael, ex miembro de la Comisión de las Minorías de Delhi y director del área de desarrollo de ADF India (Alliance Defending Freedom), un Modi-2 no cambiará el enfoque del gobierno con respecto a las minorías. “Su prioridad siempre será resolver las cuestiones de la mayoría, y solo después pasará a las necesidades de las minorías. Los cristianos seguirán siendo vistos como los ‘maestros de los convertidores”.. Pero esto no significa que dejaremos de practicar nuestra fe”.

Luego, agrega: “El pueblo de la India ha optado de manera democrática. Yo creo en la democracia. La democracia es próspera en nuestro país. No ha habido ningún golpe de Estado. Todos los partidos políticos tienen iguales posibilidades de ganarse la confianza. El BJP lo ha hecho de manera triunfal. Los demás, en cambio, han fracasado”. Luego espera que en el próximo mandato, “el gobierno adopte un enfoque diferente, y procure obtener la confianza de las minorías, que, de lo contrario, vivirán con miedo a las políticas Hindutva”.

(colaboró en esta nota: Nirmala Carvalho)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Chhattisgarh, tras las elecciones, se reanudan los ataques contra los cristianos
28/05/2019 12:22
India, Modi jura para su segundo mandato. Continúa la persecución hacia las minorías
31/05/2019 11:40
Ram Puniyani: en la era Modi 2.0, “la democracia será subvertida”
24/05/2019 17:56
Iglesia india: Felicitaciones a Modi, trabajemos juntos
27/05/2019 12:19
La maratón electoral terminó. Sondeo a boca de urna: Modi va por su segundo mandato
20/05/2019 10:38