07/09/2016, 14.10
ARABIA SAUDITA-IRAN
Enviar a un amigo

En la guerra entre Arabia Saudita e Irán, la religión es usada como arma política

Nuevo capítulo del choque entre las dos almas del islam. Gran Muftí saudita: los iraníes “no son musulmanes”. Ministro de Relaciones Exteriores de Teherán: los sauditas wahabitas son “predicadores” del terrorismo. Lo que dio pie a la controversia fue la no participación de los peregrinos iraníes en el Hajj. Como trasfondo está la lucha por la supremacía en el islam y en Oriente Medio.

Riad (AsiaNews/Agencias)- Hoy se registra un nuevo capítulo de la guerra - y no sólo verbal- entre Riad y Teherán; un enfrentamiento alimentado por la no participación de los iraníes en el Hajj, la peregrinación mayor y que entra en el contexto de un más amplio conflicto político y religioso entre las dos grandes potencias de Oriente Medio. El jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, acusó a las autoridades sauditas de “fanatismo”; con anterioridad el gran muftí de Arabia Saudita, Abdul Aziz Al Sheikh, había definido a los iraníes como “no musulmanes”.

Desencadenó el nuevo episodio de enfrentamiento la invectiva lanzada el 5 de septiembre pasado por el gran Ayatolá, Ali Khamenei, guía supremo iraní y del islam chií, que había definido a los sauditas como “infieles y blasfemos, pequeños Satanás en manos de los EEUU”. Palabras ácidas pronunciadas a pocos días del inicio de la peregrinación mayor, el Hajj, en la cual, por primera vez en 30 años, no participarán los ciudadanos iraníes a raíz de una controversia (irresuelta) entre Teherán y Riad sobre la concesión de visas y los vuelos directos entre ambos países.

Interviniendo en la controversia, ayer, el líder religioso de mayor importancia afirmó que las acusaciones de Khamenei “no son fuente de sorpresa”, porque provienen de “hijos de Magos”, refiriéndose asía a la religión zoroastriana, otrora dominante en Irán. “Debemos entender -agregó Abdul Aziz Al Sheikh- que no son musulmanes” y “la hostilidad suya” hacia el islam “es algo que se arrastra desde hace tiempo” y se concentra en particular “sobre el pueblo de la Tradición (los sunitas)”.

A las palabras del gran muftí saudita replicó el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, subrayando las profundas diferencias entre “el islam de los iraníes y el de la mayor parte de los musulmanes, respecto al extremismo fanático” del mundo wahabí (saudita). Ellos son, agregó, los verdaderos “predicadores” del terrorismo.

Tras el enfrentamiento sobre la participación en la peregrinación mayor se juega, por lo tanto, la división profunda entre las dos grandes almas del islam, sunita y chií, que no descartan el uso de la religión en la lucha política. Y también dentro del sunismo mismo hay diversas visiones y posturas, si bein en el último tiempo ha surgido una línea común que juzga al wahabismo como una “deformación” del islam que conduce al extremismo y al terrorismo.

Irán (chií casi en un 95% ) y Arabia Saudita (sunita en un 90%) están en frentes opuestos en muchas de las cuestiones más importantes que agitan el tablero medio-oriental, desde el conflicto sirio pasando por la guerra en Yemen. Lo que ha contribuido a aumentar la tensión fue la ejecución de un dignatario chií en el reino al comenzar el año, episodio al cual siguió el asalto a la embajada saudita en Irán y a la clausura de la representación diplomática.

Además, las relaciones entre las dos potencias del mundo musulmán ya estaban ya en sus niveles mínimos históricos desde el mes de septiembre de 2015, luego del dramático accidente ocurrido en la última peregrinación a la Meca. Una trágica riña en Mina, cerca de la Meca, que causó miles de víctimas, 2070 según las estadísticas de la agencia Reuters. Irán había acusado a las autoridades sauditas de “mala gestión” e “incompetencia”, llegando a plantear la hipótesis de que el accidente había sido premeditado.

El Hajj (peregrinación) es considerado como uno de los cinco pilares del islam y todo buen musulmán debería hacerlo al menos una vez en la vida. Arabia Saudita a menudo ha usado el permiso para llegar a la Meca con fines políticos ; de hecho, desde hace años que a los sirios les está prohibido ir a la santa ciudad santa musulmana.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Khamenei contra los sauditas: “Infieles y blasfemos, pequeños Satanás en manos de los EEUU”
05/09/2016 15:20
Riad: coloquios “positivos” con Teherán por los peregrinos iraníes al Hajj
26/05/2016 10:13
Señales de un deshielo entre Teherán y Riad
07/04/2016 12:26
La “politización” de la peregrinación a la Meca: dos millones de musulmanes en camino
29/08/2017 15:54