27/02/2014, 00.00
FILIPINAS - ISLAM
Enviar a un amigo

Entre obstáculos y temores, Manila listo para firmar un acuerdo de paz con el MILF

Se espera que la ratificación llegue a mediados de marzo y de luz verde a la creación de la región musulmana autónoma. Misionero del PIME: " todo el mundo quiere la paz" pero hay "nubes en el horizonte". Entre lo no resuelto los límites territoriales y la explotación de los recursos. La Iglesia Católica lanza iniciativas para "fortalecer " el diálogo en la región.

Manila ( AsiaNews) - El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, está dispuesto a firmar un acuerdo de paz con los separatistas musulmanes en Mindanao, un acuerdo que podría poner fin a una de las guerras más largas separatistas (y sangrientas ) en el continente asiático. Sin embargo, algunos sectores de las facciones guerrilleras políticas hostiles y del aparato estatal podrían saltar en la última firma y frustrar la labor diplomática de estos años. Tras el cierre de las negociaciones el mes pasado, el jefe de Estado debe completar el último paso y ratificar el alto el fuego permanente con el Moro Islamic Liberation Front (MILF ) a mediados de marzo. Mientras tanto, ayer, en un signo de distensión, Manila ordenó la liberación del líder rebelde musulmán Wahid Tundok, cuya reciente detención había amenazado con poner en peligro el acuerdo.

"Todo el mundo quiere la paz, hay un deseo común de poner fin a la violencia", dice a AsiaNews el padre. Sebastiano D' Ambra, un sacerdote del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras (PIME) y fundador del movimiento Silsilah que ha trabajado durante años para el diálogo y la paz entre musulmanes y cristianos en el sur de Filipinas. El conocimiento profundo de los problemas locales, así como los intentos realizados en el pasado en la dirección de la paz, añade que "no habrá obstáculos en la aplicación práctica del Acuerdo y no deben descartar posibles incidentes de violencia".

El MILF es un grupo armado que ha estado tratando desde hace décadas por la independencia del archipiélago de Mindanao, rica en recursos subterráneos. La guerra que siguió costó la vida a miles de personas y de hecho ha impedido a los contendientes para aprovechar sus ricos recursos minerales, por un valor de alrededor de 312 mil millones de dólares. El 24 de enero, las dos partes firmaron un acuerdo de paz en Kuala Lumpur, capital de Malasia, sede de las negociaciones. El documento abre el camino para el surgimiento de una entidad musulmán autónoma (Bangsamoro), cuya aprobación definitiva había de venir el año 2016. Se establece el derecho de la autodeterminación de la población musulmana en diferentes partes de Mindanao, en el frente de un alto el fuego y el desarme rebeldes islámicos.

Para poner en peligro el acuerdo de paz, hay otros grupos combatientes, como la resistencia interna a la dirigencia política e institucional de Manila. El sanguinario movimiento Bangsamoro Islamic Freedom Fighters (Biff), formado por exiliados del MILF, constituye un serio obstáculo para el Tratado y sigue atrayendo a los combatientes que no están dispuestos a renunciar a sus armas. Otro rival del MILF, el Moro National Liberation Front (Mnlf) en septiembre del año pasado ya ha tratado de obstaculizar el diálogo con los atentados y la violencia que han causado más de 200 muertes. También podrían presentarse dificultades y escollos en el debate parlamentario - algunos legisladores rechazan la hipótesis de un acuerdo - y frente a la Corte Suprema, lo que podría declarar la inconstitucionalidad de algunos apartes.

El P. D' Ambra confirma que "la situación no es muy clara", y aunque "haya un acuerdo entre el 11 y 12 de marzo", sin embargo, siguen siendo fuertes las "preocupaciones" porque "algunos puntos no están bien definidos y claros". Entre los aspectos críticos, añade  el misionero, el conocimiento profundo de los diálogos entre el gobierno y los rebeldes musulmanes que han producido en los últimos años, el "desmantelamiento de los grupos armados", los "límites territoriales" y "explotación de los recursos naturales " en el subsuelo. Manila está trabajando para limar la disidencia y promover la ratificación en el Parlamento y el Tribunal Supremo. Sin embargo, siguen habiendo "contradicciones " en relación con la definición de "tierra y agua" y su explotación. El gobierno "quiere finalizar la negociación " para enviar una señal política fuerte, pero la sensación es que "hay nubes en el horizonte de todos modos".  Hay problemas económicos, culturales y territoriales que impiden el cierre de la controversia, tal como "la negativa de Zamboanga a devolver los territorios de Bangsamoro".  "Estamos frente a un acuerdo que no tranquiliza a los interesados ​​- concluye el P. D' Ambra - porque todo el mundo quiere la paz, pero sigue sin resolverse".

Mientras tanto, la Iglesia de Filipinas está poniendo en marcha una iniciativa dirigida a los administradores, instituciones, escuelas y universidades, llamando a reunirse el próximo mes en Manila (19 de marzo) y Cebú (20 de marzo) para discutir el acuerdo de paz. El objetivo es trazar una "hoja de ruta" que ayudará a todas las partes implicadas en "promover y fortalecer " la paz en la región. Los líderes católicos piden a los negociadores a "fortalecer el diálogo" dando voz a todas las facciones y asegurarse de que la firma no sólo es dictada por la ambición política, sino que abarca un deseo verdadero y genuino para la paz y el desarrollo para el pueblo.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Los obispos filipinos elogian el "histórico acuerdo de paz" entre Manila y el Milf
27/03/2014
Mindanao, extremistas islámicos atacan una cárcel: escapan 150 detenidos
04/01/2017 11:15
Esperanza de paz en Mindanao: 12.000 rebeldes islámicos deponen las armas
06/09/2019 15:50
Diálogo y respeto, para una paz ‘justa y duradera’ en Mindanao
14/06/2018 15:21