25/04/2016, 11.23
ISLAM
Enviar a un amigo

Islam y modernidad: crece el negocio de los cosméticos “halal”, un mercado de veinte mil millones

Productos de belleza, crema, maquillajes y lápiz de labios sin “ingredientes prohibidos” se difunden entre las mujeres musulmanas. Un volumen de negocios destinado a redoblar dentro del 2019, llegando a una cuota del 6%. Según el Global Islamic Economic el valor total del mercado “halal” tocará los siete mil millones. China es la primera en la fila de la producción.

Beirut (AsiaNews)- La prohibición del consumo de carne de cerdo y de alcohólicos- junto a sus derivados- previsto por el islam abrió el camino al comercio de productos “halal”, o sea admitidos también para los más estrictos observantes de la religión musulmana. Y no estamos hablando sólo de comidas y bebidas, sino también de productos de belleza, perfumes y maquillajes que no tengan entre sus componentes “ingredientes prohibidos”. Según algunos estudios, la creciente demanda de productos lícitos ha hecho crecer lo facturado del “make up halal” por un valor total de 20 mil millones de dólares. Y es una industria destinada a aumentar las ganancias en el futuro.

En los días pasados en París (Francia), se realizó una de las más importantes reseñas de productos de belleza, dirigido especialmente a las mujeres. Entre las distintas personalidades presentes en los diversos estand, estaba también el líder musulmán Shaik Ali Achcar ocupado en explicar que el maquillaje y las reglas del islam pueden ir de acuerdo.

“Si un producto derivado de animales no es “halal” (lícito en árabe) o contiene alcohol- dice el experto en leyes musulmanas- se lo debe considerar impuro: por esto no puedes usarlo en la cara o en la piel”. De su estand de la Halal Certification Services (HCS) con base en Suiza, el líder musulmán dice que hoy “crece siempre más la necesidad (y el pedido) de productos halal en el campo de la cosmética”. Entre los muchos productos hasta ahora off-limits para las mujeres musulmanas están los lápices de labios y los perfumes, muchos de los cuales contienen grasa de cerdo o substancias alcohólicas.

La prohibición (directiva de 2013) en la Unión europea de la experimentación animal para los productos de belleza y la moda creciente de cosméticos veganos han llevado a la difusión siempre más amplia de cremas, maquillajes, lápices “bio”. “Para los musulmanes el agregado del escrito “halal” representa indudablemente una garantía para la compra”, agrega el líder islámico que tiene junto a su estand un copia del Corán.

Hasta hace unos años los productos de belleza “lícitos” para el islam eran un sector reservado, ciertamente no apetecible para las grandes industrias del sector, existían pequñas empresas, concentradas en países de mayoría musulmana como Malasia, Indonesia y Singapur (en el Sudeste asiático). Sin embargo, el volumen de negocios creció tocando los veinte mil millones en 2014 y está destinado a redoblar dentro de 2019, ganándose una feta del 6% del mercado global de los cosméticos.

Ahora también las más importantes realidades miran con atención a la producción “halal”, así como los gobiernos con una mayoría musulmana que pueden recuperar una discreta suma de dinero gracias a la certificación de las mercaderías. Basta pensar en Indonesia, la nación musulmana más poblada en el mundo, con doscientos millones de habitantes. Fuentes ligadas a las industrias del sector confirman que “para muchos, más que de religión aquí se trata de negocios”, si bien se necesita una certificación “universal” que sea aceptada por todas las naciones de mayoría musulmana.

Además de los productos cosméticos, hay también otros sectores que miran con creciente atención al fenómeno, como los vinos (sic) alcohol-free de una reciente exposición en Kuala Lumpur, en Malasia. Por el resto ya hoy la población musulmana mundial toca el 27% del total y da origen a un mercado total de más de dos trillones de dólares, en crecimiento. El Global Islamic Economic Report para el 2015-16 estima un valor total del mercado “halal” de siete mil millones dentro del 2019. Entre los primeros países del mundo que intuyó el negocio es China, que ya inició la producción de artículos ad hoc.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La economía islámica halal está destinada a crecer
14/10/2015
Sexo entre los no casados, para un investigador musulmán ‘es lícito para el islam’
06/09/2019 11:43
India, el trabajo de 20.000 niños, detrás del brillo de los cosméticos (Fotos)
12/06/2019 15:49
Japón: boom de turistas en el 2014, sobre todo de China
12/06/2015
Papa: comunicaciones sociales, contar el bien que une y no las falsedades
24/01/2020 16:25