12/07/2016, 14.23
FILIPINAS - CHINA
Enviar a un amigo

Islas en disputa, infundadas las reivindicaciones territoriales de Beijing en el Mar del Sur de China

La Corte Permanente ha resuelto el litigio iniciado por las Filipinas. De acuerdo con los jueces, China "no tiene derecho" a los territorios en torno a los cuales gira la controversia. Una sentencia técnica, pero de gran importancia política. Una derrota para Beijing, que ya hizo saber que no reconoce el veredicto. Para los juristas de Manila es un "juicio claro y unánime".
 

La Haya (AsiaNews) - En la disputa territorial iniciada por las Filipinas, la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) sobre el Derecho del Mar ha establecido que China está equivocada; según los jueces de La Haya, Beijing "no tiene ningún derecho", en el Mar del Sur de China y la construcción de atolones, faros y las pistas de aterrizaje constituye una violación del derecho internacional.

Es un juicio de carácter técnico, sin efectos prácticos, pero de gran importancia política: muchas de las actividades chinas en el área reivindicada y la posesión de casi el 90% de los territorios carecen de fundamento y son ilegales.

En vista de la sentencia, desde hace algún tiempo, las autoridades chinas han puesto en marcha una campaña de boicot al arbitraje y al de trabajo de la Corte. Para Beijing, se trata de un juicio "sin fundamento" y sin garantía.

Otras naciones de la zona pueden tener la tentación de iniciar nuevos conflictos y poner aún más en crisis la política promovida por China en el área. Los líderes comunistas nunca han querido iniciar una resolución de controversias en el plano multilateral, privilegiando la negociación directa con los distintos países, durante las cuales hace valer su poder político, militar y comercial.

Para el tribunal internacional,  China ha violado los derechos y la soberanía nacional de Filipinas y causó un "daño grave" al arrecife con la construcción de islas artificiales y atolones. Una decisión basada en la UNCLOS, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, firmada por China en 1996; que establece el arbitraje de los jueces de la ONU en los conflictos planteados por los países. Tiene carácter "vinculante", aunque no existen herramientas para aplicar en lo concreto las disposiciones.

Philippe Sands, abogado para el arbitraje en las Filipinas, habla de un "juicio claro y unánime" que apoya el estado de derecho y los derechos legítimos de las Filipinas. Esta es, añade, "una sentencia definitiva, en la cual todos los Estados pueden confiar". Fue inmediata la réplica de la agencia oficial china Xinhua, según la cual, el organismo "no tiene jurisdicción" y las decisiones "son naturalmente nulas y no tienen ninguna validez".

La larga disputa en los mares de la región, que viene arrastrándose desde hace años, nace de a reivindicació por parte de Beijing de una gran porción de océano que incluye a las islas Spratly e Paracelso. Estas áreas son reclamadas por Vietnam, Taiwán, Filipinas, Brunei y Malasia. Allí, China ha comenzado la construcción de una serie de islas artificiales con bases militares, faros, y ya ha hundido varias embarcaciones y pesqueros vietnamitas y filipinos, causando un continuo aumento de la de la tensión.

Para contrarrestar la "militarización" china en el mar, en el año 2014 las Filipinas ha promovido una disputa internacional ante el tribunal de La Haya. Beijing se ha negado a participar en el proceso, indicando que la Corte no tiene competencia en la materia, y que la controversia debe ser resuelta por los países involucrados. En los últimos días, Dai Bingguo, ex Consejero de Estado chino y diplomático en Washington, dijo que el fallo de la ONU sobre la cuestión del Mar del Sur de China "es sólo un papel inútil”.

Según fuentes estadounidenses, si China ignora el fallo desfavorable -lo cual es muy probable, teniendo en cuenta también las primeras reacciones -, Washington podría establecer patrullas navales en las aguas en disputa para asegurar la libertad de navegación. Los analistas y los expertos señalan los temores estadounidenses de que China podría responder declarando una zona de control y de defensa aérea en el Mar del Sur de China, come ya hizo en el mar Chino oriental en el año 2013.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mar de China Meridional: Hanoi satisfecha por la sentencia contraria a Beijing
14/07/2016 14:44
Beijing advierte a Washington: El Mar de la China meridional es nuestro
07/07/2016 10:37
Hanói, decenas de activistas arrestados por protestar contra el imperialismo chino en los mares
18/07/2016 14:16
Manila rechaza la propuesta de Beijing de “ignorar” la sentencia de La Haya sobre el Mar de China meridional
19/07/2016 11:03
Mar Chino: ira de Beijing por la sentencia de La Haya: “es un tribunal fracasado”
13/07/2016 10:49