16/04/2014, 00.00
JAPÓN
Enviar a un amigo

Japón, los balleneros quieren volver "pronto" al mar

Las organizaciones japonesas que tienen que ver con la caza de ballenas proponen a la comunidad internacional cambiar el programa, a cambio de la reanudación de las actividades. Y pidiendo una orden judicial contra el movimiento ecologista Sea Shepherd, que sigue a los balleneros para boicotearlos en el mar.

Tokio (AsiaNews) - Dos Institutos japoneses de investigación de las ballenas que desde hace más de 10 años cazan ballenas para "fines científicos" han pedido a la comunidad internacional el permiso para reanudar  "en un futuro próximo" el programa. El Kyodo Senpaku y el Instituto de Investigación de Cetáceos también han pedido a un tribunal en Seattle, Estados Unidos, medida cautelar restrictiva contra el movimiento ecologista Sea Shepherd que sigue a los balleneros para boicotear después de la caza. 

La decisión de prohibir la práctica fue tomada el 31 de marzo por los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El Tribunal Internacional señaló que el programa "científico" que el Sol Naciente ha seguido para cazar a los gigantes del mar "no justifica el número de ballenas muertas". Según el Tribunal, desde 2005 los barcos japoneses, de hecho, han cazado alrededor de 3.600 ballenas al interior del programa "Jarpa II".

El gobierno japonés ha declarado que respetará la decisión, pero añadió que se reserva el derecho de reanudar la caza, modificando los parámetros. Y la agencia Kyodo Senpaku, que posee toda la flota ballenera de Japón, pidió a ministro de Agricultura, Yoshimasa Hayashi permitir la reanudación del programa " lo antes posible" en el Pacífico Norte.

La caza de ballenas ha dividido durante mucho tiempo la comunidad internacional. En 1986, Japón firmó la moratoria internacional sobre esta actividad, pero no ha dejado de cazar ballenas para "investigación científica". Noruega e Islandia, sin embargo, se han negado a firmar el acuerdo y continuar la caza por razones comerciales. La moratoria excluye a los grupos indígenas, que pueden seguir por comer carne de ballena, pero establece límites a los ejemplares que pueden matar. Tokio ahora tiene que elegir entre la detención de toda la caza, revisar su programa científico - y por lo tanto reducir el número de ballenas asesinadas - o retirarse de la Comisión Internacional que regula la actividad.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La caza de ballenas, Tokyo "respetara la sentencia de las Naciones Unidas", que la prohíbe
01/04/2014
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
En Myanmar hay 331 especies animales en riesgo de extinción
06/03/2019 14:26
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14