27/08/2018, 13.35
INDIA
Enviar a un amigo

Kandhamal, 10 años después de los pogromos: solemnidad y sobriedad en recuerdo de las víctimas.

El 25 de agosto se celebró una Misa en acción de gracias, por la reconciliación y la gracia. El arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar: “Dio obra en un modo misterioso. La sangre de los mártires de Kandhamal trajo muchas bendiciones a la Iglesia en Orissa y al país”.

 

Cuttack-Bhubaneswar (AsiaNews) – Solemnidad y sobriedad: son las características que han distinguido la ceremonia en recuerdo de las víctimas cristianas de los pogromos sucedidos en el distrito de Kandhamal (en Orissa) hace 10 años. Lo que más duele, evidencia una nota difundida por la diócesis de Cuttack-Bhubaneswar, en el cual está también el distrito, “es que la masacre de inocentes continuó sin ser molestado y por meses”.

La celebración- una Misa en acción de gracias, por la reconciliación y la gracia- se celebró el 25 de agosto. La Eucaristía fue concelebrada por por 13 obispos y 90 sacerdotes; también participaron numerosos religiosos y fieles de toda extracción social; también asistieron algunos obispos de otras denominaciones cristianas.

En la nota se lee que la tragedia de hace 10 años atrás, desencadenada por el asesinato del swami hindú Lakshmanananda Saraswati y de 4 de sus seguidores, fue “terrible y dolorosa”. “Los agresores-prosigue- destrozaron vidas humanas, destruyeron vidas humanas, demolieron casas e iglesias, escuelas, hospitales, dispensarios, oficinas y centros comprometidos en el mejoramiento y desarrollo de pobres y marginados, especialmente a los tribales, dalit y miembros de otras castas inferiores. Mujeres y jóvenes muchachas fueron violadas en grupo y  miles tuvieron que escapar a la selva aterrorizadas y desesperadas”.

Duranjte la ceremonia, Mons. John Barwa, arzobispo local, dijo: “Dios obra en nuestras vidas y en la vida de la Iglesia en un modo misterioso. La sangre de los mártires de Kandhamal trajo muchas bendiciones a la Iglesia de Orissa y al país”. Mons. Theodore Mascarenhas, secretario general de la Conferencia episcopal india (CBCI), afirmó en la homilía: “Como el pueblo de Israel, a menudo estamos indefensos, pero el poder de Dios nos da la fuerza que ningún poder humano puede dar. Advertimos el dolor, pero no tenemos rabia porque Cristo no enseña el perdón”. Luego pidió que se rece por aquellos que aún siguen sufriendo por la tragedia como también por aquellos que realizaron las violencias. “PUeda el Señor convertir sus corazones y sus mentes”, invocó.

Al terminar la conmemoración se leyó el decreto del inicio del proceso de beatificación del p Mariano Zelazek, misionero verbita polaco que eligió vivir en Orissa y dar su vida por los pobres, marginados, leprosos niños y tribales. Al final fue presentado el volumen: “Llamas de la fe en Kandhamal”, obra del Rev.

Al termine della commemorazione è stato letto il decreto di apertura del processo di Udayanath Bishoyi, qaue recorre los orígenes del cristianismo en Kandhamal y la persecución del año 2008.


 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
A 10 años de la masacre de Orissa, Mons. Barwa llama al ‘perdón, a la reconciliación y a la paz’
20/08/2018 19:27
Monseñor Barwa: Las víctimas cristianas de Kandhamal merecen una mayor reparación
25/10/2017 16:13
Orissa: cristianos e hindúes recuerdan al P. Mariano Zelazek, ‘misionero de la compasión’ (Fotos)
12/02/2018 16:29
Kandhamal, la fe renace sobre las cenizas de los pogromos
23/01/2019 12:22
Mons. Barwa: la Madre Teresa traiga la paz a Kandhamal
02/09/2016 10:42