17/08/2017, 14.43
VIETNAM
Enviar a un amigo

Kontum, la Iglesia contra la contaminación de las reservas hídricas de los Montagnard

de Nguyen Hung

La industrialización salvaje y la falta de políticas del gobierno de tutela ambiental amenazan la existencia de los tribales. La diócesis declara: “Muchos niños adquirieron la sarna, mientras que los ancianos están pálidos”. Las autoridades locales: “Cerca del 80% de los pobres está enfermo por enfermedades debidas a la asunción de aguas sucias”. Los sacerdotes, religiosas y religiosos tratan de transmitir a los Montagnard sus propios conocimientos en materia de purificación del agua. En toda la región están en aumento los casos de contaminación de las aguas.   

Hanói (AsiaNews)- En la región montañosa central de Tây Nguyên, la grave contaminación de las reservas hídricas constituye un serio peligro para el ambiente y la salud de la población indígena local, los Montagnard. La diócesis de Kontum, cuyo territorio comprende la homónima provincia y la de Gialai está realizando innumerables actividades sociales, también caritativas para contrastar el fenómeno.

La comunidad católica de Kontum se compone de 40 grupos étnicos diversos, entre los cuales Bahnar, Jơrai, Sê Đăng, Rơgao, Yơling, y los Kinh, que constituyen cerca del 50% de los más de 290 fieles de la diócesis. Ya desde tiempos antiguos los Montagnard sacan el agua potable de los ríos y de los arroyos, que abundan en las alturas de Vietnam central. Debido a la industrialización salvaje y a la falta de políticas del gobierno de tutela ambiental, la contaminación de los cursos de agua amenaza por lo tanto la existencia de estas poblaciones.  

Comprometido en contrastar el fenómeno del envenenamiento de las reservas hídricas, el Comité caritativo  y social de la diócesis de Kontum declara: “Muchos niños contrajeron la sarna, mientras que los adultos están pálidos”. Las autoridades locales confirman que “cerca del 80% de los pobres está afectado por enfermedades debidas a la absorción de agua sucia”. Los sacerdotes, religiosos y las religiosas están muy conscientes de la tutela ambiental y de la salud de las comunidades locales. Por este motivo, ellos tratan de transmitir a los Montagnard sus propios conocimientos en materia de purificación del agua.

El p. Peter Nguyễn Vân Đông hizo un informe sobre las actividades sociales de la diócesis que lleva por título: “¿De qué manera la diócesis de Kontum ayuda a los pobres?”. Él afirma. “Nos comprometimos mucho para que los pobres tengan agua potable, para beber y cocinar. El primer sistema que hemos expuesto a ellos es el de llevar a los pueblos agua de las montañas, pues de la fuente el agua es más limpia. El segundo es de dotarse de elementos de depuración del agua. El tercero y más simple es hervirla.”. “Por el momento-´prosigue el sacerdote- hay todavía muchos pueblos Montagnard que no tienen agua potable para beber. Ni siquiera tienen agua potable para beber. Ni siquiera tiene agua suficiente para bañarse y lavar los objetos. Los habitantes están obligados a realizar largos trayecto para conseguir agua para utilizar. Además muchos torrentes están secos”. Por este motivo el Comité expresa fuertes preocupaciones para los habitantes de los pueblos y lleva adelante actividades didácticas y prácticas para sensibilizar la tutela ambiental a los tribales de estas comunidades montañeras y remotas.

En toda la región están en aumento los casos de contaminación de las aguas. Desde el 11 de junio pasado, cuando entró en función un establecimiento de la Phương Hoa, empresa que trabaja con la mandioca, los habitantes del pueblo de Đăk Sút (distrito de Đăk Glei) no pueden más utilizar sus pozos. Las autoridades locales declaran que todavía no han identificado las causas de la contaminación, queda la solución del problema. El señor A. Hoàng, residente en el pueblo, declara a Kontum Newspapers: “Mi familia escavó un pozo en 2005, profundo unos 12 metros. En el pasado, mi pozo y los de los vecinos eran normales. Sin embargo, desde cuando el artefacto comenzó a funcionar, no fue más posible beber el agua y ni siquiera usarla para bañarse o lavar los elementos”.

En Kontum City, la contaminación de las aguas es causada por un desagote abusivo situado en proximidad de uno de los establecimientos de la Mtv Limited Liability Company. La empresa dota de agua potable a toda la provincia de Kontum. Los habitantes de la ciudad tiran en el desagote no sólo las basura alimenticias, sino también basura de todo tipo, como reses muertas de animales y botellas de pesticidas. Además los lixiviados producidos por la montaña de inmundicia se tira en los cursos de agua que se encuentran en las cercanías, como el río Đăk Bla.

También en la provincia de Gialai las faldas acuíferas están contaminadas por la basura. Esto, no obstante muchos de los agricultores de las zonas rurales continúan utilizando el agua. El señor Trương Đức, residente en la municipalidad de Hbông, cuenta: “Muchas personas sufren ahora enfermedades urinarias y renales”.  Đoàn Văn T., presidente del Comité Popular, confirma que “en Hbông el agua no es más utilizable”, agregando que “algunos pozos están secos, a causa de la sequía y de la deforestación”.

Las fuentes hídricas de las zonas industriales de la región están entre las más contaminadas. El agua del río Ba que un tiempo proveía de agua potable y limpia a los habitantes de la municipalidad de An Khê. Pero en los últimos años, el agua del río es turbia y emana un horrible olor y es muy tóxica, a causa de las fábricas de azúcar de la zona. El señor Tho declara que “si bien el agua sea tratada por los purificadores, los que allí residen rechazan utilizarla y prefieren escavar pozos”.

    

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Parroquia de Dũ Yên planea llevar agua potable a 10.000 personas
23/04/2018 14:52
El Oriente Medio, en riesgo de una crisis hídrica sin precedentes
09/08/2019 14:21
Tempestad de sal sobre la región: ‘La venganza de la naturaleza’
30/05/2018 10:27
Sri Lanka, un proyecto hídrico deja sin agua a miles de personas
22/08/2017 14:54
Arabia Saudita en riesgo de una crisis hídrica, con reservas próximas a agotarse en 13 años
13/02/2016 11:50