02/09/2016, 13.54
LIBANO
Enviar a un amigo

La Madre Teresa, la guerra en el Líbano y el rescate de 100 niños discapacitados y huérfanos

de Fady Noun

En 1982, en pleno conflicto, la religiosa salva de los bombardeos a un grupo de niños de un orfanato. Discapacitados y enfermos, los pequeños habían sido abandonados por el personal del lugar, que se dio a la fuga. Gracias a la fe y a la oración, obtiene un cese del fuego para proceder a la evacuación. El relato de una escritora y activista drusa, testigo directa de los hechos.

Beirut (AsiaNews) – Las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa se desempeñan en el Líbano desde 1979.  Hoy se cuentan allí 13 religiosas, subdivididas en dos “hogares” que están situados en Beirut y en Bisharri, en el norte del Líbano. Su presencia ha hecho surgir algunas vocaciones en el Líbano mismo, donde ellas son muy amadas. En muchas parroquias de Beirut la ceremonia de canonización está siendo preparada a través de la oración. Es el caso particular de la parroquia maronita de Santa Tecla, en la periferia norte de Beirut, en la cual se encuentra su hogar de la capital libanesa. Son jornadas caracterizadas por novenas de oración, misas, aguardando la celebración del domingo, con el testimonio de seminaristas, sacerdotes y voluntarios.

En cuanto al recuerdo de la visita heroica al Líbano, llevada a cabo por la Madre Teresa en 1982, en pleno conflicto, con el tiempo, la misma se ha ido desvaneciendo un poco. Sin embargo, entre quienes recuerdan a la perfección este hecho extraordinario, figura Amal Makarem, miembro de una destacada familia drusa. Nos encontramos con ella y le hicimos algunas preguntas. Aunque en el marco limitado que supone un artículo periodístico, estos son los acontecimientos ocurridos, de acuerdo al orden con el que se fueron desarrollando en la época-

 

El asedio israelí a Beirut

Primera secuencia - Agosto de 1982. En el contexto de lo que Israel dio en llamar la “Operación de paz en Galilea”, lanzada el 14 de junio, el ejército israelí, comandado por Ariel Sharon, rodea la parte occidental de Beirut, de la cual el general Sharon quiere expulsar a la OLP (Organización para la liberación de Palestina). Los bombardeos aéreos y terrestres son incesantes. El aeropuerto internacional de Beirut está cerrado. El saldo es tremendo: se habla de 500 muertos,  en su mayoría civiles, y de igual cantidad de heridos. Hay muchos barrios que no tienen suministro eléctrico.

Hacia el 10 de agosto, respondiendo a un llamado de la Agence France Press (AFP), la Madre Teresa desembarca a toda prisa en el Líbano, desde el pequeño puerto de Jounieh, situado en la zona mayoritariamente cristiana del país, que se ha salvado de la guerra. El llamamiento mismo conforma toda una historia aparte que contar. Quien lanzó el pedido de ayuda, presa de la desesperación, es  Amal Makarem, testigo aterrorizada por un espectáculo dantesco: un centenar de niños musulmanes, con discapacidades físicas y mentales, fueron abandonados por el personal mismo de un orfanato ubicado en el oeste de Beirut, y dejados sin comida, ni agua, sin cuidados ni higiene personal. Algunos estaban agonizando.

 

“Todo por Jesús”

Segunda secuencia- 13 de Agosto de 1982. Transcripción de una filmación de la época que con el tiempo se ha vuelto inhallable y de la cual circula solamente una copia, cuya calidad se ha ido perdiendo. Desembarcada en Jounieh, la Madre Teresa discute con un sacerdote y con otro funcionario, en un lugar que podría ser un convento o bien un despacho, acerca de lo que ocurriría al día siguiente. “Siento que la Iglesia debe estar presente en este momento” afirma la Madre Teresa, hablando con los dos hombres, sentada frente a ellos. “Porque nosotros no hacemos política. Y es precisamente por eso que debemos estar presentes”.

Lógica que es propia de una santa, naturalmente.

El sacerdote: “Es una buena idea, pero deben entender la situación, madre… Hace menos de dos semanas fue muerto un sacerdote. Allí hay un caos. El riesgo es demasiado elevado”.

Madre Teresa: “Pero padre, no es una idea mía. Creo que es nuestro deber. Debemos ir y tomar a los niños, uno por uno. Poner en peligro nuestra vida está previsto en el orden de las cosas. All for Jesus. Todo por Jesús. Vean, yo siempre lo he pensado de esta manera. Hace mucho tiempo atrás, cuando recogí a la primera persona (de una calle de Calcuta), si no lo hubiese hecho esa primera vez, no habría acogido a las 42.000 personas a continuación. Una por vez, creo…” .

Segundo hombre: “¿Pero ustedes no oyen las bombas?”.

Madre Teresa: “Sí, las oigo perfectamente”.

Segundo hombreo: “Es absolutamente imposible atravesar (de este a oeste) en este momento. ¡Primero es necesario lograr un cese del fuego!”

Madre Teresa: “Ah, pero eso yo ya se lo he pedido en mis oraciones a la Virgen. Pedí un cese del fuego para mañana, en la vigilia de su fiesta (era la vigilia del 15 de agosto, la fiesta de la Asunción)”.

Voz en off, que comenta la escena - A su llegada al Líbano, la Madre Teresa había pedido reunirse con el embajador de Estados Unidos. Lo recibió Philip Habib, enviado por el presidente Ronald Reagan en la región para poner fin al ataque de tropas de Ariel Sharon. Philip Habib (1920-1922), un estadounidense de origen libanés diplomático, era conocido por su trabajo diplomático en Vietnam. Fue descrito por el New York Times como "el mejor diplomático en absoluto de su generación".

De acuerdo con testigos, después de haber escuchado con atención a la Madre Teresa, Philip Habib había dicho: "Madre, Estoy más que feliz de acercarme a una mujer de oración. Creo en el poder de la oración. Creo que la oración es un presagio de respuestas. Yo mismo soy un hombre de fe. Sin embargo, mire, se va a pedir a la Virgen de tratar de negociar con el primer ministro [Menachem] Begin, y no cree que el límite de tiempo que se ha concedido (para ordenar un alto al fuego) es un poco "apretado? ¿No sería mejor extender un poco?".

Madre Teresa, seria: "Ah! No, en absoluto, Sr. Habib! Estoy segura que vamos a obtener un alto el fuego por la mañana".

Philip Habib: "Si conseguimos un alto el fuego, voy a ver en persona a fin de estar seguro que se toman todas las medidas para que pueda ir a Beirut occidental al día siguiente".

Al día siguiente, el 14 de agosto de 1982, un silencio total envolvía la ciudad.


La "catástrofe"

Tercera secuencia - Feminista, escritora, activista, Amal Makarem vive en el edificio donde se encuentra la sede del Comité Internacional de la Cruz Roja, al final de la calle Hamra, en la zona bajo asedio de la capital. De hecho, el edificio pertenece a su familia. Inevitablemente, participa en las operaciones de socorro en estos momentos de emergencia, la mujer coordina el trabajo de diferentes ONG que trabajan sobre el terreno: Circ, Médicos Sin Fronteras (MSF), los médicos en el mundo, UNICEF, Oxfam, etc.

Demósle la palabra: "Un día, un voluntario de Oxfam, Derick Cooper, inglés, me informa, sin aliento, que en un edificio situado no muy lejos del campo palestino de Sabra, los niños huérfanos y discapacitados son víctimas de ataques aéreos israelíes, abandonados a sí mismos por el personal médico. La cocina del instituto fue bloqueada. En el pánico, el personal había dejado el edificio bombardeado. Se contaban muertos y heridos".

"Con esta información, me encontré con Jean Hoefliger (Suiza), el delegado general de la Cruz Roja Internacional en Beirut. Para mí era impensable dejar a estos niños una noche más en esta situación. Su respuesta rompe por completo mi declaración: "No podemos hacer nada por tu iniciativa. Tratamos sólo con el gobierno libanés. Necesitas tener el reconocimiento oficial, para poder tomar medidas".

"Desesperado, voy en busca del ministro de Asuntos Sociales, Abdel Rahman Labban. Lo encuentro en la oficina del ministro de Información, Marwan Hamade, un amigo, en la zona de Hamra. Ahí es donde tenían la costumbre de seguir la batalla de Beirut, sin poder alguno para intervenir en el curso de los acontecimientos. El ministro Labban, consciente, sin ninguna duda me delega algunas facultades. Corro a donde Jean (Hoefliger). Uno o dos días más tarde, tiene lugar una primera evacuación de un grupo de niños, entre muchos peligros, gracias también a la ayuda de una parte de los empleados del orfanato, que ha retornado. Da la acogida a este primer grupo la Asociación armenia Antranik, con sede en Zarif, en el oeste de Beirut industria librado por el conflicto".

"¿Qué hacer con los demás? Son los más vulnerables, espásticos sin ninguna autonomía, que deben ser sanados en todos los aspectos. Para ellos, estima el CICR, se requiere una estructura más apropiada. Me duele el corazón, de vuelta a casa en la desesperación. Llamo el director de UNICEF. Imposible, dice, sirve una estructura gubernamental. Por la noche, después de multiplicar en vano los contactos, me coloqué delante de mi pequeña máquina de escribir y hago un llamamiento a todo el mundo. Fue un SOS desesperado, una botella al mar. Ni siquiera hablo con mis vecinos. Ni yo creía. Entonces voy y la AFP y lo entrego a Mouna Naim, un periodista convertido con el tiempo en mi amigo. Al día siguiente, o los siguientes, no me acuerdo, el milagro de los medios de comunicación, me llama la Cruz Roja Internacional: "Hemos recibido una llamada desde el Vaticano y la Madre Teresa quiere ayudar en la evacuación de los niños".

"No me había todavía recuperado completamente de la sorpresa, cuando al amanecer del 14 de agosto llaman a mi puerta. Abro y ¿qué veo? A la Madre Teresa y el director del CICR".

Philip Habib negoció el alto el fuego, conseguido gracias a la fe, que realmente entró en vigor. Una calma irreal envolvió Beirut. La prensa internacional estaba frente a la sede del CICR".
 

No hay tiempo que perder

Café, un vaso de agua, un bocadillo, la Madre Teresa rehúsa todo, añade Amal Makarem. No había tiempo que perder. El convoy de la Cruz Roja Internacional, con un autobús y un jeep de la Cruz Roja Libanesa, avanza penosamente hacia el orfanato islámico. Uno a uno, como siempre lo hacía la Madre Teresa, 36 niños espásticos con deficiencias mentales y físicas, se han tomado y escondido dentro de los coches. Algunos de ellas con un mínimo de 60 niños en el interior. No para herirlos, sino de acuerdo con un funcionario  del CICR "el personal en fuga los había abandonado. El hospicio en sí había sido golpeado por las bombas, son registradas las víctimas. Los niños se quedaron sin atención, o comida. Hasta la llegada de la Madre Teresa, nadie estaba realmente encargado de cuidar de ellos".

De hecho, algunas hermanas y miembros del personal ya vinieron de visita, poniendo en riesgo sus vidas. cruzando las calles y las vías llenas de escombros y materiales y montones de basura, los niños son llevados a El Fanar, un barrio popular de los suburbios cristianos de Beirut, donde en 1979 las Misioneras de la Caridad habían abierto un instituto.

"Todo era mágico, milagroso con la Teresa Madre” concluye Amal Makarem, testigo en dos etapas de la evacuación. Fue una verdadera fuerza de la naturaleza. Y como si nada hubiera pasado ha atravesado, por la noche, la frontera entre el este y el oeste. Por el contrario, no puedo encontrar las palabras para describir a los niños que rescataron. Se trataba de discapacitados mentales, pero lo que era realmente terrible es haber encontrado incluso niños normales en el grupo, ocultos, que se comportaban como otros niños enfermos. La Madre Teresa les tomó entre sus brazos, y de pronto florecieron de nuevo, se convirtieron en otros, como cuando se le da un poco de agua a una flor marchita. Ella los apretó entre sus brazos, y estos pequeños florecieron de nuevo en una fracción de segundo".

El interludio de la Madre Teresa era portador de algo mucho más grande. El 21 de agosto se alcanzó un alto el fuego definitivo, al término de lo cual - después de largas negociaciones bajo la atenta mirada de Philip Habib - la OLP abandonó Beirut.

Por desgracia, esto fue seguido por episodios de sangre, incluyendo el asesinato del presidente electo Bashir Gemayel, y las matanzas de Sabra y Shatila.

Algún tiempo después el aeropuerto volvió a abrir, Amal Makarem - en el ínterin se había trasladado a París – viene al saber que la Madre Teresa está buscando. Hecho el contacto, la Madre Teresa se queja de lo que se ha hecho "a sus espaldas". Con la normalización, en nombre de la diversidad religiosa, los niños que se habían salvado se estaban restableciendo. La vida "ordinaria" vuelve a ocupar la parte superior.

He aquí un poema en el idioma original dedicada a la Madre Teresa y la traducción al español

Un Térésa Mere, pour la consolador de sa nuit
 Au Point du Jour elle se lever,
 El faisait bis sombrío.
 Elle avait sueño en hábito.
 El fallait quiere ce moment A La Folie des bombes,
 Una calma irréel si en forma.

 Aquí avait ordonné
 Que les bombardements cessent?
 Elle l'avait demandé.
 Dans la libertad de información, ilumina elle
 consacrée vela Une.
 Y la calma dura,
 Tant que La Flamme brûlait.

 Tel hijo était respeto de la vie,
 Qu'elle devait Sauver les:
 C'était les spastiques
 Islamique de l'orphelinat.

 Térésa mère, c'est ce que nous verter gouffre s'est ouvert.
 La nuit de la foi est une nuit surnaturelle.
 Dieu c'est même aquí s'avance, déguisé en abismo,
 Aquí asume en silla ta, la nuit de l'Occident total.

A la Madre Teresa, para consolarla en su noche
 A la vuelta del día, se levantó,
 Todavía estaba oscuro.
 Había dormido vestida.
 Era necesario en ese momento escapar de la locura de las bombas,
 Se había creado una calma irreal.

 ¿Quién había ordenado
 Que los bombardeos se detendrían?
 Ella lo había pedido.
 En un acto de fe, lo consiguió
 Una vela consagrada.
 Y la calma duró,
 Por todo el tiempo en el que la llama ardía.

Tal era su respeto a la vida,
que debía salvarlos:
Eran los espásticos,
del orfanato islámico.

 La Madre Teresa, es por nosotros quien abrió este abismo.
 La noche de la fe es una noche sobrenatural.
 Es Dios mismo que se mueve, que se mueve sobre el abismo,
 Que imprime en tu carne, la noche absoluto de Occidente.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sor Medard en Mumbai: El espíritu de la Madre Teresa vive en nuestro servicio a los pobres
04/09/2017 12:59
La "misión fallida" de la Madre Teresa en China: un remordimiento eterno
05/09/2016 12:32
Madre Teresa: su contribución a la humanidad
16/08/2016 15:12
Postulador: Madre Teresa, patrona de los necesitados de la misericordia de Dios
16/03/2016 11:49
Biógrafo de la Madre Teresa: Una catedral en Pristina, dedicada a ella (Fotos)
09/09/2016 13:35


Viajes