01/04/2014, 00.00
JAPÓN - ONU
Enviar a un amigo

La caza de ballenas, Tokyo "respetara la sentencia de las Naciones Unidas", que la prohíbe

El gobierno japonés ha declarado que tiene la intención de someterse a la decisión tomada por los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, pero recuerda que en el país la carne de los "gigantes del mar" es una fuente importante de alimento.

Tokio (AsiaNews / Agencias) - El fallo de la Corte Internacional de Justicia, que prohíbe a Japón continuar la caza de ballenas ha creado resentimiento en Tokio, mientras que Australia y Nueva Zelanda le han dado la bienvenida como "un signo de civilización". La decisión, dictada ayer (31 de marzo) por los jueces en La Haya, dijo que el programa" científico" que el Sol naciente ha seguido para cazar a los gigantes del mar "no justifica el número de ballenas muertas". Según el Tribunal, desde 2005 los barcos japoneses, de hecho, han matado alrededor de 3.600 ballenas al interior del programa "Jarpa II".

Australia y Nueva Zelanda han acogido con satisfacción la decisión con favor: los dos países son los promotores del caso ante la Corte, la cual comenzó en 2010. El grupo internacional de "Sea Shepherd", que lucha contra este tipo de caza, dijo: "Durante 10 años denunciamos este fenómeno y ahora la Corte ha demostrado que es un acto ilegal". Japón a su vez ha declarado que tiene la intención de cumplir la decisión a pesar de estar "profundamente decepcionado".

El primer ministro de Tokio Fumio Kishida, dijo esta mañana que antes de actuar quiere "examinar cuidadosamente el texto y los fundamentos de la sentencia", mientras que Yoshimasa Hayashi - cargo del departamento de Agricultura y Pesca - recordó que en el País la carne de ballena "es una importante fuente de alimentos. La posición del gobierno, que quiere seguir usando basada en datos científicos, no cambia".

La caza de ballenas ha dividido durante mucho tiempo la comunidad internacional. En 1986, Japón firmó la moratoria internacional sobre esta actividad, pero no ha dejado de cazar ballenas para "investigación científica". Noruega e Islandia, sin embargo, se han negado a firmar el acuerdo y continúan la caza por razones comerciales. La moratoria excluye a los grupos indígenas, que pueden seguir comiendo carne de ballena, pero establece límites a las animales que pueden matar. Tokio ahora tiene que elegir entre la detención de toda la caza, revisar su programa científico - y por lo tanto reducir el número de ballenas asesinadas - o retirarse de la Comisión Internacional que regula la actividad.

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Japón, los balleneros quieren volver "pronto" al mar
16/04/2014
Iglesias pakistaníes en alerta máxima tras los atentados en Nueva Zelanda
19/03/2019 13:22
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04