17/02/2015, 00.00
COREA DEL NORTE
Enviar a un amigo

La esquizofrenia de Pyongyang contagia al calendario: cambiado (de nuevo) el Fin de Año

En los últimos dos decenios Corea del Norte celebró el Fin de Año junto al resto de Asia. Kim jong-un "baja de clase" esta tradición e indica en el Fin de Año solar (1 de enero) como la única verdadera "fiesta de Fin de Año". Su abuelo Kim II-sung había abolido las celebraciones tradicionales, para luego ponerlas en auge; lo mismo había hecho su padre Kim-Jong-il.

Seúl (AsiaNews)- El fin de año lunar,  celebrado en toda Asia, "es una tradición inútil y supersticiosa". "El inicio de año se celebra el primero de año". "Solamente el Fin de Año solar tiene un sentido, el resto es una pérdida de tiempo". Es cuánto se lee en una directiva emanada hace algunos días por la Comisión central del Partido de los trabajadores, órgano decisional de Corea Del Norte bajo la dirección directa del joven dictador Kim Jong-un.

El texto tiene norma de ley y cancela las festividades, muy sentidas en el continente: en lugar de los 5 días de celebraciones públicas habrá sólo 1 el 19 de febrero, primer día del calendario lunar y no serán distribuidas las raciones alimenticias extra. En los últimos 20 años, el país había festejado de este modo la llegada de la nueva luna. Sin embargo, la pobreza extrema y la incapacidad de gestionar los fondos públicos- que terminan en manos de los fidelísimos del régimen o en el programa nuclear- han hecho de estas fiestas públicas un momento muy triste en el cual el ejecutivo fue obligado a mostrar la propia falta de recursos.

Para la población nord-c oreana, este cambio de marcha no representa una novedad. En 1967 el entonces líder y padre de la patria, Kim Il-sung, declaró al Fin de Año lunar como "una práctica datada, contraria a la ideología socialista" y ordenó que se festejara el nuevo año "como lo hace el mundo civil". Sin embargo en 1989 fue el mismo "presidente eterno" quien ordenó el retorno de las fiestas tradicionales "como ulterior signo de la superioridad de la cultura coreana respecto al resto del mundo, depravado y sin moral".  

El hijo y heredero, el "querido líder", Kim Jong-il, tuvo fe en los dictámenes del padre excepto en dos ocasiones en 1996 7 1997- en los cuales quiso festejar el 1° de enero. En el año 2003, instauró la tradición de conceder 5 días de fiesta a la población y gracias a los fondos sudcoreanos, enviados en el ámbito de la política de la distensión, quiso hacer un regalo a todos los niños. Sin embrago, el aumentar de las sanciones internacionales después de los test atómicos y el cambio de régimen han dado vuelta de nuevo al calendario nacional.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Pyongyang, el régim se detiene por los 25 años de la muerte de Kim Il-sung
08/07/2019 12:03
Año Nuevo bangladesí: el primer ministro hizo un llamamiento al respeto de todas las religiones
15/04/2016 13:12
Navidad: por presión de las minorías, el gobierno aprueba las festividades
27/12/2016 12:57