23/12/2015, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

La triste Navidad de la economía china, la cual está cada vez más cercana al colapso

de John Ai
La crisis económica en el país no ha disminuido, y el mercado empresarial sigue en manos de las empresas de propiedad estatal. Las recetas de la "transformación" propuesto por los líderes traerán desempleo y deslocalizaciones, poniendo en riesgo el futuro de millones de jóvenes que entran en el mundo del trabajo. La respuesta de las autoridades es un mayor control social, con detenciones y restricciones, incluso en el mundo de las religiones. El futuro no augura nada bueno.

Beijing (AsiaNews) - La depresión de la economía mundial ha puesto a China bajo presión, dado que incluso el sector manufacturero para la exportación se encuentra en un período de "invierno". A finales de noviembre, las estadísticas mostraron una disminución de las exportaciones chinas por quinto mes consecutivo; las importaciones, dato sin precedentes, estaban en rojo por el mes número 13 en fila.

La disminución de la demanda ha bajado la producción y reducido el precio de los bienes. El lento ritmo de desempeño económico también ha afectado al sector manufacturero. Los líderes políticos chinos aspiran a transformar la economía para que el crecimiento abandone el mercado guiado por la inversión para que se convierta en una economía basada en la demanda interna y el mercado de servicios. Pero la transformación de las industrias tradicionales, basado en mano de obra intensiva, tiene ante sí un largo camino.

La mano de obra es abundante en China, pero hoy la ocupación persigue a los empresarios. La ventaja proporcionada por el bajo costo de mano de obra en la provincia sureña de Guangdong ya no es relevante. Los ejecutivos tienden a trasladar sus industrias a las provincias del interior, o incluso para reubicarse en el sudeste asiático. Además, los trabajadores se están dando cuenta cada vez más que la influencia de los jóvenes migrantes, mejor educados, está cambiando su estrato social.

Las nuevas generaciones buscan mejores salarios, condiciones más aceptables, el bienestar y la seguridad social de trabajo. El conocimiento de sus derechos y conduce a un aumento de conflictos en el trabajo: Los empleados ahora negocian con sus empleadores, se van a la huelga o usan la experiencia para ejercer presión sobre la industria y los gobiernos locales. Las ONG y abogados intervienen para dar la ayuda necesaria y los activistas han llegado incluso a crear sus propios sindicatos independientes (ahora disueltos por las autoridades).

Según el China Labour Bulletin, las ONG sindicales con sede en Hong Kong, el número de huelgas y protestas en el trabajo tocaron en noviembre 2015 un pico alto. El aumento de estos fenómenos, el cierre de fábricas y la huida de los líderes están conectados con la desaceleración continuada en el sector manufacturero en China. La demanda y las exportaciones caen, el jefe con problemas financieros se niega a pagar los salarios (o desaparece) y los manifestantes se consideran "fuente de problemas" y son detenidos. Las autoridades siempre dan prioridad a la estabilidad.

Dongguan, una ciudad una vez próspera en el delta del río Perla, se ha visto afectada por el aumento de los costos laborales y la caída de las exportaciones. A medida que nos acercamos al final del año se nota la diferencia: alguna vez en este período las industrias recibieron más pedidos, tomaron más personal y empujaron las horas extraordinarias. Hoy en día las zonas industriales de la ciudad se han enfriado. Las principales industrias de Dongguan son pequeñas y medianas empresas que operan en la electrónica, juguetes, productos de cuero y prendas de vestir.

Li Jiang, profesor de la Universidad Sun Yat-sen, explica que en el período comprendido entre la crisis financiera asiática de 1997 y la crisis financiera mundial de 2008, Dongguan ha experimentado su "edad de oro", convirtiéndose en la base para el mundo de la producción y fabricación del mercado del IT. Los beneficios de las cinco industrias locales que cotizan en el mercado de valores se desplomaron. La Janus Dongguan Precision Components Co. Ltd., que abastece a la Samsung, ha perdido cerca de 169 millones de yuanes en el primer semestre de 2015.

Las industrias, afectadas por la crisis, están vacías: aparecen por toda el área industrial de carteles de "se renta", los avisos de reclutamiento en las puertas de las fábricas ya están vencidos y aquellas empresas que todavía se las arreglan como sea no toman más. En 2014, algunas voces han argumentado que en Dongguan 4 mil empresas han cerrado, aunque las autoridades no lo confirman. Yuan Baocheng, el alcalde de la localidad, dijo que algunas empresas han ido a la quiebra, "sin informar al gobierno central", pero admite que la economía se enfrenta ahora "muy graves desafíos", sobre todo para las pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con la National Business Daily, la disminución del empleo ha creado problemas a las empresas de trabajo temporal. El Yangcheng  Evening News informó que algunas industrias grandes han comenzado a no pagar las vacaciones de casi dos meses después de la Fiesta de la Primavera.

La misma historia se pone en escena en la ciudad de Wenzhou, en la costa este. Los industriales locales se están volviendo comerciantes. Sin embargo, prefieren la especulación, la expansión a ciegas, la diversificación, y los préstamos bancarios se han convertido en un potencial explosivo para los inversores privados. Desde 2008, el gobierno chino ha promovido políticas similares, y más tarde se le ha concedido a las empresas garantizarse unas a otras frente a los préstamos bancarios.

Pero en 2010 el banco central de China ha endurecido su política monetaria: las empresas han comenzado a sufrir de la falta de liquidez y han regresado al sistema de los "bancos en la sombra", que tienen tasas de interés mucho más altas. Esto provocó un aumento de la deuda incurable y provocó la huida de los empresarios. La usura destruyó las empresas. De acuerdo con la Oficina de Estadística de Wenzhou, el número de empresas con una facturación de más de 20 millones de yuanes en 2014 ascendió a 4.366 unidades, una caída significativa en comparación con 8.096 en 2010. El tribunal local anuncia que ha abierto más quiebras en 2015 que en 2014.

Mientras que la manufactura se ralentiza, la especulación en el mercado de valores se convirtió en frenética. El optimismo general de principios del 2015 en comparación con el mercado financiero no duró mucho. El auge acompañado del fomento de los medios de comunicación estatales ha explotado el 12 de junio. El gobierno ha tomado medidas urgentes para detener el colapso, incluyendo la suspensión de la primera oferta pública de compra, y prohibió la venta corta obligando a las empresas estatales a recomprar sus acciones. Pero el 24 de agosto, de 2015, la Bolsa de Shanghai perdió un 8,48%, dato considerado el peor desde el colapso de 2007.

El terremoto de los mercados financieros no ha dejado a los inversores individuales. El frenesí de las finanzas en línea atrajo a la gente común y creó burbujas que están estallando. El sistema de préstamos peer-to-peer (P2P, una forma de "bancos en la sombra") ha atraído a los inversionistas con la promesa de altas tasas de interés. Según las estadísticas, en noviembre de 2015, el volumen del comercio a través de P2P tocó los 133.124 millones de yuanes. Los start-ups que han utilizado este sistema han gastado dinero en publicidad y altas tasas anuales para atraer capital. Pero la especulación y el colapso de la cadena de liquidez les llevó a una crisis de insolvencia convirtiéndose en una sentencia de muerte: algunos de estos empresarios han dejado todo y huido.

La Ezubao, plataforma P2P fundada en 2014, ha creado un volumen de negocio de 74 millones de yuanes que reunió en 21 meses 909.000 inversores individuales. A principios de diciembre de 2015, la policía anunció una investigación sobre esta empresa por presuntas actividades comerciales ilícitas. Los inversores, preocupados por la desaparición de su dinero, protestaron en Beijing y fueron dispersados ​​por la policía. Después del escándalo Ezubao ha llegado la época del Grupo Dada: empresas que con más de 700 sucursales y 78 mil empleados, están ahora en la mira de la opinión pública. Su presidente está siendo investigado por "recaudación de fondos" ilegal.

El mercado monopolizado por las empresas estatales y las condiciones desfavorables para las empresas privadas están obligando a la gente a acudir al sistema de "bancos sombra". Los problemas de insolvencia crean un mercado financiero sin reglas. El desempleo y la desaceleración económica se hace frecuente en esta nación. El Fondo Monetario Internacional ha pronosticado para el 2015 un aumentó en un 6,8%, frente al 7,4% el año pasado, sin embargo ha sido el peor dato en las últimas dos décadas.

Era inevitable, pero la era de crecimiento anual de más del 10% pasó. En estos años de "nueva normalidad", un término elegido por Xi Jinping, para describir la desaceleración del crecimiento, la economía china va a experimentar las dificultades de reestructuración, lo que traerá consigo una brecha aún más profunda entre ricos y pobres, el desempleo y los problemas ambientales.

Desde la reforma y de la apertura, el crecimiento económico ha mantenido la legitimidad del Partido Comunista. La transformación industrial y la reestructuración de la economía afectará el mercado de trabajo, donde millones de graduados universitarios representan un nuevo desafío. Internet difunde la noticia y agiliza la conciencia de la población. Desde cuando Xi Jinping, llegó al poder las autoridades han reforzado el control sobre la sociedad: cada vez más abogados son detenidos y, mientras que las personas buscan la paz en las religiones, el gobierno intenta frenarlos.

También se refuerza la censura en Internet. Control total sobre la empresa muestra la preocupación de las autoridades sobre posibles disturbios. En septiembre de 2015, el miembro del Buró Político, Wang Qishan, por primera vez enfrentó abiertamente la legitimidad del Partido. Aunque los medios de comunicación oficiales han pintado esta intervención como "momentánea" y "una demostración de la confianza del partido en sí mismo", eso también refleja la conciencia de los riesgos potenciales y las crisis que puedan surgir.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
China, la ANP reasegura los mercados, pero las exportaciones se desploman un 20%. El fantasma de la desocupación.
08/03/2016 10:06
La economía china en el punto más bajo de los últimos 14 años
20/01/2014
Beijing, por el cuarto mes consecutivo baja la producción industrial
23/06/2015
Banco Mundial: el crecimiento económico de la región Asia-Pacífica se desacelera
12/04/2016 10:45