24/02/2021, 14.58
MYANMAR
Enviar a un amigo

Las protestas ejercen presión sobre la diplomacia. Incluso sobre Indonesia

de Francis Khoo Thwe

La convocatoria multiétnica de hoy quiere demostrar a la comunidad internacional que las etnias del país pueden convivir sin la necesidad de la mano dura del  Ejército. La ministra de Relaciones Exteriores de Indonesia, Ratno Marsudi, se ve obligada a cancelar una visita a Myanmar. También se despliega una manifestación frente a la embajada italiana.

Rangún (AsiaNews) – No cesan las marchas en el país para protestar contra el golpe de Estado encabezado por los militares. Las manifestaciones se suceden a pesar de que la Junta en el poder ha prohibido las reuniones de más de cinco personas. Los generales golpistas han advertido a los jóvenes que podrían morir si participan en las manifestaciones, y se dejan “arrastrar” por las personas mayores. 

Así todo, para hoy se planean varias marchas en Rangún. Los preparativos se centran principalmente en una manifestación en Mayangone, en el norte de la ciudad. Se trata de una convocatoria especial, porque pretende ser de carácter multiétnico, para demostrar a la comunidad internacional que las etnias de Myanmar pueden convivir en paz sin la necesidad de la mano dura del ejército. Hace seis días se realizó otra marcha, en la que participaron 27 grupos étnicos distintos

La multietnicidad de Myanmar muchas veces ha sido un lastre para la unidad nacional. El ejército - que teóricamente se propone como garante de la unidad del país - siempre ha promovido una política del Divide et impera, entregando armas a un grupo, combatiendo contra otro, y luego interviniendo para “pacificar” la situación. Las manifestaciones multiétnicas son una novedad para el país, que ve a la mayor parte de las etnias unirse contra el golpe de Estado y contra la Junta. 

La comunidad internacional - y sobre todo los miembros de la ASEAN, la Asociación de los Países del Sudeste Asiático - está preocupada por la estabilidad del país y no se atreve a alinearse abiertamente contra la Junta. La inestabilidad podría desencadenar la huida de miles de personas, que se refugiarían en las costas de los países miembros, complicando el comercio con Myanmar. 

Por este motivo, Singapur - el mayor socio económico de Myanmar - e Indonesia (una ex dictadura militar, parecida a la birmana) salen del paso oscilando entre dos polos: por un lado, afirman que el golpe de Estado es “un asunto interno” en el que no hay que entrometerse; por otro, sostienen la necesidad de hallar una solución para salir del impasse

Hace pocos días, según informaron algunos medios, la ministra de Relaciones Exteriores de Indonesia, la Sra. Retno Marsudi, se puso manos a la obra para que los países de la ASEAN llegaran a un acuerdo respecto a apoyar “nuevas elecciones, justas e inclusivas” en Myanmar (Birmania). Esto, en vista de que la Junta impugnó las elecciones de noviembre por presunto fraude y prometió llamar a nuevas elecciones antes de finalizado el año.

Esta postura no es bien vista por la población birmana: desde hace tres días, grupos de jóvenes se manifiestan con acampes frente a la embajada de Indonesia, rechazando la propuesta (fotos 1 y 2). Un manifestante comenta: "Hacer algo semejante significaría admitir que las elecciones de noviembre fueron fraudulentas. Y esto no es cierto. Queremos que vuelva el parlamento elegido por el pueblo".

Otras embajadas también debieron lidiar con las visitas y manifestaciones de grupos que exigen una acción internacional contra la Junta militar y la liberación de los líderes democráticos encarcelados. Frente a la Embajada de Italia, un grupo numeroso sostenía un cartel con la leyenda: "¿Cuántas muertes más se necesitan para que se decidan a actuar?" (foto 3).

Hay quienes señalan que la propuesta indonesia traiciona el estatuto de la ASEAN, que promete apoyar la "democracia" y los "derechos humanos".

Ayer, el vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores indonesio, Teuku Faizasyah, dijo que Indonesia "no ha publicado ni formulado ningún plan de acción" sobre Myanmar.  Confirmó que su gobierno está trabajando con otros miembros de la ASEAN "para encontrar una solución cordial" a través de "canales democráticos".

Retno Marsudi tenía previsto viajar hoy a Myanmar, pero tuvo que cancelar la visita. Para los jóvenes manifestantes, se trata de una noticia positiva: "La visita de la ministra, la primera desde el golpe de Estado, podría haberse interpretado como un reconocimiento a la Junta militar".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Los militares birmanos matan a los niños. Beijing, preocupada por el gas y el petróleo
02/04/2021 13:14
Rangún, la huelga de empleados públicos pone en crisis a la junta militar (FOTO)
26/02/2021 15:26
Yangon, enfrentamientos con grupos partidarios del ejército: "pagados por la junta”
25/02/2021 16:17
Más protestas, granadas y heridos. Los ministros de la ASEAN convocan a un encuentro virtual
02/03/2021 13:26