13/08/2018, 19.29
ISRAEL-PALESTINA
Enviar a un amigo

Ley Estado-Nación: Miles de judíos y árabes se unen para exigir un Israel democrático

En la noche del 11 de agosto hubo una manifestación en Tel Aviv, donde se agitaron banderas palestinas e israelíes. Se podía respirar la “esperanza” entre los presentes. El Director de Physicians for Human Rights – Israel afirma: “Israelíes, árabes, judíos, palestinos: aún con todas las diferencias que hay entre nuestras identidades, podemos reclamar por un mismo objetivo y estar cerca”. Bernard Sabella: “Los judíos y los árabes que participaron, tiene una visión del Estado que se veía reflejada en la manifestación: un Estado que es inclusivo para todos sus ciudadanos”. 

Jerusalén (AsiaNews) – Judíos y árabes, unidos codo a codo, para exigir en voz alta un Estado equitativo y democrático. Es la manifestación que tuvo lugar en la noche del 11 de agosto, en la que participaron decenas de miles de personas que protestaron contra la ley del Estado-Nación.

La controvertida ley fundamental (de carácter semiconstitucional)  fue aprobada el 19 de julio pasado. En la noche del 11 de agosto, decenas de miles de manifestantes judíos y árabes marcharon por las calles de Tel Aviv para exigir la cancelación de la norma. Organizada por ciudadanos árabes de Israel, la marcha partió de Rabin Square a las 8 de la noche, para llegar a la plaza del Museo de Artes de Tel Aviv. En medio de la multitud se agitaban banderas palestinas e israelíes, pese a que los organizadores habían pedido evitar insignias de cualquier tipo.  

Varios miembros de la sociedad civil y ONG israelíes participaron en la manifestación. Ran Goldstein, director de Physicians for Human Rigths – Israel, figuró entre ellos. “El gran objetivo, la ‘gran declaración’ de esta ley es: en Israel, si no eres judío, no tendrás iguales derechos. Eso va en contra de todos los valores en los que creemos las organizaciones por los derechos humanos. El significado de esta ley es peligroso. A futuro, esto podría significar un desastre para todos los palestinos, porque no se puede prever cuáles podrían ser los próximos pasos”. “Para nosotros –prosigue Goldstein- es muy importante mostrar que en Israel existen modos alternativos de vivir: con iguales derechos, hablando en hebreo o en árabe, con la misma voz para sostener los mismos valores. Uno de los grandes logros de la protesta es el hecho de que judíos y árabes se hayan manifestado juntos, unidos, luchando por un mismo objetivo: una sociedad equitativa y democrática”. “Es una sensación mía, personal, pero yo percibí esto como una demostración de esperanza. Fue excepcional que se hiciese en Tel Aviv, porque estuvo organizada por la plana de líderes árabes. Decidieron hacer la manifestación en Tel Aviv, y muchos judíos israelíes participaron.  Israelíes, árabes, judíos, palestinos; aún con todas las diferencias que pueda haber entre nuestras identidades –porque mi identidad, mi camino no es el mismo que el de un árabe que ha participado- podemos reclamar por un mismo objetivo, estar cerca. Esto ha brindado mucha esperanza y energía, y espero que nos guíe hacia una cooperación. Llegará un día en que los que sostienen la visión “restringida”, la de la separación, perderán. Para las personas que viven en Israel, la verdadera solución es vivir juntos, con los mismos derechos. Nosotros luchamos por valores. El gobierno israelí ejerce mucha presión sobre la sociedad civil israelí. Por eso, nosotros continuaremos mostrando en las manifestaciones –tanto en las que se refieren a los derechos de los solicitantes de asilo, como en aquellas que tengan que ver con los de los homosexuales o los de las minorías- que la solución es dar esperanza a las personas”.

Para Bernard Sabella, un representante cristiano de Fatah, los judíos y árabes presentes en la manifestación respondían a una pregunta en la que queda abarcada toda la región: ¿Qué tipo de Estado queremos? ¿Acaso puede un Estado israelí -estrictamente para judíos- asegurar la democracia y la equidad? ¿Puede responder a todos sus ciudadanos como debiera hacerlo un Estado? Creo que el problema de todo el Oriente Medio – no es sólo israelí-  siempre ha sido ‘¿qué tipo de Estado queremos?’. De esta manera, Israel marca un ejemplo que va en contra de una noción de ciudadanía que implica a todas las personas que viven en el país”.

“Los judíos y los árabes que participaron, tiene una visión del Estado que se veía reflejada en la manifestación: un Estado que es inclusivo para todos sus ciudadanos”. Esto no niega necesariamente los valores democráticos y judíos del país. Si se quiere ser judíos y democráticos, se puede serlo, pero tratando a todos los ciudadanos de la misma manera, aunque se siga siendo judío, porque la mayoría [de la población] de hecho es judía. Pero decir que el único grupo que tiene derecho a la autodeterminación en términos políticos es el judío, equivale a decir que los demás no tienen este derecho. Es por eso que este es un momento muy triste”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
¿Hebreos o israelíes? La Nueva ley sobre Israel-Estado-nación judía
08/08/2018 13:57
Patriarcado de Jerusalén: La nueva ley de Israel ‘Estado-Nación’, discrimina al 20% de la población
31/07/2018 10:02
El patriarca Raï: La ley sobre el Estado judío excluye a cristianos y musulmanes
23/07/2018 13:28
‘Sombra oscura’ o ‘afirmación de un derecho divino’: los israelíes y la nueva ley sobre el Estado Judío
20/07/2018 13:06
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00