09/11/2016, 18.41
ASIA – ORIENTE MEDIO - EE.UU.
Enviar a un amigo

Los saludos y temores de Asia por la victoria presidencial de Donald Trump

Primeras reacciones en torno a la elección del 45mo presidente de los Estados Unidos. La amistad de Trump con Putin. Turquía, Egipto y Arabia Saudita quieren relanzar sus antiguos vínculos. Temores de Teherán en relación al acuerdo nuclear. En China se discute acerca de las “incertidumbres” que surgen luego de la votación. Putin se abre a nuevas relaciones. El Card. Parolin invita a trabajar por la paz en una “situación mundial de grave laceración”. 

Washington (AsiaNews) - “Felicitemos al nuevo presidente, para que su gobierno pueda ser verdaderamente fructífero”. Es lo que afirma el secretario de Estado Vaticano, el Card. Pietro Parolin, al comentar la elección de Donald Trump para la presidencia de los Estados Unidos para el cuatrienio 2016-2020. El jefe de la diplomacia vaticana asegura “nuestra oración” para que “el Señor lo ilumine y lo sostenga al servicio de su patria” y para el “bienestar” y la “paz en el mundo”. El purpurado recuerda que es tiempo de que “todos trabajemos para cambiar la situación mundial […]de grave laceración, de grave conflicto”.

La victoria del candidato republicano a la Casa Blanca ha sorprendido a comentaristas y analistas tanto en su patria como en el exterior: los mercados internacionales han reaccionado de manera negativa, con los principales índices mostrando una baja rotunda. La única excepción ha sido la bolsa de Moscú, que registra un saldo positivo incluso en su moneda local, el rublo, que se muestra estable frente al dólar.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al felicitar al vencedor, declaró que ahora la plana de líderes de Washington es “más importante que nunca” y que la OTAN está “dispuesta a trabajar con el presidente electo, Trump”. Durante la campaña electoral, el magnate desencadenó una polémica dando a entender que el compromiso militar de los EEUU en Europa –para contrastar eventuales agresiones rusas- debía ser sostenido económicamente por los aliados europeos.

La elección de Trump, por ende,  hace surgir incógnitas, sobre todo en torno a sus opciones referidas a la política exterior. En tanto, llegan las declaraciones de gobiernos, analistas y personalidades del mundo asiático, que en medio de dudas y expectativas, aguardan las primeras medidas del 45to presidente de los Estados Unidos.

 

Medio oriente

Partiendo del acuerdo iraní en materia nuclear y llegando hasta la guerra en Siria; desde la lucha contra el estado islámico hasta el conflicto palestino-israelí., pasando por el relanzamiento de las relaciones con aliados históricos como son Turquía, Egipto y Arabia Saudita, que en los últimos tiempos se habían enfriado. Son muchos los expedientes abiertos que lo aguardan sobre  el escritorio del despacho ovalado.

En Turquía, la cúpula de gobierno, que en el último tiempo se ha visto enfrentada con la administración de Obama, acoge con satisfacción la elección del candidato republicano. “Felicito a Trump por la presidencia de los Estados Unidos –afirmó en una nota el Primer Ministro Binali Yildirim -, y le deseo los mejores éxitos”.  Ankara ya está solicitando al próximo inquilino de la Casa Blanca extraditar “lo antes posible” al predicador islámico  Fethullah Gülen, considerado el cerebro del golpe fallido ocurrido a mediados de julio.

Con la elección de Donald Trump, el presidente Abdel Fattah al-Sisi auspicia que haya “nueva linfa” en las relaciones entre Egipto, el país árabe más poblado del mundo, y los Estados Unidos. Él ha sido uno de los primeros dirigentes del mundo árabe en felicitar al candidato republicano en las horas que siguieron a la victoria electoral. El Cairo empuja a favor de un reacercamiento con su aliado histórico, los EEUU, tras el enfriamiento en las relaciones que siguió a la expulsión del ex presidente Mohamed Morsi en el año 2013, quien fuera líder de los Hermanos Musulmanes (movimiento sostenido por Washington). Se requiere una “mayor cooperación y coordinación”, agrega al Sisi, que antes de la votación había definido a Trump como un “buen dirigente”, en una perspectiva de paz y estabilidad para todo el Oriente Medio.

Desde Irán, el ministro de Relaciones Exteriores Javad Zarif invita al presidente electo Trump a “respetar los acuerdos” internacionales en materia nuclear que fueran  firmados por Teherán y Washington el año pasado. En la campaña electoral, el candidato republicano había puesto en duda las bondades del mismo, generando no poca preocupación en la cúpula de gobierno de la República islámica, que ya están teniendo que hacer frente a una revuelta interna hostil. “El presidente de los Estados Unidos –afirmó Zarif – debe entender la realidad del mundo de hoy. Lo más importante es que el futuro presidente respete los acuerdos, los compromisos tomados no a nivel bilateral, sino en un contexto multilateral”.

La elección del electorado americano es recibida con satisfacción en Israel, con el establishment de derecha convencido de que en Trump encuentra un apoyo para poner fin a la idea de un Estado palestino, y a la vez, un sostenedor de los asentamientos, que van en aumento. El ministro de Educación, Naftali Bennett, afirmó que “se terminó” la idea de una nación llamada Palestina, y que es tiempo de archivar la actitud basada en negociaciones de paz, que ha tomado tantos años”.

Una posición defendida por otros exponentes de la derecha israelí, que invitan al Premier, Benjamín Netanyhau y su gobierno y relanzar los proyectos de nuevos asentamientos en Territorios ocupados en Cisjordania y en Jerusalén este. El diputado Bezalel Smotrich pide “miles de nuevas unidades habitacionales y la construcción de nuevas pequeñas ciudades” removiendo “la idea que los asentamientos sean un obstáculo a la paz”. Y el mismo Premier Netanyahu en una nota difundida esta mañana define a Trump como “un verdadero amigo de Israel”.

En clave opuesta el mensaje de augurios y congratulaciones por los vértices de Palestina, que exhortan al neo presidente elegido a trabajar para el nacimiento de un Estado. Nabil Abu Rudeina, vocero de la Autoridad palestina, se dice pronto a dialogar con el nuevo inquilino de la Casa Blanca “en mérito a la solución de los dos Estados y al nacimiento de una nación palestina sobre los confines de 1967”. Hamas, que controla la Franja de Gaza, dice que no se espera grandes cambios en la política americana hacia la región y hacia los palestinos en particular.

El mundo musulmán en general aparece preocupado por la elección de Trump, tanto que muchos ciudadanos de diversas naciones con mayoría islámica se preguntan si habrá nuevas guerras. Otros recuerdan aún la retórica anti-musulmana utilizada por el candidato republicano durante la campaña electoral y temen una escalada del extremismo islámico en respuesta a políticas más duras de la nueva administración de EEUU. Sin embargo, hay también musulmanes que miran  a la elección con mayor optimismo, como un ciudadano estadounidense (musulmán) de origen libanés, el cual recuerda las palabras críticas de Trump por los daños causados por la política exterior americana en Oriente Medio. Un ejemplo entre todos, los sesenta millones de dólares gastados para apoyar las guerras en la región y que podían ser utilizados para relanzar la economía interna.

En un telegrama de congratulaciones, el rey de Arabia Saudita, Salman auspicia que Trump pueda llevar “estabilidad” y “seguridad” a Oriente Medio, reforzando los antiguos lazos que unen a los “dos países amigos” entre ellos. Si bien, debemos decir, recientemente se habrían enfriado también como consecuencia del acuerdo nuclear iraní y de intereses contrapuestos en la región.

En Irak recuerdan las “fuertes relaciones bilaterales” y los “intereses comunes” con Washington y no hay temor de grandes cambios con la victoria de Trump en las presidenciales. Acuerdos económicos y lucha al terrorismo son “dosier comunes”, explica una fuente del gobierno en Bagdad, por lo tanto “las relaciones serán las mismas”. “Se trata de un cambio de personas-concluye la fuente- y no de política que será la misma de siempre”.

 

Asia del Este

Desde el punto de vista oficial, en China el vocero del ministerio de Exteriores declaró que está lista para trabajar juntos al futuro presidente americano, por un desarrollo sólido y estable de las relaciones diplomáticas bilaterales. Por otro lado, el de los medios, se refleja en las “incertidumbres” que esta elección lleva consigo. El Global Times, periódico cercano al Partido comunista chino, afirma que la victoria de Trump manifiesta la distancia entre la élite política (representada por la Clinton) y “la clase media y baja”.

Hay también un lado escondido: las autoridades de la censura de Beijing han distribuido órdenes para que en internet, en la Tv y en los periódicos no se dé demasiado espacio a la kermesse electoral y a los comentarios. Al mismo tiempo ellos deben difundir “rápidamente” todos los escándalos surgidos durante estas elecciones. Qiao Mu, profesor de la universidad de Beijing para los Estudios extranjeros afirma: “Quieren hacer creer al pueblo chino que la democracia occidental es una cosa horrible”.

En todo caso, la victoria de Trump arriesga traer o crear tensiones con China. Durante la campaña electoral, el magnate de EEUU acusó a Beijing de manipular el valor del yuan para favorecer su exportación y de subvencionarlo en modo injusto, prometiendo combatir el proteccionismo chino que penaliza a los productos americanos.

En las alianzas estratégicas y militares, Trump subrayó que los EEUU quieren reducir los gastos militares y por esto él pedirá contribuciones a Japón, a Corea del Sur, a Arabia Saudita para contribuir a la ayuda militar ofrecido por su país.

No obstante esto, el Premier Shinzo Abe inmediatamente felicitó a Donald Trump y dijo que “Japón y EEUU son aliados irreducibles, ligados a valores comunes como la libertad, la democracia, los derechos del hombre, el estado de derecho”. Al contrario, los japoneses han reaccionado con consternación delante de los resultados de las elecciones y corre una cierta preocupación en lo que se refiere a este  cambio que pueda afectar las relaciones entre Tokio y Washington. El South China Morning Post, en un sondeo había revelado que, si las elecciones se hubiesen desarrollado en Japón, la candidata Hilary Clinton habría ganado las preferencias del 88% de los ciudadanos. Emi Doi, periodista del Nippon.com, juzgó las elecciones de Donald Trump “espantosa”. El Premier Abe, que estaba programando encontrar en febrero a la candidata republicana Hilary Clinton en Washington, intentó calmar la propia nación no apenas el yen subió y los títulos cayeron.

Hoy en Corea del Sur se reunió el Consejo para la seguridad nacional para discutir la victoria del candidato republicano y el efecto que este evento aportará a Corea. El embajador americano en Corea Mark Lippert aseguró que la alianza entre ambos países continuará. Yun Byung Se, ministro de Exteriores de Corea del Sur aseguró que Donald Trump continuará manteniendo inmutable la política con Corea del Norte. “Trump afirmó que el más grande problema que el mundo está enfrentando es la amenaza nuclear y los miembros de su equipo para la seguridad nacional están de acuerdo sobre el tener una posición que favorezca la aplicación de fuertes presiones contra Corea del Norte”.

En Rusia, el presidente Vladimir Putin se felicitó con Trump por su victoria y espera en un mejoramiento de las relaciones, al presente en una “situación crítica”. Por su parte, Trump más de una vez elogió la dirigencia de Putin, tanto que fue acusado por la Clinton de ser un “títere”. Al contrario, Trump sostuvo varias veces que era necesaria una alianza con Rusia para combatir y derrotar a Daesh en Oriente Medio.

 

Sudeste asiático

De Indonesia llegan voces de preocupación por la elección de Trump. Según el Consejo de los Ulemas indonesios (MUI), la victoria del magnate ´podrá crear tensiones entre los EEUU y el mundo musulmán. Din Syamsuddin, miembro de primer plano en el MUI, recuerda que en el pasado Trump hizo comentarios “negativos y cínicos” contra los musulmanes y “olvidó que muchos americanos son inmigrantes”.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte se congratuló con Trump por la victoria electoral, prometiendo un mejoramiento de las relaciones entre los dos países “fundadas en el mutuo respeto”. El secretario de Comunicaciones de manila dijo: “La elección del presidente de los EEUU es un testamento de la tradición duradera de su sistema democrática y del modo de vivir americano”.

Congratulaciones llegaron también del Premier de Malasia, Najib Razak, que deseó una continuidad en las buenas relaciones con Washington: “Esperamos-dijo- continuar los diálogos con el presidente elegido Trump. Me congratulo con él por la extraordinaria victoria y no veo la hora de encontrarlo pronto”. El Premier agregó que las relaciones con los EEUU tuvieron un vuelco en el año 2014 que ambos países se aliaron en la lucha global al terrorismo y al extremismo. El suceso de Trump, concluyó Najib, demuestra que los políticos no deben dar jamás por descontado el voto de los electores.

 

Asia del Sur

Todos los países de Asia del Sur se quedaron con la boca abierta por la elección del magnate de Nueva York como 45° presidente de los EEUU. Aún ahora, a diversas horas de distancia de la noticia, los mayores cotidianos online en lengua inglesa están como hibernados y reportan pocas actualizaciones.

Los Primeros Ministros de India, Bangladesh y Pakistán han enviado mensajes de congratulaciones. En India, la mayor parte de los periódicos estaban al lado de Hilary, que era considerada como una especie de continuación natural de las políticas de Obama. Por días han reportado las previsiones de las previsiones favorables a la candidata demócrata y hoy surgen dudas sobre la validez de tales mediciones.

Más que analizar el voto, las mayores portadas prefieren detenerse en las repercusiones de la vuelta electoral para India. En particular se festeja Kamala Harris, fiscal de California, la primera indio-americana en ser elegida en el Senado para el Estado que representa. Más allá de la senadora demócrata, India aplaude el nombramiento de Raja Krishnamoorthi, también él demócrata, que ocupará un escaño parlamentario en Illinois en el Congreso y espera en la confirmación de otros tres políticos de origen india.

Los periódicos reportan además la noticia que en la difusión del resultado favorable a Trump, los sitios de internet de las oficinas para la inmigración de Canadá y Nueva Zelandia enloquecieron por el elevado número de visitas, signo de la preocupación rampante entre los inmigrantes, también musulmanes, que no tienen ciudadanía y temen la expulsión. Bobby Ghosh, director del Hindustan Times, afirma que la “islámica-fobia es dañina para los EEUU y para India […]. Quizás fantaseemos sobre que Trump  será un bien para nosotros porque su genuina islámico-fobia lo hará enemigo de nuestro enemigo, Pakistán […] El islam es una de nuestros credos, practicada por el 15% de la población: cualquiera quisiese dañar a los musulmanes, dañaría a 150 millones de indios”.

A propósito de inmigración, en Pakistán se teme por los ciudadanos musulmanes, ya en varias veces atacados por el nuevo presidente. Alijah Diete, activista, sostiene en el Dawan: “Estoy preocupado, ¿habrá nuevas guerras? ¿América atacará de nuevo a los países musulmanes?”. El ´periódico reporta los miedos presentes entre los países asiáticos de mayoría islámica y afirma que “para él (Trump) los musulmanes son extranjeros”.

En Bangladesh, los líderes de los tres mayores partidos políticos afirman que “la elección de Trump no cambiará las relaciones entre nuestros países”. En Nepal y Sri Lanka, los periódicos reportan sólo la “sorprendente victoria” del líder republicano.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El desencanto de Asia frente a las presidenciales de los EEUU
07/11/2016 15:37
Israel y el estado islámico celebran al nuevo presidente de los EEUU, Trump
11/11/2016 10:24
En el Oriente Medio creen que los negocios guiarán las políticas del "comerciante" Trump
11/11/2016 14:49
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Mercados asiáticos “shockeados” por una victoria de Donald Trump
09/11/2016 09:51