18/08/2017, 14.17
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Manila, más muertos en los operativos antidroga. Pbro. Gariguez: ‘Duterte impulsa las ejecuciones’

“Son el paradigma de la agresiva campaña del gobierno contra las drogas ilegales”. “El presidente está resuelto a proseguir con su métodos violentos y bárbaros. ¡No puede ser persuadido, ni siquiera con la advertencia moral de la Iglesia, a la cual ha declarado despreciar!”.

Manila (AsiaNews) – “Desde que comenzó, la estrategia sobre la cual se basa la guerra contra la droga emprendida por el presidente Duterte es esta: exterminar a los consumidores y a los traficantes de drogas, antes de que ellos entren a los recintos de un tribunal”. Quien lo afirma es el Pbro. Edwin A. Gariguez (foto 2), secretario ejecutivo de la Secretaría nacional de Acción Social (NASSA) y de Caritas Filipinas, el brazo humanitario de la Conferencia Episcopal (CBCP).  AsiaNews ha entrevistado al sacerdote, que comenta cuánto se han intensificado, en los últimos días, las operaciones llevadas adelante a nivel nacional por la policía filipina (PNP). El 15 de agosto pasado, en una serie de allanamientos (foto 1), las fuerzas de seguridad dieron muerte a 32 sospechosos por crímenes vinculados a la droga y arrestaron a otros 109 individuos en Bulacan (40 km al norte de Manila). Al día siguiente, otras 26 personas fueron muertas durante algunos operativos efectuados en la capital.  La PNP admitió que la de Bulacan ha sido una de las acciones que han registrado el mayor número de muertos. El presidente Duterte elogió el resultado, definiendo las muertes como “un bien para el país”. Mientras tanto, crece la polémica en torno a la controvertida política anti-droga, que desde julio pasado ha causado más de 8.000 homicidios extra-judiciales. Algunos senadores, entre ellos, JV Ejercito, un conocido aliado de la administración, expresan hoy en día una fuerte preocupación por el alarmante aumento de asesinatos. La vicepresidente María Leonor Robedo declara estar indignada y afirma: “Los homicidios como estos demuestran que hay personas que se han apropiado de la ley. Ellos obstaculizan los procesos constitucionales que aseguran que cada cual obtenga justicia”. A continuación, proponemos la entrevista completa al padre Edwin A. Gariguez.

 

¿Qué piensa Usted de las operaciones antidroga como la que ha tenido lugar en Bulacan?

Los homicidios de los presuntos consumidores y traficantes de droga en Bulacan son el paradigma de la agresiva campaña llevada adelante por el actual gobierno contra las drogas ilegales, liderada por el presidente Duterte. La estrategia es exterminar a los sospechosos antes de que sean conducidos a los recintos de un tribunal. El homicidio de 32 sospechosos en distintos operativos efectuados en un mismo día es terrible y condenable en todos los casos. La impunidad con la que pueden cometerse tan numerosos homicidios o con la que éstos pueden condonarse por parte de la policía es realmente alarmante.  

 

El presidente filipino ha declarado que “Las muertes en Bulacan, 32 en un gran operativo, son algo bueno. Si podemos matar otros 32 por día, quizás así reduciremos aquello que aflige a nuestro país”. ¿Qué piensa Usted de estas afirmaciones?

Con sus afirmaciones, el presidente Duterte alienta de manera implícita las ejecuciones de los consumidores y de los despachantes de droga.  Es claro que ésta ha sido su estrategia preferida desde el inicio, incluso lo ha declarado públicamente una y otra vez. En reiteradas oportunidades, la Iglesia ha condenado y se ha posicionado en contra de los casos de homicidios extrajudiciales. Sin embargo, el presidente está resuelto a proseguir con sus violentos y bárbaros métodos de lucha contra la droga. No puede ser persuadido, ¡ni siquiera con la advertencia moral de la Iglesia, a la cual él ha declarado despreciar!

 

Según Usted, ¿esta política presidencial puede tener éxito?  

Todos estamos de acuerdo en el hecho de que el problema de las drogas ilegales ha de ser afrontado de un modo decidido por las autoridades gubernamentales. Pero no llegando al punto de asesinar a los toxico-dependientes, sean éstos culpables o sospechosos. Tenemos un principio moral, que afirma que el fin no justifica los medios. Se han efectuado diversos estudios que demuestran a las claras que este método no funciona. Además, en un país cristiano, la masacre de presuntos criminales debiera ser deplorada y denunciada con fuerza.  

 

¿Cuáles son las iniciativas y actividades que la Iglesia local desarrolla en favor de los pobres y toxico-dependientes?

En diversas diócesis, la Iglesia desde siempre ha estado involucrada activamente en brindar asistencia para la rehabilitación de los tóxico-dependientes, a través de un servició de consultoría y brindando un programa completo para el proceso de curación en muchos centros diocesanos. Además, también colaboramos con otras organizaciones civiles (CSO), para documentar los casos de homicidios extra-judiciales y los de violación de los derechos humanos, cometidos en la prosecución de la guerra contra la droga.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Manila, primera condena por los homicidios extrajudiciales sostenidos por Duterte
29/11/2018 15:14
La policía filipina invita a los sacerdotes en las violentas operaciones antidrogas
15/03/2017 17:10
El Card. Tagle contra la guerra a la droga emprendida por Duterte: “Basta de eliminar vidas humanas”
21/08/2017 12:42
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Por primera vez, Duterte admite que ha habido homicidios extrajudiciales en los operativos antidroga
28/09/2018 11:00