11/05/2018, 16.36
BANGLADES
Enviar a un amigo

Mirpur, 25 años de la parroquia María Reina de los Apóstoles (Foto y Video)

de Anna Chiara Filice

La puesta de la piedra fundamental fue en 1993; dos años después se inauguró; en el año 2007 fue elevada a parroquia. “Una iglesia que responde a las exigencias inmediatas de la comunidad”. Hoy la iglesia tiene 750 familias de fieles. Servicios ofrecidos a enfermos, discapacitados, estudiantes. “Una iglesia abierta a todos, sin distinción de clase o religión”.

Daca (AsiaNews)- Una gran fiesta para “agradecer las tantas bendiciones recibidas en estos años. Se hicieron cantos, danzas, música y espectáculos. Nos hemos alegrado por el camino que hemos realizado juntos. Y ahora estamos listos para confiar esta comunidad a la Iglesia local”. Es como el p. Quirico Martinelli, misionero del Pime en Bangladés, describe a AsiaNews, las celebraciones por el 25° aniversario de la puesta de la piedra fundamental de la parroquia María Reina de los Apóstoles en Daca, de la cual es el actual párroco. Una iglesia que, afirma el p. Livio Prete (ex-párroco), “siempre obró en respuesta a las necesidades inmediatas de la comunidad. Fueron 25 años al servicio de la población. Todo esto que hemos hecho con una óptica cristiana para responder a aquello que era más necesario en el momento: del cuidado a los enfermos y a los discapacitados, a la escuela para los niños, al acompañamiento espiritual y la catequesis para los fieles”.

El 4 de mayo pasado la iglesia organizó una gran fiesta, en la cual estaba presente también el Card. Patrick D’Rozario, arzobispo de Daca. El p. Quirico cuenta: “Junto a las 750 familias de la parroquia hemos rendido homenaje al trabajo de tantos misioneros, religiosas y laicos que en estos años han sembrado y arado un terreno duro y difícil, pero también ha nutrido y educado los corazones de numerosos hijos de Dios, cuidando a los enfermos, emarginados y a las tantas familias de emigrantes que habitan en la zona.

Ubicada en el barrio de Mirpur-2, la iglesia nace en 1993 por voluntad del instituto misionero. Allí donde había sólo campos, pantanos, arroceras y barrios bajos, el p. Gianatonio Baio, (PIME), intuye que hay que llevar el mensaje de cristo y entonces decide comprar un terreno y construir una iglesia. “En esa época no había nada-recuerda el p. Quirico-mientras que ahora creció un barrio lleno de negocios, casas, hospitales y escuelas. En aquel tiempo el barrio era una zona periférica de Daca. Aquí residían sobre todo familias emigradas a la capital en busca de trabajo”.

El 29 de mayo de 1993, el p. Gianbattista Zanchi, ex superior regional, pone la piedra fundamental (v. foto); dos años más tarde, el 2 de julio de 1995, la iglesia fue inaugurada por el entonces Mons. Michel Rozario. Ella se convirtió en un sub-centro de la parroquia Santa Cristina. “El primero en remangarse las mangas en la nueva estructura-refiere el p. Livio-fue el p. Gian Paolo Gualzetti, que hizo una obra recomendable. Daba vueltas todo el día buscando cristianos y les daba la confortación del Evangelio”.

Quien lo ayudó en su obra misionera al p. Gualzetti y de la cual recibió un enorme apoyo de parte de una religiosa, sor Golapi Toppo (v. foto), la primera religiosa local de las Misioneras de la Inmaculada (instituto femenino asociado al PIME). Sor Anna Panza, consejera provincial en Bangladés, la recuerda con afecto: “Era una mujer incansable. Provenía de las aldeas del norte y tenía por costumbre visitar a los cristianos en sus casas. Y este celo misionero lo llevó también a Daca, visitando el barrio todos los días en busca de cristianos o de tribales que deseaban acercarse a la fe. Apenas recibía la noticia que una nueva familia se había transferido al barrio, ella era la primera en visitarla.

Sobre su trabajo en Mirpur, el p. Gian Paolo refiere: “La característica de la iglesia era el contacto directo con las personas. Allí vivían tantos emigrantes, con experiencias de vida diversas. El aspecto más estimulante era encontrar un modo para hacerlos estar juntos. Para esto era importante hacer una buena liturgia, para sostenerlos desde el punto de vista espiritual”.

Poco a poco el lugar católico se convierte en un punto de referencia de todo el barrio. Se activaron diversos servicios a la población, “siempre con una mirada atenta hacia las necesidades de los habitantes”, continúa el p. Gualzetti. Bajo su guía y con la ayuda de su vicario el p. Paolo Ballan, nace la vecina escuela de S. Teresa, donde estudian alumnos hasta la octava clase (tercera media), en su mayoría musulmanes. Luego se activa el “sick center” que aloja a enfermos especiales de todo el país que vienen a la capital para operaciones delicadas; cada tarde en la escuela se reúne un grupo de ayuda a los discapacitados, con tutores y docentes a ellos dedicados; iniciaron cursos de costura y de apoyo a los alcohólicos anónimos (por ahora suspendido); y al final un hostal para jóvenes trabajadoras y el otro para los aspirantes seminaristas del PIME.

El p. Prete sostiene que el ejemplo de Mirpur “es una excepción en una ciudad como Daca que es un ‘monstruo’, llena de smog, contaminación acústico y luminosos. La gente no se detiene jamás, hay tráfico por todos lados y una pobreza extrema. Una ciudad que logra ocultar bien los sufrimientos de las personas”.

Sin embargo, aquello que se ve desde este lugar e todo menos sufrimiento. “Aquí los niños encuentran uno de los pocos espacios verdes en el cual jugar de todo el barrio”, sostiene el p. Quirico, “circundados como estamos, de edificios y viviendas. La puerta está siempre abierta para cualquier niño de cualquier edad y religión. Recibimos a cualquiera, no s´lo a los estudiantes de nuestra escuela de S. Teresa (del otro lado de la calle)”.

En 2007, la iglesia es elevada a parroquia. El p. Gualzetti, que  había seguido el desarrollo desde el principio, pero que está por volver a Italia, es premiado por el entonces arzobispo Paulinus Costa y es nombrado “párroco por un día”. Luego desde 2007 al 2009, es guiada por el p. Prete; hasta 2013 el p. Ballan; el último párroco es el p. Martinelli. Hoy las familias católicas son 750 de las cuales 700 temporáneas, o sea que viven en departamentos alquilados. En 2017 se realizaron 42 bautismos, 30 primeras comuniones, 32 confirmaciones y 12 matrimonios.

Números tan grandes, siendo que estamos en un país musulmán, se lo puede explicar en un solo modo. “Porque el cuidado espiritual de los fieles-afirma el p. Ballan- estuvo siempre en el primer puesto en nuestro apostolado, de la mano con la tendencia a no olvidar de mirar siempre más allá de la comunidad. El ‘centro Jesús Trabajador’ de Girani para jóvenes obreros, donde hoy trabaja el p. Gualzetti, nació justamente de este espíritu”.

Durante la fiesta del 4 de mayo, todos los fieles estaban presentes. La ceremonia fue alegrada por cantos y danzas; algunas parejas renovaron sus promesas matrimoniales; la parroquia ofreció un gran almuerzo para las 750 personas; al final los que nunca faltan juegos de prestidigitación del p. Quirico, acompañados siempre con gran entusiasmo y maravilla por parte de los más pequeños (v. video). “Esta vez hubo un pequeño incidente-cuenta el sacerdote-uno de los pajaritos que salió de la galera cayó de golpe al suelo. Estaba un poco maltratado y lo llevamos al negocio, pero ¡se mereció el doble de ración de alpiste!

A fines de este año la iglesia será consignada al clero local. A porpósito de esto, sor Anna maría Panza, de las misioneras, afirma: “Será un pasaje crítico, que nos duele mucho porque nosotras religiosas hemos colaborado desde el inicio. Hacia los sacerdotes tenemos un afecto enorme y sincero y entre nosotros hay un comunión de carisma misionero. Pero, ciertamente será un desafío también para nosotros renovar nuestro impulso misionero con una nueva creatividad”. Por su parte, el p. Paolo Ballan, que ahora está en Italia, sostiene: “La parroquia está madura y la comunidad formada. El tiempo es justo. Debemos llevar nuestra presencia a otros lugares en los cuales nos necesiten”.

Festa patronale 4 maggio 2018 insieme al card. D'Rozario
Festa patronale 4 maggio 2018 insieme al card. D'Rozario
Festa patronale, p. Quirico Martinelli insieme al card. Patrick D Rozario
Festa patronale, p. Quirico Martinelli insieme al card. Patrick D Rozario
Festa
Festa
Missionari del Pime con collaboratori e suore
Missionari del Pime con collaboratori e suore
15 coppie festeggiano anniversario di matrimonio
15 coppie festeggiano anniversario di matrimonio
Canti e preghiere
Canti e preghiere
Danze dei giovani
Danze dei giovani
Danze della comunità dei giovani
Danze della comunità dei giovani
Giochi di prestigio
Giochi di prestigio
Giochi di prestigio
Giochi di prestigio
Pranzo comunitario
Pranzo comunitario
Pranzo comunitario
Pranzo comunitario
Scambio corone di fiori tra sposi
Scambio corone di fiori tra sposi
Bambini che giocano nel cortile
Bambini che giocano nel cortile
Chiesa
Chiesa
P. Quirico Martinelli, attuale parroco
P. Quirico Martinelli, attuale parroco
Mirpur Church foundation 1993
Mirpur Church foundation 1993
Mirpur Foundation
Mirpur Foundation
Costruzione della chiesa
Costruzione della chiesa
Mirpur Church
Mirpur Church
P. Gian Paolo Gualzetti, primo parroco
P. Gian Paolo Gualzetti, primo parroco
P. Livio Prete (secondo parroco) durante le cresime
P. Livio Prete (secondo parroco) durante le cresime
P. Paolo Ballan (terzo parroco)
P. Paolo Ballan (terzo parroco)
Sr. Golati Toppo 1
Sr. Golati Toppo 1
Sr. Golati Toppo 2
Sr. Golati Toppo 2
Sr. Golati Toppo 3
Sr. Golati Toppo 3
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Mirpur, la parroquia ‘de los migrantes’ María Reina de los Apóstoles
14/11/2018 15:43
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Mirpur, la parroquia de María Reina de los Apóstoles ‘oasis de paz para los niños’
07/12/2017 17:27