13/07/2018, 11.32
IRAK
Enviar a un amigo

Mosul, emergencia sanitaria: a un año de la derrota del ISIS, el 70% de la estructuras está inutilizable

La situación alarmante es denunciada por MSF, que menciona que hay miles de personas en riesgo, por los edificios a punto de desmoronarse o por la presencia de artefactos explosivos sin detonar. Se cuentan sólo 1000 camas hospitalarias disponibles, para responder a una población de 1,8 millones de personas. El sistema de salud “no se ha restablecido” y hay una “enorme brecha” entre las necesidades y la disponibilidad de recursos. La historia de Anas, un niño de 12 años.

Mosul (AsiaNews) - A un año de haberse concluido la batalla por la conquista de Mosul, ciudad que por largo tiempo fue el bastión del Estado islámico (EI, ex ISIS) en Irak, al menos el 70% de los centros médicos y hospitalarios de la metrópolis del norte están “fuera de servicio”. Es la situación alarmante que denuncian los expertos de Médicos sin Fronteras (MSF) que trabajan en el país árabe, y que refieren que “miles de personas que han regresado recientemente a sus hogares” viven en condiciones de “absoluta inseguridad” por los edificios a punto de desmoronarse y la presencia de artefactos explosivos sin detonar.  Son éstas –agregan- “las primeras causas de heridas” en el sector occidental de la ciudad, en el cual –al día de hoy- hay menos de “diez mil camas disponibles” para responder a una población de 1,8 millones de personas, es decir, se cumple apenas con “la mitad de los estándares mínimos requeridos en un contexto humanitario”.  

Tras años de violencia y terror perpetrados por las milicias del ISIS, actualmente, en el sector oriental de Mosul, la vida se desarrolla con normalidad y resulta mucho más fácil desplazarse dentro de los barrios occidentales. Desde las aulas a las fábricas, pasando por las pequeñas empresas, el renacimiento de la metrópoli pasa a través de la reanudación de la escuela, el trabajo y la apertura de espacios comerciales que eran impensables en la época del “califato”. Entre ellos,  un “café literario” dedicado al encuentro y a la lectura; sin embargo, la situación sanitaria sigue siendo difícil, y el acceso a la atención médica continúa representando un problema.  

“La población de Mosul –explica en una nota Heman Nagarathnam, responsable de la misión de MSF en Irak- crece día a día”, pero el sistema de salud “no se ha restablecido” y hay una “enorme brecha entre los servicios disponibles y las crecientes necesidades de la población”. Es por eso que se hace un reclamo a las autoridades locales y a la comunidad internacional, para que se aboquen a la reconstrucción inmediata “de las infraestructuras sanitarias” y al mismo tiempo, garanticen “el acceso a medicamentos a bajo costo”.  

El dominio yihadista primero, y la ofensiva del ejército iraquí después, han causado tremendos daños en nueve de los 13 hospitales públicos del lugar, reduciendo en un 70% la capacidad de brindar atención médica y la disponibilidad de camas para pacientes. “Acceder a los servicios de salud –prosigue Nagarathnam – es un desafío cotidiano para miles de niños y adultos”. La población “crece”, agrega, y sólo considerando el mes de mayo pasado, “han regresado 46.000 personas”, pero el sistema de salud pública “no se está restableciendo”.

“Se precisan, con urgencia, estructuras para atender emergencias –concluye- como quirófanos, servicios para pacientes oncológicos y quemados, así como equipamiento médico y la provisión de fármacos constante y a bajo costo”. A estas necesidades, se suma la atención psicológica, por los traumas derivados de la guerra y por la pérdida de familiares y amigos.  

Las peligrosas condiciones de vida que rigen en Mosul –por la escasa higiene debido a la falta de agua y electricidad, los edificios dañados, los dispositivos y trampas explosivas diseminados por la ciudad- ponen en riesgo la vida de las personas. En el hospital de MSF, situado en el sector occidental de la ciudad, en los últimos 12 meses, el equipo médico ha visto disminuir las heridas de guerra, pero aumentar aquellas causadas por las minas.

Entre la cantidad de casos atendidos por los médicos y voluntarios de MSF, está el del joven Anas (en la foto), de tan sólo 12 años, que se encuentra hospitalizado en el sector de cirugía por las heridas de guerra sufridas en la parte oriental de Mosul. Durante la guerra, fue azotado por esquirlas que penetraron en su columna y ahora no puede caminar. “Estábamos al aire libre recuerda- cuando de la nada, me alcanzó un proyectil […]  me arrastré por la calle hasta que llegó la ambulancia”. Luego del incidente, concluye, se sentía “triste y enojado” cuando miraba jugar a sus amigos, pero hoy “aprendí a no sentirme frustrado”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Qaraqosh, la primera misa en la catedral devastada por el Estado islámico
31/10/2016 10:51
Mosul, el ejército iraquí reconquista la mezquita de al-Nouri. Para el ISIS, los días están contados
30/06/2017 10:09
Líder católico: Es inminente la liberación de Mosul del ISIS. Luego vendrá la reconstrucción
27/06/2017 14:38


Viajes