30/06/2016, 14.20
MALASIA
Enviar a un amigo

Muftí de Pahang: Todos los no-musulmanes merecen la muerte. Obispo: afirmaciones peligrosas

de Joseph Masilamany

El líder religioso usó el término “kafir harbi”, que indica a los enemigos del islam, dirigido hacia algunos políticos que se oponen a la sharia (ley islámica) en el país. Mons Paul Tan lanza la alarma contra “afirmaciones que si no son rechazadas son un riesgo para la seguridad de la nación”. Muftí de Perlis: “Estoy disgustado por estas frases: Los no musulmanes no son todos enemigos”.

Kuala Lumpur (AsiaNews)- Las declaraciones de Abdul Rhaman Osman “son infaustas y si no son rechazadas por parte de las autoridades, pueden constituir una amenaza para la seguridad nacional”. Es la advertencia lanzada por el obispo emérito mons. Paul Tan, alarmado por las palabras pronunciadas por el jefe muftí del Estado de Pahang, que definió como “kafir harbi”: cada ciudadano no musulmán. Este término indica a los no creyentes en el Corán y a los enemigos del islam y que por esto merecen la muerte.

Abdul Rahman utilizó por primera vez esta fórmula el 23 de junio pasado, cuando dijo que los musulmanes cometen un pecado si apoyan al Democratic Action Party (DAP, partido de oposición apoyados por ciudadanos de etnia china). Según el muftí sus miembros son “kafir harbi” porque se opusieron a la propuesta de ley para introducir la sharia (ley islámica) en el país. Dos días después, Raham aumentó la dosis, juzgando merecedores de muerte a cualquiera se oponga al islam.

La respuesta de la sociedad civil y de los líderes religiosos inmediata. Mons. Tan afirmó: “No conozco ninguna afirmación hacha en años recientes (ni siquiera la amenaza de quemar en público la Biblia) que sea un así claro peligro para la seguridad nacional como el definir “kafir harbi” a todos aquellos que “se oponen al islam”. Según el prelado, las autoridades malayas deben denunciar esta interpretación incorrecta de la religión musulmana, desactivar su potencial violento.

Lim Guang Eng, secretario general del DAP, se dijo maravillado que estas palabras provengan de un muftí, un alto grado en la jerarquía islámica. En una declaración pública él envió al Premier, Najib Razak para que tome en consideración el comentario de mons. Tan.

A las palabras del obispo emérito hizo eco también el Consejo de las Iglesias de Malasia. Hermen Shastri, secretario general de la organización, dijo: “n un país que trata de garantizar el estado de derecho y que declara que todos los ciudadanos malayos son iguales frente a la ley, estas declaraciones son del todo incoherentes”.

Las palabras de Abdul Raham Osman fueron criticadas también de la parte musulmana. Mohd Asri Zainul Abidin, jefe muftí del estado de Perlis, especificó que los no-musulmanes malayos no pueden ser calificados como “kafir harbi”, porque el término indica sólo a los infieles que rechazan o se oponen al islam, conspirando con sus enemigos y haciendo la guerra al Dar-al-Islam (tierra gobernada por musulmanes y por la Ley santa del Islam). En una conferencia de prensa, el líder religioso agregó: “Ninguna religión te puede pedir que mates a una persona en este modo. Estoy disgustado por este tipo de declaraciones.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Malasia, elegido el nuevo rey: es Abdullah de Pahang
24/01/2019 13:24
Malasia, cristianos y musulmanes, “divididos entre la apertura recíproca, los miedos y las sospechas”
19/01/2016 23:23
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Kuala Lumpur prohíbe un libro que promueve el islam moderado, aduciendo: ‘no es islámico’
03/08/2017 10:01
Kelantan, el gobierno quiere introducir la sharia: críticas de las minorías y de la oposición
29/06/2016 10:53